Psiquiatría/Salud Mental

Exclusión social y salud mental requieren un abordaje conjunto







ÁREA CIENTÍFICA
PSIQUIATRÍA


COBERTURA DE NECESIDADES SOCIALES Y PSICOLÓGICA 

Exclusión social y salud mental requieren un abordaje conjunto

FUENTE: http://psiquiatria.diariomedico.com
La importante asociación entre exclusión social y enfermendad mental hace esencial un abordaje integral basado en la coordinación y complementariedad de los recursos, según los resultados de la tesis de Abel Baquero, que se han materializado en Castellón.
Enrique Mezquita. Valencia   |  04/04/2012 00:00
Cada vez existen mayores evidencias de la importante asociación entre exclusión social y enfermedad mental, y se confirma que el abordaje más adecuado es la integración y complementariedad de los recursos. Un buen ejemplo lo representa la labor global que realiza la Fundación Padre Ricardo de Castellón en patología dual, con la colaboración del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón y con el enfoque surgido a raíz de la tesis e investigaciones del psicólogo Abel Baquero.
Según ha explicado Baquero a DM, "mi tesis comenzó a gestarse en 2002 por un trabajo de investigación en personas con problemas de exclusión social en países subdesarrollados. Decidí analizar la situación psicológica y sociofuncional de personas en exclusión social integral en España, comparándolas con pacientes con patología dual y con población normalizada".



El objetivo principal de la tesis fue evaluar la relación entre patrones patológicos de personalidad, la autoestima, los niveles de depresión y los factores de índole social en 226 sujetos -distribuidos en un grupo clínico de 169 sujetos, un grupo control de 28 y un tercero de 39 en situación de desajuste social sin consumo de sustancias-. Según Baquero, "los resultados a grosso modo revelaron la grave situación psicológica de las personas excluidas socialmente, además de la relación que tienen los factores de apoyo y cuidado social en la evolución del problema".
El desarraigo social conlleva la pérdida de apoyos y contacto con la realidad, a la vez que potencia la vulnerabilidad psicopatológica. "Estas situaciones se pueden configurar en trastornos como el consumo de tóxicos o problemas psicóticos, y éstos, a su vez, pueden desencadenar un progresivo deterioro social. Por ejemplo, las personas excluidas no tienen acceso a tratamientos ni recursos para costeárselos, por lo que su situación se agrava día a día, configurando un cuadro clínico y social de mayor gravedad".





Conclusiones
Las conclusiones permitieron diseñar el enfoque e intervención requeridos y ayudaron a plantearse estrategias adecuadas con pacientes con patología dual. "Es evidente que la base de una adecuada atención profesional, en este caso sociosanitaria, es conocer las necesidades que presentan los pacientes y adecuar la intervención para ayudarles progresivamente a que superen su problema social y sanitario". Los resultados brindaron directrices sobre la coordinación entre profesionales psiquiatras, psicólogos, personal sanitario y trabajadores sociales.



La investigación ha tenido una plasmación real y palpable. "Desde 2009 desempeñábamos un asesoramiento y acompañamiento a personas con patología dual grave y exclusión social extrema. En 2011 la actuación se concretó en una intervención directa con los recursos de la Fundación Padre Ricardo, lo que permitió crear una minirresidencia para 12 personas con patología dual grave, que carecen de recursos". La intervención desde un enfoque sociosanitario consiste en una atención global "que abarca la cobertura de necesidades básicas y la asistencia sociosanitaria -alimentación, higiene...- y servicios sanitarios -farmacoterapia, asistencia psicológica, etc.-, para obtener la adquisición progresiva de funcionalidad y autonomía junto a la favorable evolución de la patología dual". Es básico completar y fomentar el abordaje con la investigación "para detectar nuevas necesidades".

La labor se supervisa desde el Programa de Patología Dual Grave del hospital, por lo que cada paciente tiene un plan de trabajo adecuado a su situación para llegar a un nivel de autogestión que le permita volver a interactuar socialmente.

Con el aval de la experiencia

Gonzalo Haro, psiquiatra y responsable del Programa de Patología Dual del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, ha destacado que las conclusiones de la tesis de Abel Baquero se refuerzan con su propia experiencia. "El colectivo de exclusión social presenta con frecuencia una pésima salud mental. Ésta se encuentra deteriorada porque no es saludable vivir en esas condiciones, Sin embargo, en ocasiones es la patología mental la que les llevó a vivir en la calle". El estudio enfoca el problema al comparar a los excluidos con los pacientes más aislados del sistema sanitario, "los que presentan patología dual, y que son adictos que se complican con enfermedad mental o enfermos de salud mental que se complican con adicción... y muchos acaban en la calle".

Haro ha destacado la necesidad de integrar y apoyarse en todos los recursos disponibles. Según él, la tesis de Baquero y su actividad sanitaria profesional "han permitido dar el gran paso de la integración en un mismo recurso (la minirresidencia de la Fundación Padre Ricardo) de valores sociales y de caridad (dar un hogar al desamparado) con otros científicos, como la eficiencia en el tratamiento farmacológico y terapéutico". En su opinión, esa sinergia también significa una reducción de costes y una mejora de la calidad asistencial.

La mitad de los penfigoides ampollosos tienen neuropatías






Área Científica
DERMATOLOGÍA
FUENTE: http://dermatologia.diariomedico.com

Portada > 
 

      • SEGURIDAD DE LOS TRATAMIENTOS EN PSORIASIS

        La mitad de los penfigoides ampollosos tienen neuropatías

        Algunas patologías dermatológicas se asocian a otras enfermedades, como es el caso del penfigoide ampolloso y de la psoriasis. Se trata de una información importante que debe tener en cuenta el dermatólogo para el buen manejo de estos pacientes.
        Juana Jiménez Alcalá   |  29/03/2012 00:00
        Juan Ruano, Enrique Casas, María Álvarez, Rafael Jiménez y José Carlos Moreno (sentado). (Juana Jiménez)
         
        Córdoba ha acogido la celebración de la Reunión Anual de la Sección Andaluza de la Academia Española de Dermatología y Venereología donde los profesionales de este ámbito se han puesto al día en algunas de las enfermedades dermatológicas y en las repercusiones que tienen otras patologías en los pacientes. El organizador de la cita, Rafael Jiménez Puya, del Hospital Reina Sofía, de Córdoba, ha explicado que esta reunión, que se celebra cada año, ha presentado novedades importantes, sobre todo en lo que se refiere a calidad científica.
        Entre algunos de los asuntos que se han abordado se encuentra el del penfigoide ampolloso, sobre el que hay una investigación europea a partir de la cual se ha podido conocer que padecer esta enfermedad supone tener una mayor tendencia a enfermedades neurológicas como demencia o Parkinson; los datos así lo confirman, ya que Jiménez ha recordado que la mitad de los pacientes con penfigoide ampolloso también presentan alguna enfermedad neurológica asociada.




        "La psoriasis es junto con el melanoma la patología dermatológica a la que se le dedica una mayor actividad y dedicación investigadora"
         
        La reunión, a la que ha acudido el 90 por ciento de dermatólogos andaluces, se ha dividido en tres bloques. Andrés Sanz, anatomopatólogo del Hospital Carlos Haya, de Málaga, ha dirigido el curso precongreso, que se ha dedicado a aspectos más relacionados con la anatomía y las patologías en sí. El segundo apartado ha estado representado por las ponencias de otros expertos de cirugía, genética y otras especialidades colindantes, "con el fin de poder conocer sus puntos de vista en relación a las enfermedades de la piel y para saber qué pueden aportar a los tratamientos de estas patologías", ha explicado Jiménez.
        El tercer bloque se ha dedicado a la psoriasis, que junto con el melanoma es la patología a la que se le dedica una mayor actividad investigadora.




        Elementos subyacentes
        En este sentido, se han tratado varios puntos en relación con esta enfermedad, como puede ser todo lo que subyace en esta disfunción inflamatoria de la piel y sus relaciones con el sistema cardiovascular, ya que se trata de una enfermedad principalmente del sistema interno del paciente; de ahí que se haya debatido sobre los nuevos tratamientos que ofrecen mayor seguridad y eficacia a los pacientes, como los fármacos biológicos que se han desarrollado en la última década y que ahora están en auge.
        Jiménez ha hecho hincapié en las ventajas de estos nuevos fármacos, "porque el paciente sufrirá menos los efectos secundarios y además no se les van a disminuir sus defensas en otros puntos como ocurría al utilizar tratamientos inmunosupresores; de hecho hemos podido comprobar que pacientes conl as defensas reducidas pueden acceder a estos fármacos biológicos".  


        ESTUDIOS EN PACIENTES CON PSORIASIS

        En el Hospital Universitario Reina Sofía, de Córdoba, se llevan a cabo estudios que profundizan en aspectos de la psoriasis que van más allá de la piel. Es el caso de la investigación de Juan Alberto Ruano, de la Unidad de Dermatología de este centro hospitalario, sobre la asociación epidemiológica entre la psoriasis con el síndrome metabólico. "Queremos guiar a los dermatólogos y darles unas orientaciones para que sepan detectar el síndrome metabólico en sus pacientes", ha explicado Ruano, quien se refiere al conocimiento que han de tener los dermatólogos para abordar el síndrome metabólico, que a su vez tiene que ver con un mayor riesgo cardiovascular. Ruano ha señalado que existe un componente genético en el síndrome metabólico, pero que también intervienen factores ambientales, como el sedentarismo o la ingesta de grasas saturadas. Además, ha indicado que, "en función de lo que coma la madre en la etapa del embarazo, el niño puede sufrir una serie de modificaciones genéticas que pueden repercutir negativamente en su vida de adulto". Por otra parte, Ruano se ha referido a las interacciones sociales "ya que éstas pueden condicionar el desarrollo del síndrome. Si tus amigos, familiares o personas cercanas son obesas, tendrías entre tres y cinco veces más posibilidades de convertirte -siempre con matices- en una persona obesa". En cuanto a la psoriasis, Rafael Jiménez ha destacado que se está estudiando si en estos pacientes hay una mayor incidencia de cáncer, y hasta el momento los datos demuestran que en la población con psoriasis la tendencia de padecer cáncer es un poco mayor. La reunión ha servido para analizar de forma sistemática la piel y, sobre todo, para abordar los aspectos relacionados con estas enfermedades y que van más allá de la piel.

Diez Años Tendencias en la calidad de la atención y el gasto para la depresión








PSYCHIATRIC
Noticias Profesional
FUENTE:  http://psychnews.psychiatryonline.org


Menos de Psicoterapia, más medicamentos de caracterizar la atención Depresión 
Jonathan Wolfe
Las últimas tendencias en el gasto para el cuidado de la depresión muestran una mayor dependencia de los medicamentos psicotrópicos, en particular, los antipsicóticos, mientras que los beneficios correspondientes en la calidad de la atención de los pacientes siguen siendo limitadas.




El costo del tratamiento de los pacientes de Medicaid para la depresión ha aumentado en los últimos años, a pesar de una disminución en el uso de servicios hospitalarios y ambulatorios de salud mental y un aumento en la disponibilidad de versiones genéricas de muchos medicamentos antidepresivos.
Estos hallazgos provienen de un estudio publicado en diciembre de 2011 en Archives of General Psychiatry , que examinó las tendencias en el gasto y la calidad de la atención a 56,805 inscritos en Medicaid de la Florida con diagnóstico de depresión entre 1 de julio de 1996, y 30 de junio de 2006.
Para el estudio, Catherine Fullerton, MD, MPH, de la Escuela Médica de Harvard y Cambridge Health Alliance dirigió un equipo de la Harvard Medical School de los departamentos de Servicio al Psiquiatría y Salud en la combinación de los datos sobre las personas de entre 18 y 64 años que fueron hospitalizados, ya sea para la depresión o tenían por lo menos dos demandas externas para la depresión durante el período de estudio de 10 años.
spending.png
Mientras que el porcentaje de pacientes hospitalizados por depresión se redujo de 9,1 por ciento al 5,1 por ciento durante el período de estudio, y el porcentaje de personas que recibieron psicoterapia bajó de 56,6 por ciento al 37,5 por ciento, el uso de antidepresivos aumentó de 80,6 por ciento al 86,8 por ciento y el uso de antipsicóticos aumentó de 25,9 por ciento al 41,9 por ciento.
Los investigadores señalaron que el aumento del uso de medicamentos psicotrópicos se asoció con un aumento del 110 por ciento en el gasto por paciente a lo largo de 10 años del estudio, incluyendo un aumento del 949 por ciento en los gastos de antipsicóticos y un aumento del 328 por ciento en la cantidad de dinero gastado en las clases de psicotrópicos otros que los antidepresivos y ansiolíticos (véase el gráfico).
Al final del período de estudio, los inscritos en Medicaid con depresión estaban costando una media de 3.610 dólares por año en servicios de salud mental, un 29 por ciento desde 2.802 dólares al comienzo del estudio. Estas cifras se ajustan por inflación.
A la luz del aumento del gasto en medicamentos antipsicóticos, los investigadores recomendaron que las directrices se elaborarán y análisis de costos realizado en el uso de estos fármacos en el tratamiento de las personas con depresión.
Para evaluar la calidad de la atención a las personas que reciben tratamiento durante la fase aguda de la depresión, los investigadores tuvieron en cuenta la adhesión de los pacientes a los regímenes de medicamentos prescritos, el acceso a la psicoterapia, y el número de visitas de seguimiento con un médico de salud mental.




El estudio encontró un aumento del 65,1 por ciento a 75,2 por ciento en el número de la fase aguda de los episodios de depresión para los que se les prescribió medicamentos psicotrópicos. Pero mientras que el porcentaje de pacientes que reciben "tratamiento farmacológico mínimamente adecuado" (definido como el llenado de una receta del antidepresivo de 75 por ciento de los días de tratamiento) aumentó de 58,7 por ciento a 68,2 por ciento durante el transcurso del estudio, el porcentaje que reciben tres o más las visitas de seguimiento se redujo de 19,4 por ciento al 10,9 por ciento.
Además, el porcentaje de la fase aguda de episodios en los que los pacientes recibieron psicoterapia bajó de 42,6 por ciento al 26,9 por ciento.




Entre los pacientes hospitalizados por depresión aguda, el porcentaje de episodios en los que se recetaron antidepresivos se mantuvo relativamente constante, mientras que el porcentaje de episodios relacionados con la psicoterapia se redujo de 32,3 por ciento al 18,6 por ciento.
Los investigadores reconocieron algunas limitaciones de su estudio, incluyendo un enfoque en los pacientes que sólo recibieron un diagnóstico de la depresión, la falta de información sobre los resultados de los pacientes, y las prácticas de tratamiento que pueden haber cambiado en los últimos cinco años con la introducción de nuevas opciones de medicamentos.




El estudio fue financiado por subvenciones del Instituto Nacional de Salud Mental.
Un resumen de los "Diez Años Tendencias en la calidad de la atención y el gasto para la depresión: de 1996 a 2005" se publica en http://archpsyc.ama-assn.org/cgi/content/abstract/68/12/1218 .en línea-gráfica-1.gif

Inducido del primer trimestre.Aborto y Riesgo de trastorno mental









ARTÍCULO ORIGINAL

Inducido del primer trimestre Aborto y Riesgo de trastorno mental

Trine Munk-Olsen, Ph.D., Thomas Laursen Munk, Ph.D., Carsten B. Pedersen, Dr.Med.Sc., Øjvind Lidegaard, Dr.Med.Sc. y Preben Bo Mortensen, Dr.med. Sc.
N Engl J Med 2011; 364:332-339 / 27 de enero de 2011

FUENTE:  http://www.nejm.org
Se ha sugerido que un aborto inducido se asocia con problemas de salud mental. 1-4 Sin embargo, los estudios que abordan esta asociación han tenido limitaciones metodológicas, incluyendo el estudio de muestras pequeñas y auto-seleccionada, las bajas tasas de respuesta y las altas tasas de abandono durante el seguimiento periodo, la falta de control de posibles factores de confusión, y con medidas insuficientes de la exposición y las variables de resultado. 8.5 Asimismo, las circunstancias que hacen que un embarazo no deseado pueden ser estresantes y podría estar asociada con un riesgo elevado de problemas de salud mental, 9 que resulta en sesgo. Si una mujer tiene un embarazo no deseado, el aborto inducido es una alternativa al parto, que a su vez se asocia con un riesgo de depresión o psicosis. 10-16
Teniendo en cuenta el debate público sobre una relación entre el aborto y los problemas de salud mental 17 y las limitaciones en los estudios anteriores, se realizó un estudio de cohorte que implica datos de los registros nacionales para evaluar el riesgo de un primer contacto psiquiátrica después de un aborto inducido en el primer trimestre, en comparación con antes el evento, también hemos buscado en el riesgo de un primer contacto psiquiátrico después, en comparación con antes, el parto.

MÉTODOS

Estudio de la Población

Los datos del Sistema de Registro Civil Danés (CRS), que contiene información sobre todos los residentes daneses, se utilizó para establecer una población de estudio fundamental de todas las niñas y las mujeres nacidos en Dinamarca entre 1962 y 1993 que estaban vivos en su cumpleaños número 15, para un total de 954,702 niñas y mujeres. 18 El CRS se estableció en 1968, cuando los datos se registraron para todas las personas vivas y residentes en Dinamarca. Entre otras variables, que incluye el número de cada residente de identificación personal (número de CRS), que se asigna a todos los daneses en el nacimiento o la inmigración, sexo, fecha de nacimiento, números de los padres de CRS, y la información actualizada diariamente sobre el estado vital. El número de CRS se utiliza en todos los registros nacionales, lo que permite una relación exacta entre los datos entre y dentro de los registros.
 



RESULTADOS

Contacto Psiquiátrica antes y después de Aborto o parto

Durante el período comprendido entre 1995 y 2007, un total de 84,620 niñas y las mujeres tuvieron un primer tiempo en el primer trimestre el aborto inducido. De estas niñas y mujeres, 868 (1,0%) tuvieron un primer contacto psiquiátrico (ya sea hospitalario o de atención psiquiátrica ambulatoria) durante los 9 meses antes del aborto, al igual que 1277 (1,5%) en los 12 meses después del aborto. Las tasas de incidencia de contactos psiquiátricos fueron de 14.6 (95% intervalo de confianza [IC]: 13,7 a 15,6) por 1000 persona-años antes del aborto y el 15,2 (IC 95%: 14,4 a 16,1) por cada 1000 personas-año después del aborto.
Durante el mismo periodo de estudio, un total de 280,930 niñas y las mujeres dieron a luz a su primer hijo nacido vivo. De estas niñas y mujeres, 790 (0,3%) tuvieron un contacto psiquiátrico por primera vez dentro de los 9 meses anteriores a la entrega, al igual que 1916 (0,7%) entre 0 y 12 meses después del parto. Las tasas de incidencia de los contactos psiquiátricos fue de 3,9 (IC del 95%, 3,7 a 4,2) por 1000 personas-años antes del parto y el 6,7 (95% CI, 6,4 a 7,0) por 1000 personas-año después del parto.
El riesgo de un contacto psiquiátrica no difirieron significativamente antes y después de un aborto (p = 0,19), pero el riesgo después del parto fue significativamente mayor que el riesgo antes del parto (P <0,001).


DISCUSIÓN

En Dinamarca, donde la interrupción del embarazo es legal y libremente disponible hasta la semana 12 de gestación, se encontró un aumento significativo en la tasa de incidencia de contacto psiquiátrica en los 12 meses después de un aborto inducido aborto del primer trimestre en comparación con el período de nueve meses antes de el aborto. La tasa de incidencia de contacto psiquiátricos fue mayor entre las niñas y las mujeres que se sometieron a un aborto que entre los que se sometieron a parto, pero esta relación era evidente antes de que el aborto o el parto se produjo. Sobre la base de estos resultados, parece probable que las niñas y las mujeres que tienen abortos inducidos constituyen una población con una mayor morbilidad psiquiátrica. Interpretamos esto como un fenómeno de selección en lugar de una asociación causal, ya que la diferencia observada en la morbilidad psiquiátrica entre las niñas y las mujeres que tienen abortos y las niñas y las mujeres anterior a la entrega de un aborto o parto.
En contraste con nuestros hallazgos, algunos informes han sugerido que los abortos podría afectar negativamente a la salud mental. Por ejemplo, los datos de un estudio de cohorte mostró un aumento del 30% respecto de la tasa de trastornos mentales entre las mujeres que tienen abortos en comparación con las mujeres no tener abortos. 30 Sin embargo, el estudio se realizó en Nueva Zelanda, donde se autorizó a la mayoría de los abortos sobre la base de las indicaciones de salud mental. Esta restricción en la disponibilidad de abortos puede introducir un sesgo, 31,32 ya que los problemas de salud mental observados después de un aborto puede reflejar las condiciones y características anteriores a que el aborto más que como resultado de un aborto. 7
Otro informe, de la Encuesta Longitudinal Nacional de EE.UU. de la Juventud (NLSY), indicó que las mujeres que tuvieron abortos se encontraban en mayor riesgo de depresión que sus pares con embarazos no planeados que dieron a luz. 4 Sin embargo, un nuevo análisis posterior (que implica la codificación de las variables que difieren de pero fueron consistentes con el esquema original de codificación y una estrategia diferente para la selección de la muestra, que se consideran menos susceptibles al sesgo 7,8,33 ) reveló resultados discrepantes. 33 Los datos NLSY y los datos del estudio de Nueva Zelanda se recogieron de forma retrospectiva y se basó en la voluntad de las mujeres a presentar informes sobre cuestiones potencialmente sensibles como la salud el aborto y la mental.
 



CONCLUSIONES

El hallazgo de que la tasa de incidencia de contacto psiquiátrica fue similar antes y después de un aborto del primer trimestre no es compatible con la hipótesis de que existe un mayor riesgo de trastornos mentales después de un aborto inducido en el primer trimestre. (Financiado por la Susan Thompson Buffett Foundation y el Consejo Danés de Investigación Médica.)


 




Presentado en parte en la Reunión Internacional de la Sociedad Marcé, Pittsburgh, 27 a 30 oct 2010.
Con el apoyo de becas de la Susan Thompson Buffett Foundation (la Dra. Munk-Olsen y el Dr. Laursen) y el danés Consejo de Investigación Médica (09-063642/FSS, a la Dra. Munk-Olsen).
El Dr. Lidegaard reporta haber recibido honorarios por conferencias y financiación de la investigación de Bayer Schering Pharma.
Formas de divulgación proporcionados por los autores están disponibles con el texto completo de este artículo en NEJM.org.
Ningún otro conflicto de intereses pertinentes a este artículo se informó.
Agradecemos al Dr. Allen J. Wilcox, del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, Research Triangle Park, Carolina del Norte, y el Dr. Ian Jones, de la Universidad de Cardiff, Cardiff, Gales, para leer y comentar las primeras versiones del manuscrito.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Desde el Centro Nacional de Registro de la investigación basada en la Universidad de Aarhus, Aarhus, Dinamarca (TM-O., TML, la CBP, PBM), y la Clínica Ginecológica, Juliane Marie Centro, Rigshospitalet, de la Universidad de Copenhague, Copenhague (Ø.L.) .
Dirección para la solicitud a la Dra. Munk-Olsen en el Centro Nacional de Registro de la investigación basada en la Universidad de Aarhus, Taasingegade 1, DK-8000 Aarhus C, Dinamarca, o en  .

El estrés crónico en la adolescencia afecta a la memoria







PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Ansiedad/estrés
FUENTE: http://www.psiquiatria.com
9/mar/2012  Neuron. 2012 Mar;73(5):962-977. 



El estrés crónico en la adolescencia afecta a la memoria y puede desencadenar una enfermedad mental.






Resumen

Investigadores de la Universidad de Buffalo (UB), en Estados Unidos, han probado, a nivel molecular, que el estrés crónico tiene un efecto más potente en el cerebro durante la adolescencia, que en la edad adulta. El hallazgo ha sido publicado en la revista 'Neuron'.

"Hemos identificado una relación causal entre las moléculas y los comportamientos que intervienen en la respuesta al estrés", afirma la doctora Zhen Yan, profesora en el Departamento de Fisiología y Biofísica de la Escuela de Medicina y Ciencias Biomédicas de la UB. La experta añade que "es la primera vez que la pérdida de receptores de glutamato se ha relacionado causalmente con los efectos negativos del estrés crónico".

La investigación refuerza la creencia emergente entre los neurocientíficos de que el sistema del glutamato ejerce un papel clave en la enfermedad mental y, por tanto, es fundamental para tratar mejor trastornos como la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

Yan y sus colaboradores se propusieron entender mejor los mecanismos moleculares del estrés, de los que poco se sabe. El equipo ya había observado, previamente, que el estrés agudo ayuda a agudizar la memoria, y ahora ha descubierto que el estrés crónico tiene el efecto opuesto.





La investigación de la UB se llevó a cabo en ratas macho a una edad que corresponde a la adolescencia en los seres humanos, un período en el que el cerebro es muy sensible al estrés -la corteza prefrontal (que controla la memoria de trabajo, la toma de decisiones y la atención) no madura totalmente hasta los 25 años de edad, en los seres humanos, sufre cambios dramáticos durante la adolescencia.

En respuesta a un estrés repetido, los investigadores observaron que se producía una pérdida de expresión del receptor de glutamato, y de la función en la corteza prefrontal. Esta pérdida produjo un deterioro significativo en la capacidad de los animales de recordar y reconocer los objetos que habían visto con anterioridad. "Debido a que la disfunción en la corteza prefrontal está implicada en el estrés relacionado con la enfermedad mental, esta investigación ayudará a desentrañar cómo y por qué se producen las enfermedades mentales, y cómo tratarlas", afirma Yan.

En el mismo documento, los investigadores explican que, mediante el bloqueo de las enzimas que activan la pérdida de la expresión del receptor de glutamato, fueron capaces de prevenir el deterioro cognitivo inducido por la exposición al estrés repetido. Como resultado, los investigadores de la UB han descubierto que puede haber una forma de evitar los efectos perjudiciales del estrés crónico.

"Si, sobre la base de esta nueva investigación, podemos empezar a centrarnos en el sistema del glutamato de una manera más específica y eficaz, podríamos ser capaces de desarrollar mejores medicamentos para tratar la enfermedad mental grave", afirma Yan.


Contenidos relacionados:

Noticias

¿Por qué ahora no es el momento para un apoyo?







PERSPECTIVA
¿POR QUÉ AHORA NO ES EL MOMENTO PARA UN APOYO?

Henry J. Aaron, Ph.D., y Austin B. Frakt, Ph.D.
N Engl J Med 2012; 366:877-879 /08 de marzo de 2012

ARTÍCULO







Los Estados Unidos se enfrenta a grandes déficits federales y creciente del presupuesto, impulsado en grado considerable por el crecimiento proyectado de los gastos de Medicare. Recientemente, varios grupos han propuesto soluciones que ellos llaman "El apoyo de la prima" o "apoyo definido." Un grupo de estudio del Centro de Política Bipartidista, presidido por el ex senador y presidente del comité de presupuesto de Pete Domenici (R-NM) y Alice Rivlin, ex director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la Oficina de Presupuesto del Congreso, propuso una variante. El senador Ron Wyden (D-OR) y el representante Paul Ryan (R-WI) propuso un plan similar.
Estas propuestas ofrecen los beneficiarios de Medicare vales para la compra de un seguro privado o Medicare tradicional. Privado del plan de oferta puede variar, pero el valor actuarial de estas alternativas tendrían que ser al menos igual a la de Medicare tradicional. Los aumentos en la cantidad del bono que se culmina con un índice que se espera que aumente más lentamente que los costos de atención de salud. Los defensores afirman que conscientes de los costos y la competencia entre los afiliados con fines de lucro los aseguradores mantener bajos los costos del programa. Pero si no lo hicieran, el límite de crecimiento lo haría por transferir los costos a los ancianos y los discapacitados.
¿Está de soporte premium a lo largo de las líneas que ahora se propone una buena idea? Ahora es el momento de estar haciendo cambios fundamentales en Medicare? Creemos que la respuesta a ambas preguntas es no.
La idea de soporte premium data de 1995. El cuidado de la salud los esfuerzos de reforma del presidente Bill Clinton había fracasado justo. El gasto de Medicare está aumentando más rápido que el gasto general de salud. Varios grupos propuso sustituir Medicare con vales, con la esperanza de que la competencia se mantenga el crecimiento del gasto.
Muchos observadores creyeron que simplemente colocando el dinero en la población de Medicare y pedirles que valerse por sí mismos en el mercado de seguros reconocida como disfuncional individuo era una receta para el desastre. En 1995, Aaron y Reischauer describe los elementos de un plan de recién bautizado - "soporte premium" -. Que podrían minimizar estos riesgos 1 El primer elemento es que para evitar el costo sistemático de pasar a la tercera edad y discapacitados, el nivel de bono inicial debe ser de al menos tan generosa como la de Medicare, y su valor debe crecer tan rápidamente como en general el gasto por persona de atención médica. En segundo lugar, la oferta de seguros debe ser rigurosamente regulado. Sólo unos pocos tipos de planes se debe ofrecer por lo que las opciones sería comprensible. Las ventas deben producirse a través de una agencia gubernamental o una organización sin fines de lucro que proporciona información objetiva y asesoramiento a los clientes. En tercer lugar, "el ajuste de riesgo" - cruzadas entre los pagos de los planes de salud para compensar las diferencias en las características de riesgo de los afiliados - tenía que ser lo suficientemente bueno para desalentar el "descreme", la práctica de los seguros, la compañía de competir por los que reclutaban personas de quienes se espera que generar costos por debajo del promedio.
Los planes actuales no contienen estos elementos, e incluso si lo hicieran, hay pocas posibilidades en el entorno político contemporáneo de la promulgación o el mantenimiento de ellos. Lo que virtudes como un plan pudo haber tenido en 1995, las circunstancias han cambiado.
Por un lado, los Estados Unidos se ha embarcado en un programa de reforma del sistema de salud que se compromete a controlar el crecimiento del gasto y que proporcionará información adicional sobre si el apoyo prima podría funcionar para los beneficiarios de Medicare. La Ley de Asistencia Asequible (ACA) pone en marcha un proceso de experimentación y cambio, incluyendo la puesta en práctica de las organizaciones de atención de cuentas, los pagos en paquete, la investigación de efectividad comparativa, un centro de innovación, y un consejo consultivo independiente de pago que el objetivo de transformar la financiación y prestación de asistencia sanitaria. La ACA también reduce los reembolsos a los proveedores de ciertos, la reducción del gasto de Medicare por $ 500 millones de dólares durante la próxima década. Ninguna parte de la ACA pone la carga de control de costos sobre los beneficiarios.
Por otra parte, la legislación vigente ya limita el crecimiento de Medicare para el mismo objetivo que ofrece Domenici-Rivlin y Wyden Ryan-. Tradicional de Medicare está mejor estructurado que los planes privados para cumplir con ese objetivo sin dañar a los afiliados.
Y de hecho, la mayoría de los elementos del sistema competitivo que buscan defensores de los cupones que ya existen. Los resultados hasta la fecha no son alentadores. Los beneficiarios de Medicare pueden elegir entre el Medicare tradicional y muchos planes privados, incluidas las organizaciones de mantenimiento de la salud. A pesar de estos planes privados se han pagado más que el costo promedio de Medicare tradicional, tres cuartas partes de los afiliados se han mantenido bajo el sistema tradicional. Incluso si se resta a cabo estos pagos adicionales a los planes privados, sus costos han superado los del plan tradicional de Medicare - un 2% en las zonas urbanas, un 6% en las zonas rurales.(...)

De qué hablamos cuando hablamos de los costos de salud

" Los médicos tienen la responsabilidad de practicar la atención de salud eficaz y eficiente de utilizar los recursos de atención de salud con responsabilidad. La atención parsimoniosa que utiliza los medios más eficaces para diagnosticar con eficacia una condición y tratar a un paciente respeta la necesidad de utilizar los recursos sabiamente y para ayudar a asegurar que los recursos están disponibles equitativamente "...



FUENTE DE INFORMACIÓN

A partir de la Brookings Institution, Washington, DC (HJA), y la VA Boston Healthcare System, Departamento de Asuntos de Veteranos, la Boston University School of Medicine, y la Boston University School of Public Health - todos en Boston (ABF)

Los antipsicóticos de acción prolongada,risperidona oral






PSIQUIATRÍA
ARTÍCULO ORIGINAL
FUENTE: http://www.nejm.org

Los antipsicóticos de acción prolongada risperidona oral y en la esquizofrenia inestable

Robert A. Rosenheck, MD, John H. Krystal, MD, Robert Lew, Ph.D., Paul G. Barnett, Ph.D., Luis Fiore, MD, MPH, Danielle Valle, MPH, Soe Soe Thwin, Ph. D., Julia E. Vertrees, Doctor en Farmacia., y Matthew H. Liang, MD, MPH para el Grupo de Investigación CSP555
N Engl J Med 2011; 364:842-851 03 de Marzo de 2011

La causa más común y potencialmente remediables de fracaso del tratamiento en pacientes con esquizofrenia es la falta de adherencia a los medicamentos orales prescritos. 1,2 por garantizar unos niveles sostenidos de medicamento en la sangre, de acción prolongada inyectable de entrega puede mejorar el cumplimiento y control de los síntomas y reducir la tasa de recaída y hospitalización. 2-5




En los Estados Unidos, el primero de segunda generación agente antipsicótico que se facilitará en un sistema de entrega de inyectables de acción prolongada fue la risperidona (Risperdal Consta, Ortho-McNeil Janssen). Long-risperidona inyectable puede causar menos síntomas extrapiramidales que los agentes de acción prolongada inyectable antipsicóticos de primera generación. 6 


 
Un ensayo aleatorio mostró la eficacia de la risperidona de acción prolongada inyectable sobre el placebo en pacientes con esquizofrenia, 7 y antes y después de los estudios han demostrado la tolerabilidad de cambiar de vía oral a largo risperidona inyectable, con mejoría de los síntomas y el uso del hospital reducido. 8 -11 Estos estudios incluyeron pacientes clínicamente estables y carecían de grupos aleatorios de control. Tres ensayos con asignación al azar, que también incluían a pacientes con enfermedad estable no mostró ninguna ventaja de los de acción prolongada terapia con risperidona inyectable en el tratamiento oral. 12-14
En este ensayo, que incluyó pacientes con enfermedad inestable, la hipótesis de que a largo risperidona inyectable sería superior en la reducción del riesgo de hospitalización por hasta 2 años, en comparación con la elección de un psiquiatra de un antipsicótico por vía oral.
 



MÉTODOS

Los participantes

Los pacientes fueron elegibles para participar en el estudio si tenían 18 años de edad o más, tenían un diagnóstico de esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo según la evaluación con el uso de la Entrevista Clínica Estructurada sobre la base de la cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales , 15 y estaban en riesgo de hospitalización psiquiátrica como lo demuestra la hospitalización psiquiátrica actual, la hospitalización en los últimos 2 años, o el mayor uso de servicios de salud mental para prevenir una recaída, como juzgados por los presidentes de estudio (los dos primeros autores). Los criterios de entrada originales requirieron hospitalización en el año anterior, pero se ampliaron para mejorar la contratación (véase el estudiode protocolo , disponible con el texto completo de este artículo en NEJM.org).
Los criterios de exclusión fueron los siguientes: desintoxicación en el mes anterior, informó la intolerancia a las inyecciones de risperidona pasado o intramuscular, el tratamiento actual con largo antipsicóticos inyectables de acción, la clozapina por vía oral, la warfarina, o una combinación de estos agentes; condiciones médicas graves, situaciones inestables de vida; y una historia de asalto o conducta suicida que requieren una intervención urgente.

La asignación al azar

La aleatorización se llevó a cabo de forma centralizada y estratificada de acuerdo al sitio debido a las diferencias de prácticas posibles. La aleatorización se llevó a cabo con el uso de bloques al azar permutados de tamaño variable para asegurar un equilibrio aproximado con el tiempo.
 

Grupos de tratamiento

Los pacientes asignados al azar a largo risperidona inyectable se observaron clínicamente por una enfermera del estudio cada 2 semanas durante el primer mes y luego mensualmente. Todos los pacientes fueron atendidos mensualmente por su psiquiatra y la enfermera. Sobre la base de las guías de consenso, 17 de larga acción de risperidona inyectable se administra por vía intramuscular en una dosis inicial de 25 mg cada 2 semanas. Incrementos de la dosis de 12,5 mg se les permitía cada 4 semanas según el criterio del psiquiatra que lo trata, hasta la dosis máxima aprobada de 50 mg.
 
Concomitante de medicamentos psicotrópicos (es decir, ansiolíticos, antidepresivos y antipsicóticos orales y estabilizadores del humor) y los medicamentos anticolinérgicos se les permitió.
Los participantes del grupo de control siguió recibiendo la terapia antipsicótica oral, según lo prescrito por su médico tratante. El tratamiento de los psiquiatras se les dio un resumen de los intervalos de dosis óptimas para antipsicótico oral y agentes anticolinérgicos, con base en las recomendaciones publicadas. 18
 

Medidas

Blinded evaluaciones de videoconferencia se realiza cada 3 meses sobre las medidas de los síntomas, calidad de vida y funcionamiento.
Malestar psicológico subjetivo se midió con el uso de las subescalas de la depresión y la ansiedad del Índice de Breve de Síntomas (en una escala de 0 a 4, con los puntajes más altos indican una mayor angustia). 24
 

Calidad de vida y el funcionamiento social

La calidad de vida se midió con el uso de la Calidad de Heinrichs-Carpenter de la Escala de la vida (de 0 a 120, con las puntuaciones más altas indican una mejor calidad de vida) 25 y la escala de Rendimiento Personal y Social (que van desde 1 a 100, con una mayor resultados que reflejan un mejor funcionamiento), 26 de este último proporciona una apreciación global del funcionamiento social. Ambos fueron administrados por los asesores de videoconferencia que no tenían conocimiento de las asignaciones de fármaco del estudio.
Salud relacionados con la calidad de vida se evaluó con el uso de la Calidad de Bienestar escala (de 0 a 1, con puntuaciones más altas indican un mayor bienestar), 27 que ha sido validado para su uso en la esquizofrenia. 28
 



Uso de Sustancias

Al examen, los médicos y los pacientes se les preguntó si el abuso de sustancias es un problema.El consumo de alcohol y drogas en los últimos 30 días se evaluó con el uso del alcohol y de drogas índices compuestos del Índice de Severidad de la Adicción (en una escala de 0 a 1, con puntuaciones más altas indican problemas más graves). 29

Efectos secundarios

Los efectos neurológicos secundarios fueron medidos con el uso de tres escalas. 30-32 La disfunción sexual se midió con los elementos de la Escala de Experiencia antipsicóticos Novela medicamentos (de 0 a 4, con puntuaciones más altas indican peores efectos secundarios) (Ames D: comunicación personal) .
 



RESULTADOS

Los participantes del estudio

En total, 1.045 pacientes fueron evaluados en 19 centros médicos del VA entre 2006 y 2009, dando una muestra analítica final de 369 pacientes ( Figura 1 FIGURA 1inscripción, asignación al azar, y el seguimiento de los pacientes del estudio.). Cinco sitios abandonaron el estudio debido a la contratación insuficiente. Los participantes fueron hospitalizados en el momento de la aleatorización (40%), había sido hospitalizado en los últimos 2 años (55%), o ha tenido uso reciente servicio de lo que indica un aumento del riesgo de hospitalización (5%). Momento de la selección, los problemas con la adherencia a medicamentos se reportaron el 64% de los pacientes, el 43% de los pacientes reportaron problemas por sí mismos y en el 60% de los casos, los problemas fueron reportados por los médicos. Activos con problemas de alcohol o el consumo de drogas se registraron el 37% de los pacientes, el 25% fueron reportados por los participantes y el 36% fueron reportados por sus médicos. No hubo diferencias significativas entre los grupos al inicio de esta muestra de ancianos veteranos de sexo masculino (cuadro 1 del anexo complementario , disponible en NEJM.org).
 

Tratamiento y Seguimiento de las evaluaciones

Para los pacientes asignados a recibir y largo risperidona inyectable, a las 6 semanas, 86% de las dosis de inyección fueron de 25 mg, 11% eran 37,5 mg, y 3% eran 50 mg, con un promedio de 1,8 inyecciones por mes. Durante el resto de la prueba, el 17% de las dosis fueron de 25 mg, 31% fueron de 37,5 mg, y el 50% son de 50 mg, con un promedio de 1,5 inyecciones al mes (los porcentajes no suman 100 debido al redondeo). Durante las primeras 6 semanas, el 40% de los pacientes tratados con risperidona de acción prolongada inyectable recibieron concomitantemente antipsicóticos orales. Durante el resto de la prueba, el 32% de las inyecciones fueron acompañadas por las recetas de antipsicóticos orales durante el mismo mes.
 



DISCUSIÓN

Este estudio aleatorizado y controlado mostró que en pacientes de alto riesgo con esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo, risperidona de acción prolongada inyectable no fue superior a los antipsicóticos orales con respecto al resultado primario de tiempo de hospitalización, o múltiples medidas estándar de los síntomas, la calidad de vida , los efectos secundarios, o uso del servicio.Un mayor número de eventos adversos fueron reportados por el grupo de risperidona inyectable.Estos eventos incluyeron principalmente el lugar de inyección, dolor de cabeza fenómenos, y los signos y síntomas extrapiramidales, lo que sugiere que los pacientes que reciben medicamentos por vía oral de forma flexible puede ajustar su consumo de medicamentos para evitar tales efectos negativos. La duración del tratamiento con acción prolongada risperidona inyectable no fue significativamente más larga que la duración del tratamiento con antipsicóticos orales.
 
Por último, aunque nuestro objetivo de la muestra revisada fue de 450 sujetos, se incluyeron sólo 382 sujetos, y se dispone de datos de sólo 369, porque de abandono escolar temprano. Los patrones de deserción escolar y tamaños de muestra fueron similares a los de los ensayos de esquizofrenia anteriores. 36,37 Nuestro estudio no mostró la superioridad de la risperidona de acción prolongada inyectable, pero los intervalos de confianza para el tiempo de hospitalización fueron bastante amplio (hazard ratio, 0,87; 95 % CI, 0,63 a 1,20), y el estudio no era lo suficientemente grande como para excluir las diferencias moderadas entre los grupos.
Apoyado por el Programa de Veteranos de Asuntos de Estudios Cooperativos y una subvención sin restricciones de Ortho-McNeil Janssen Asuntos Científicos.
Formas de divulgación proporcionados por los autores están disponibles con el texto completo de este artículo en NEJM.org.
En este artículo (10.1056/NEJMoa1005987) se ha actualizado el 7 de marzo de 2011, en NEJM.org.

FUENTE DE INFORMACIÓN

Desde el Consejo de Asuntos de Veteranos (VA) de Nueva Inglaterra, Enfermedad Mental, Educación Centro de Investigación y Clínica, VA Connecticut Healthcare System, West Haven, y la Escuela de Medicina de Yale, New Haven, CT (RAR, JHK), la de Massachusetts de los Veteranos de Epidemiología e Información de la Investigación Centro de Estudios VA Programa Cooperativo Centro de Coordinación, de Boston (RL, LF, DV, acero inoxidable, MHL), la VA Economía de la Salud del Centro de Recursos, Menlo Park, CA (PGB), y la Administración de Veteranos de Estudios Cooperativos del Programa de Investigación Clínica de Farmacia Centro de Coordinación, de Albuquerque, NM (JEV).
Dirección para la solicitud al Dr. Rosenheck en la Enfermedad Mental de Nueva Inglaterra VA, Educación Centro de Investigación y Clínica, VA Connecticut Healthcare System/151D, 950 Campbell Ave., West Haven, CT 06516, o en  .

El cuidado del paciente adulto después de Asalto Sexual








PRÁCTICA CLÍNICA

El cuidado del paciente adulto después de Asalto Sexual

Judith A. Linden, MD
N Engl J Med 2011; 365:834-841 01 de septiembre 2011

FUENTE: http://www.nejm.org

Artículo

Este Diario función comienza con una viñeta en caso de poner de relieve un problema clínico común. La evidencia que apoya las diversas estrategias que se presentan a continuación, seguido por una revisión de las directrices oficiales, cuando existen. El artículo termina con las recomendaciones clínicas de la autora.
Una mujer de 20 años de edad que acude al servicio de urgencias con un informe de haber sido asaltado sexualmente 24 horas antes. Se informa que un hombre que había conocido en una fiesta del campus la acompañó hasta su apartamento, donde asaltado y violado a ella, incluyendo la penetración vaginal. Ella no denunció el asalto a la policía, pero confió en un amigo, quien la animó a buscar atención médica. ¿Cómo se debe este paciente ser evaluado y tratado?





EL PROBLEMA CLÍNICO

El asalto sexual es un término amplio que incluye la violación, tocar los genitales no deseado, y ver incluso forzado de o la participación en la pornografía. La violación es un término legal y en los Estados Unidos se refiere a la penetración de un orificio del cuerpo (boca, la vagina o el ano) la participación de la fuerza o la amenaza de la fuerza o incapacidad (es decir, asociada a la edad joven o viejo, la discapacidad cognitiva o física, o de drogas o intoxicación por alcohol) y No Consentimiento. La definición de violación incluye la violación conyugal, aunque la prueba de la violación en el matrimonio a menudo se basa más en la evidencia de la fuerza.
El asalto sexual es un problema complejo, con aspectos médicos, psicológicos y legales. Las grandes encuestas de población indican una prevalencia de 13 a 39% entre las mujeres y el 3% entre los hombres. 1,2 Estos datos son muy probablemente una subestimación, ya que los estudios más grandes no muestras de las poblaciones vulnerables (por ejemplo, personas sin hogar, protegido, o personas institucionalizadas). Algunas poblaciones están en mayor riesgo de asalto sexual, incluyendo la discapacidad física o mental, las personas sin hogar, personas que son gay, lesbianas, bisexuales o transexuales, usuarios de drogas y alcohol, estudiantes universitarios;. Y personas bajo la edad de 24 años 3 -6 Las agresiones sexuales que son facilitadas por el uso de alcohol y drogas, que en algunos casos de forma voluntaria ingeridos por la víctima, se reconoce cada vez más y son más comunes que los ataques clásicos forzosas entre los estudiantes universitarios. 3,7
Sólo el 16 al 38% de las víctimas de violación denunciar la violación a la ley, y sólo el 17 al 43% actual a una evaluación médica después de una violación, un tercio de las víctimas de violación no reportar el asalto a su médico de atención primaria. 1,2,8, 9 Aunque esta revisión se centra en la evaluación de las mujeres, los hombres también pueden presentar después de un asalto sexual.Los hombres que informan de las lesiones físicas pueden ser más reacios a reportar el componente sexual de un asalto. 10
Incluso en ausencia de lesiones físicas, que se produce en aproximadamente la mitad de los casos, las víctimas son a menudo asustados y traumatizados emocionalmente, y avergonzado. A menudo temen que no se cree o que la información sobre su violación se dará a conocer al público.1 También pueden temer por su seguridad si saben que el agresor o si el atacante tiene acceso a su información personal. 1,2 Muchos las víctimas de violación duda de que su caso será procesado con éxito, el temor de que a menudo se justifica:. en los Estados Unidos, menos de la mitad de los casos de violación son juzgados con éxito 11,12
Esta revisión presenta el paciente adulto que es víctima de asalto sexual y se centra en la atención a corto plazo. El cuidado de los niños víctimas de abuso sexual difiere en muchos aspectos, y la evaluación en estos casos se refiere a menudo los profesionales especializados en maltrato infantil pediátrica.

 

Las lesiones anogenitales

Lesiones anogenitales no siempre se ven después de un asalto sexual, y los médicos deben entender que la ausencia de este tipo de lesiones no equivale a ningún asalto. Aunque la inspección visual solamente identifica las lesiones anogenitales en menos de la mitad de las víctimas, el uso de técnicas de visualización avanzadas, tales como la colposcopia y la tinción de azul de toluidina, aumenta las tasas de identificación a un 53 a un 84%. 18-23 Los lugares comunes para lesiones genitales son desgarros o abrasiones de la horquilla posterior (donde los labios menores se conocieron posteriormente), a la abrasión o moretones de los labios menores y la fosa navicular (directamente por delante de la horquilla), y la equimosis o desgarros del himen ( Figura 1FIGURA 1sitios anatómicos en los genitales externos de una mujer madura.). 24 La tasa de detección de las lesiones genitales varía en función de la edad de la víctima (más común en los jóvenes y ancianos), el estado virginal, grado de resistencia, el tiempo desde el asalto a un examen (más común si la víctima se examina dentro de las 24 horas), y el número de asaltantes o agresiones. A pesar de la relativamente baja frecuencia de lesiones obvias, la documentación de este tipo de lesiones aumenta las posibilidades de un enjuiciamiento exitoso. 25-28

 

Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual

Todos los pacientes se les debe ofrecer la profilaxis en el servicio de urgencias por infecciones de transmisión sexual. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ha publicado recomendaciones para el tratamiento para prevenir infecciones de transmisión sexual, incluyendo la gonorrea, la clamidia, la vaginosis bacteriana, y hepatitis B ( Tabla 1 TABLA 1Tratamientos farmacológicos para la prevención de infecciones de transmisión sexual y el embarazo después de Asalto Sexual.). 29Sífilis es menos frecuente, y la profilaxis para la gonorrea también puede proporcionar la cobertura para la sífilis. La mayoría de los expertos desaconsejan las pruebas de infecciones de transmisión sexual en el servicio de urgencias, a menos que dichas pruebas se indica clínicamente por los síntomas. Una excepción es en los casos de sospecha de abuso infantil sexual, en la que puede ser un resultado positivo de la detección de infecciones de transmisión sexual considerada una prueba de abuso. Si el agresor es conocido por ser positivo para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el CDC también recomiendan la profilaxis del VIH después de la exposición. El uso de la profilaxis postexposición para el VIH en otras circunstancias se discute más adelante en las áreas de sección de la incertidumbre.

Prevención del Embarazo

El riesgo de embarazo por violación es de aproximadamente 5%. 30 de progestina sola anticoncepción de emergencia (1,5 mg de levonorgestrel), que se administra como una dosis de una sola vez dentro de las 120 horas después del coito sin protección, se ha demostrado que es 98,5% eficaz en la prevención embarazo. Dado que la eficacia disminuye con el tiempo aumentando desde relaciones sexuales sin protección, el medicamento debe tomarse dentro de 72 horas después de un asalto. Aunque este medicamento no debe administrarse si la persona ya está embarazada, no causa el aborto, y no hay indicios de que causa daño a un embarazo. Los efectos secundarios incluyen náuseas, fatiga, dolor abdominal y sangrado vaginal. 31

ÁREAS DE INCERTIDUMBRE

VIH-profilaxis post-exposición se puede ofrecer si el paciente presenta un plazo de 72 horas después de un asalto sexual, pero su uso es controvertido en los casos en que el autor no se conoce o se sospecha que es VIH-positivo. En ausencia de datos de ensayos aleatorios, la evidencia para el uso de la profilaxis del VIH en los casos de asalto sexual se extrapola a partir de estudios de transmisión materno-fetal y la exposición de los trabajadores de la salud. El tratamiento con agentes antirretrovirales en estas circunstancias disminuye la tasa de transmisión del VIH por 70 a 80%. 34,35
Aunque el riesgo de contraer el VIH a partir de un asalto sexual es bajo, hay reportes de casos de transmisión como en la literatura. 36,37 La incidencia exacta de la transmisión del VIH después de un contacto aislado sexual con una persona VIH-positiva es desconocida, pero se estima en aproximadamente de 1 a 2 casos por cada 1.000 después de la penetración vaginal y de 1 a 3 casos por cada 100 después de la penetración anal. El riesgo aumenta con una etapa superior de la infección por el VIH y una carga viral alta en el agresor y con la presencia de traumatismo genital o úlceras genitales y coinfecciones en la víctima. 38,39 Un estudio informó una prevalencia de infección por VIH del 1% de los encarcelados personas que habían sido condenados por un delito sexual. 40 Sobre la base de esta prevalencia y el riesgo reportado de transmisión, el riesgo estimado de transmisión es de aproximadamente 1 o 2 casos por 100.000 para el asalto vaginal y 2 o 3 por 10.000 para el asalto anal ( Aunque el trauma se haya incurrido durante el asalto puede aumentar el riesgo).

FUENTE DE INFORMACIÓN

Desde la Universidad de Boston Escuela de Medicina y el Departamento de Medicina de Emergencia, Centro Médico de Boston - ambos en Boston.
Dirección para la solicitud al Dr. Linden en el Departamento de Medicina de Emergencia, Centro Médico de Boston, un centro médico de Boston Pl., Dowling 1 Sur, Boston, MA 02118, o en .

ALGUNAS REFERENCIAS

REFERENCIAS

  1. 1
    La violación en los Estados Unidos: un informe a la nación. Arlington, VA: Centro Nacional de Víctimas de 1992.
  2. 2
    Tjaden PG, Thoennes Grado N., la naturaleza y consecuencias de la violación victimización: los hallazgos de la Encuesta Nacional de Violencia contra la Mujer.Washington, DC: National Institute of Justice, 2006. (NCJ 210346.)
  3. 3
    Krebs CPLindquist CHWarner TDFisher BSMartin SLExperiencias de las mujeres. Institución con forzada físicamente, alcohol u otras drogas habilitado, y facilitado por drogas asalto sexual antes y después de entrar a la universidad J Am Coll de la Salud 2009; 57:639-647 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline
         
  4. 4
    Acierno RResnick HKilpatrick DGSaunders BMejor CLLos factores de riesgo en casos de violación, asalto físico, y el trastorno de estrés postraumático en las mujeres: análisis de las relaciones diferenciales multivariados. J ansiedad Disorders, 1999; 13:541-563 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline
         
  5. 5
    Fisher BS, Cullen FT, Turner MG. La victimización sexual de las mujeres universitarias.Washington, DC: National Institute of Justice, 2000. (NCJ 182369.)
  6. 6
    Bálsamo KFRothblum EDBeauchaine TP. Victimización largo de la vida: una comparación de los hermanos de lesbianas, gays, bisexuales y heterosexuales J Consult Clin Psychol 2005; 73:477-487 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline
    ........................................................................................
    ........................................................................................

Te amo,con todo mi cerebro.







PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Neuropsiquiatría

FUENTE: http://www.psiquiatria.com
13/feb/2012  Sociedad Española de Neurología. 2012 Feb

Te amo, con todo mi cerebro.

• Hasta 12 áreas del cerebro parecen estar involucradas en el sentimiento del amor

• El sentimiento amoroso provoca alteraciones neuronales en áreas del cerebro relacionadas con la percepción

• El cerebro de los hombres y el de las mujeres no se comporta de igual forma ante el amor

• El amor y el odio estimulan algunas de las mismas regiones cerebrales









En la última década, y gracias al avance de las técnicas de neuroimagen, se han llevado a cabo diversos trabajos que han descubierto las bases neurológicas del amor. En el Día de San Valentín, la Sociedad Española de Neurología (SEN) quiere recordar la implicación de los procesos neuronales que se producen en nuestro cerebro en este sentimiento tan característico del ser humano: Es nuestro cerebro el que se enamora.

Es principalmente gracias a los avances que se han producido en las técnicas de neuroimagen lo que ha permitido determinar gran parte de los circuitos cerebrales, las estructuras neuronales y los neurotrasmisores que hacen que nos enamoremos. En la última década, se ha publicado un importante número de estudios que han puesto al descubierto el papel que juegan varias partes de nuestro cerebro (el hipotálamo, la corteza prefrontal, la amígdala, el núcleo accumbens, el área tegmental frontal, etc.) en el amor. Estas investigaciones también apuntan a que tanto el amor como la fidelidad poseen una clara base neurológica, donde neurotransmisores como la adrenalina, la dopamina, la serotonina, la oxitocina, vasopresina, etc. son elementos fundamentales para comprender por qué nos enamoramos.

“Algunos de los trabajos más recientes han sido realizados por la Dra. Stephanie Ortigue quien estimó que hasta 12 áreas de cerebro humano están involucradas en el sentimiento del amor”, explica el Dr. Jesús Porta-Etessam, Director del Área de Cultura de la SEN. La Dra. Stephanie Ortigue fue incluso un poco más allá al considerar que sólo tardamos medio segundo en enamorarnos -puesto que es el tiempo que tarda nuestro cerebro en liberar las moléculas neurotrasmisoras que generan las distintas respuestas emocionales- o que el sentimiento amoroso provoca alteraciones neuronales en áreas del cerebro relacionadas con la percepción, lo que puede explicar el hecho de que las personas enamoradas encuentren a su pareja mucho más especial que el resto.

Gracias también a la utilización de técnicas de neuroimagen, la Dra. Helen Fisher determinó que la actividad neuronal es distinta según se trate de amor, apego a la pareja o deseo sexual, por lo que nuestro cerebro no se activa de igual manera en las relaciones duraderas que en las etapas iniciales de enamoramiento. Y, también, que el cerebro de los hombres y el de las mujeres experimentan el amor de forma distinta. “Mientras que los hombres, cuando se enamoran, parecen tener una mayor actividad en la región cerebral asociada a los estímulos visuales, en las mujeres se activan más las áreas asociadas a la memoria”, señala el Dr. Jesús Porta-Etessam.

Pero es probablemente al Dr. Semir Zeki -quien recientemente estuvo por primera vez en España invitado por la SEN como ponente en los Cursos del Escorial- al que podemos considerar pionero en el estudio neurológico del amor. “Una de sus múltiples investigaciones al respecto, muestra que tanto el amor como el odio estimulan algunas de las mismas regiones cerebrales. Pero mientras el amor parece inhibir parte de las zonas donde se procesan las ideas racionales, el odio las hiperactiva”, comenta el Dr. Jesús Porta-Etessam.

“Las técnicas de neuroimagen han permitido acercarnos al conocimiento de muchas de las conductas que caracterizan a los seres vivos. Estas investigaciones y otras muchas, han sido posibles gracias al estudio de la actividad de las distintas zonas cerebrales, lo que ha permitido comprobar que el funcionamiento de la mente no sólo se limita a los procesos cognitivos. Además, gracias a la neuroimagen, hemos podido avanzar en el estudio de los múltiples problemas generados por las patologías neurológicas como ictus, demencias o parkisionismos”, concluye el Dr. Jesús Porta-Etessam.

Descubren una vía neural que vincula el ayuno con la activación de las neuronas de AgRP.





PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Alimentación,trastornos de


FUENTE: http://www.psiquiatria.com
10/feb/2012  Neuron. 2012 Feb 


Descubren una vía neural que vincula el ayuno
con la activación de las neuronas de AgRP.




Resumen

Un estudio publicado en Neuron ha descubierto una vía neural que vincula el ayuno con la activación de las neuronas de AgRP, lo que proporciona información sobre los complejos mecanismos que controlan la conducta alimentaria.

Investigaciones previas habían mostrado que las neuronas de AgRP promueven la alimentación y el aumento de peso, mientras que las células POMC se hallaban relacionadas con la supresión del apetito y la pérdida de peso.

El autor principal del estudio, el doctor Bradford B. Lowell, del Beth Israel Deaconess Medical Center y la Harvard Medical School, señala que, "aunque ambos tipos de neuronas reciben abundantes estímulos excitadores e inhibidores, la influencia de sus señales no había recibido, hasta ahora, suficiente atención".

Lowell y sus colaboradores analizaron el impacto de los estímulos excitadores en las neuronas de AgRP y POMC, mediante la manipulación de los receptores NMDA en cada tipo de célula -estos receptores reciben estímulos del principal neurotransmisor excitador en el cerebro.

Curiosamente, sólo los ratones que carecen de NMDA en sus neuronas de AgRP (y no los que carecen de NMDA en las neuronas de POMC), mostraron alteraciones en la ingesta de alimentos y el peso. Así, este tipo de información excitatoria sólo se muestra crítica para la función de las neuronas de AgRP.

Es importante destacar que los investigadores también descubrieron que el ayuno, al que se le atribuye la capacidad de activar las neuronas de AgRP, y de promover tanto la búsqueda de alimento como la conservación de la energía, se asoció con un aumento de las entradas excitadoras y un aumento en el número de espinas dendríticas en las neuronas de AgRP -las espinas dendríticas son protuberancias físicas de la neurona que recibe las señales entrantes. Estos cambios inducidos por el ayuno en las neuronas de AgRP se vieron también afectados por la presencia de NMDA.

En conjunto, los resultados sugieren que la información excitadora recibida por NMDA juega un papel crítico en la regulación de la conectividad de las neuronas de AgRP, la respuesta celular y el comportamiento durante el ayuno.



"El próximo paso será la identificación de los neurotransmisores y hormonas que modulan las entradas excitadoras de las neuronas de AgRP, y los mecanismos por los cuales esta modulación se produce", concluye el doctor Lowell, quien añade que "es probable que esto proporcione una mejor comprensión sobre los diversos factores de control de la conducta alimentaria".

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: www.cell.com/neuron/home

Síntomas prodrómicos,eficacia de las terapias y el funcionamiento cognitivo.






PSIQUIATRÍA


OTROS ARTÍCULOS
Psicología Social.
FUENTE:  http://www.psiquiatria.com

7/feb/2012  INTERPSIQUIS. 2012; (2012)

Eficacia de las terapias grupales ante los duelos pendientes.






Autor-es: Olatz Barrenetxea; Julene Zuazua; Iñaki Markez; Miguel Navarro; Itziar Gandarias.
Palabras claves: Violencia, Duelos pendientes, Víctima, Grupo terapéutico, Apoyo social.

Resumen

Trabajamos con víctimas de la violencia colectiva, que no han hablado de su dolor y vivencias durante muchos años. Aparecen grandes resistencias para poder reconocer ante los demás el dolor padecido. El encuentro en un espacio de respeto, acompañamiento, comprensión y escucha como es la terapia grupal, facilita que estas personas puedan ir sacando el dolor y elaborarlo, consiguiendo así un mayor bienestar individual y grupal.

Tender la mano a las personas que han sufrido, facilita una mejoría notoria en su estado emocional. Cuando se han padecido vivencias traumáticas, tener un espacio donde sienten ser escuchados, comprendidos y no juzgados, ya en si mismo es terapéutico. Las víctimas que han sufrido la violencia colectiva necesitan elaborar el daño para dejar de ser víctimas, y para ello se deben de crear espacios donde piensen, hablen y se escuchen, estos son los primeros pasos para llegar a una reparación.
OTROS ARTÍCULOS
Psicosis
FUENTE : http://www.psiquiatria.com
7/feb/2012  INTERPSIQUIS. 2012; (2012)

Síntomas prodrómicos de las esquizofrenias.

Autor-es: *Mª. Ferreira Frías; *E. Vasquez C.; F.Mata C.; *Juan. J. Madrigal G.; *Mª Jesus Cantalapeidra G.. Hospital Clinico Universitario de Valladolid

Resumen

Los pródromos aparecen como un grupo heterogéneo de signos y síntomas, que aparecen de forma gradual en el tiempo y que incluyen cambios en la conducta externa, pero originariamente en la experiencia interna y el&#1113088; pensamiento del sujeto, destacando la dificultad que tiene el paciente para percibir, interpretar y expresar estos cambios pre psicóticos, incluso cuando los rememora retrospectivamente al cabo de los años. Estos cambios son experimentados por la mayoría de pacientes, e incluyen: disminución de la atención y la concentración, falta de motivación, humor depresivo, trastornos del sueño, ansiedad, aislamiento social, suspicacia, deterioro del funcionamiento e irritabilidad”. Las poblaciones de alto riesgo están así caracterizadas por la presencia de síntomas psicóticos iniciales. Además, han establecido tres subtipos de alto riesgo: 1. Presencia de síntomas psicóticos atenuados (subumbrales); 2. Historia de síntomas psicóticos breves y limitados, y 3. Historia familiar positiva de psicosis.
ARTÍCULO EN REVISIÓN
Psicosis
FUENTE: http://www.psiquiatria.com
EL FUNCIONAMIENTO COGNITIVO EN LA ESQUIZOFRENIA,TRASTORNO ESQUIZOAFECTIVO Y PSICOSIS AFECTIVA: ESTUDIO META-ANALÍTICO

(Cognitive functioning in schizophrenia, schizoaffective disorder and affective psychoses: Meta-analytic study.)
Autor-es: Emre Bora; Murat Yucel; Christos Pantelis.

Resumen

Antecedentes: El funcionamiento cognitivo en la psicosis afectiva y el trastorno esquizoafectivo, se ha estudiado en menor grado que la esquizofrenia.

Objetivos: Realizar cuantitativamente un meta-análisis de datos disponibles que comparan directamente el funcionamiento cognitivo en la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo y psicosis afectiva.

Método: Tras una revisión minuciosa de literatura, se incluyeron 31 estudios que compararon el rendimiento de las personas con esquizofrenia (1979 participantes) con el de aquellos con psicosis afectiva o trastorno esquizoafectivo (1314 participantes). Para determinar el efecto de los factores de confusión demográficos y clínicos, se realizaron análisis de subgrupo y meta-regresión.

Resultados: En 6 de los 12 dominios cognitivos, las personas con esquizofrenia tuvieron un desempeño peor que las personas con trastorno esquizoafectivo o psicosis afectiva. Sin embargo, las diferencias entre los grupos fueron pequeñas y la distribución de los tamaños del efecto mostró una heterogeneidad substancial. Las diferencias entre los grupos fueron impulsados por un mayor porcentaje de varones, síntomas negativos más severos e inicio de la enfermedad a una edad más joven en las muestras de esquizofrenia.

Conclusiones: Los datos neuropsicológicos no proporcionan evidencia para las diferencias categóricas entre la esquizofrenia y los otros grupos. Sin embargo, un subgrupo de individuos con esquizofrenia con síntomas negativos más severos, puede ser cognitivamente más deteriorado que aquellos con psicosis afectiva/trastorno esquizoafectivo.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: bjp.rcpsych.org/

Abstract

Background. Cognitive functioning in affective psychosis and schizoaffective disorder is much less studied compared with schizophrenia.

Aims. To quantitatively undertake a meta-analysis of the available data that directly compares cognitive functioning across schizophrenia, schizoaffective disorder and affective psychosis.

Method. Following a thorough literature review, 31 studies that compared the performances of people with schizophrenia (1979 participants) with that of those with affective psychosis or schizoaffective disorder (1314 participants) were included. To determine the effect of demographic and clinical confounders, meta-regression and subgroup analyses were conducted.

Results. In 6 of 12 cognitive domains, people with schizophrenia performed worse than people with schizoaffective disorder or affective psychosis. However, the between-group differences were small and the distribution of effect sizes showed substantial heterogeneity. The between-group differences were driven by a higher percentage of males, more severe negative symptoms and younger age at onset of illness in the schizophrenia samples.

Conclusions. Neuropsychological data do not provide evidence for categorical differences between schizophrenia and other groups. However, a subgroup of individuals with schizophrenia who have more severe negative symptoms may be cognitively more impaired than those with affective psychosis/schizoaffective disorder.

Asunción de riesgos y el sistema de recompensa adolescente.








PSIQUIATRÍA
ARTÍCULO ORIGINAL
Adicciones


FUENTE : http://www.psiquiatria.com

7/ene/2012  American Journal of Psychiatry. 2012 Ene;169(1):39-46.

Asunción de riesgos y el sistema de recompensa 

adolescente: Un posible vínculo común para el abuso 

de sustancias.

(Risk Taking and the Adolescent Reward System: A Potential Common Link to Substance Abuse.)
Autor-es: Sophia Schneider; Jan Peters; Uli Bromberg...(et.al)


Resumen

Objetivo: El aumento de las conductas de asunción de riesgos se ha asociado con la adicción, un trastorno también vinculado a las anomalías en el procesamiento de la recompensa. En concreto, una respuesta atenuada de las áreas relacionadas con la recompensa (por ejemplo, el estriado ventral) a las señales de recompensa no farmacológicas ha sido reportada en la adicción. Una pregunta sin respuesta es si la preferencia de la toma de riesgos se asocia con el procesamiento de la recompensa del cuerpo estriado en la ausencia de abuso de sustancias.

Método: Se realizó MRI funcional y estructural en 266 adolescentes sanos y en 31 adolescentes que informaron de abuso de sustancias potencialmente problemáticas. Se midieron la activación durante la anticipación de la recompensa (con la tarea de retraso de incentivos monetarios) y la densidad de la materia gris. Se evaluó el sesgo de toma de riesgos con la Tarea Cambridge Gamble.

Resultados: Con el aumento del sesgo de toma de riesgos, el estriado ventral mostró una disminución de la activación bilateralmente durante la anticipación de la recompensa. La morfometría basada en voxel mostró que un mayor sesgo de asunción de riesgos también se asoció con y parcialmente mediada por la menor densidad de materia gris en la misma estructura. También se observó la activación disminuida cuando los participantes con prácticamente cualquier uso de sustancias fueron excluidos. El grupo con el consumo de sustancias potencialmente problemáticos mostraron una mayor asunción de riesgos, así como una menor activación del estriado en relación con los sujetos emparejados de comparación de la muestra principal.

Conclusiones: La asunción de riesgos y las propiedades funcionales y estructurales del sistema de recompensa en los adolescentes están fuertemente vinculados antes de una posible aparición de abuso de sustancias, haciendo hincapié en su papel potencial en la predisposición al abuso de drogas.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:ajp.psychiatryonline.org/journal.aspx?journalid=13






Abstract

Objective: Increased risk-taking behavior has been associated with addiction, a disorder also linked to abnormalities in reward processing. Specifically, an attenuated response of reward-related areas (e.g., the ventral striatum) to nondrug reward cues has been reported in addiction. One unanswered question is whether risk-taking preference is associated with striatal reward processing in the absence of substance abuse.

Method: Functional and structural MRI was performed in 266 healthy young adolescents and in 31 adolescents reporting potentially problematic substance use. Activation during reward anticipation (using the monetary incentive delay task) and to gray matter density were measured. Risk-taking bias was assessed by the Cambridge Gamble Task.

Results: With increasing risk-taking bias, the ventral striatum showed decreased activation bilaterally during reward anticipation. Voxel-based morphometry showed that greater risk-taking bias was also associated with and partially mediated by lower gray matter density in the same structure. The decreased activation was also observed when participants with virtually any substance use were excluded. The group with potentially problematic substance use showed greater risk taking as well as lower striatal activation relative to matched comparison subjects from the main sample.

Conclusions: Risk taking and functional and structural properties of the reward system in adolescents are strongly linked prior to a possible onset of substance abuse, emphasizing their potential role in the predisposition to drug abuse.
Otros temas relacionados:
Noticias
Artículos
El abuso de drogas en el marco de los trastornos del comportamiento perturbador.J.A. Jiménez Barbero; M. Pérez García; M.L. Medina Garrido; C. Rivera Rocamora.
Adicción, impulsividad y curvas temporales de deseo.Ginés Juan, Cano Cervantes; Francisco, Araque Serrano; Antonio, Cándido Ortiz.
Propuesta de un protocolo para la evaluación neuropsicológica de las adicciones.J.M. Ruiz-Sánchez de León; E.J. Pedrero-Pérez; G. Rojo-Mota...(et.al)

La serotonina gene,trauma infantil,y la cognición con trastornos.








PSIQUIATRÍA
ESQUIZOFRENIA


FUENTE : http://schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/content/38/1/15.abstract



Abstracto
Objetivo: 
El polimorfismo funcional en la región promotora del gen transportador de serotonina SLC6A4/5-HTT (5-HTTLPR) se ha relacionado con la respuesta al estrés alterada. Los portadores de la corta (s) alelo han aumentado las reacciones negativas psicológicas y liberación de hormonas de estrés en comparación con los portadores del largo (l) alelo, interactuando con los acontecimientos vitales graves, incluyendo trauma de la infancia. Altos niveles de estrés están asociados con alteraciones cognitivas en una variedad de estudios clínicos y experimentales. Los pacientes con trastornos psicóticos se caracterizan tanto por acontecimientos de la infancia más traumática y respuestas anormales de estrés y la disfunción cognitiva significativa, pero muy variable. Nuestra hipótesis es que el 5-HTTLPR y las variaciones a largo plazo los efectos de un trauma infantil interactuar y contribuir a algunas de las variaciones en la disfunción cognitiva en pacientes con trastornos psicóticos.

Métodos: Los pacientes con trastornos psicóticos (esquizofrenia y el espectro afectivo) fueron reclutados de una cuenca área de organización basada en el tratamiento. Historia de abuso infantil se obtuvo mediante el Cuestionario de trauma infantil. La función cognitiva se evaluó a través de una batería completa y estandarizada de las pruebas neuropsicológicas. 5-HTTLPR genotipos fueron analizados mediante el estándar de la reacción en cadena de polimerasa.

Resultados: Se observó una interacción significativa entre las variantes 5-HTTLPR y traumas de la infancia a través de los dominios cognitivos, aquí, homocigotos portadores s expuestos a altos niveles de trauma de la infancia (abandono físico y el abuso) tenían un funcionamiento cognitivo significativamente más pobres que los otros grupos. 

Conclusiones: Nuestros resultados deben ser repetidos, pero subrayan la importancia de la investigación de traumas de la infancia y su interacción con los marcadores genéticos en el estudio de la disfunción cognitiva en pacientes con trastornos psicóticos.






EL CURIOSO CASO DE UNA MUJER MUY ENFERMA

 

Introducción

La esquizofrenia, como nuestros lectores saben muy bien, es un síndrome que se caracteriza principalmente por la presencia de síntomas psicóticos que no se puede explicar por un trastorno subyacente. Fue descrito por Kraepelin en 1893 bajo el nombre de "demencia precoz", y después, en 1908, Bleuler se dio la palabra "Schizophrenie." Su etiología es incierta, una casi por definición, y su presentación tan heterogéneo que algunos autores proponen el uso de la prominencia del síndrome aberrante plazo. 2 En algunos pacientes, se puede intuir los mecanismos psicológicos en la aparición de este trastorno. En otros pacientes, sin embargo, uno se da cuenta, sin ser capaz de determinar exactamente cómo, las bases biológicas más. Creemos que este caso ilustra esta segunda forma.

Fondo

La violencia en las personas con esquizofrenia tiene una mayor incidencia que en la población general, aunque, como la excelente revisión de Walsh et al concluye, 3 esto no debe ser sobreestimado. Las causas no son generalmente conocidos a pesar de numerosas hipótesis, cuatro , pero una investigación fascinante sobre disconnectivity amygdalofrontal Recientemente se ha publicado en este Boletín. 5 Desafortunadamente, no hay investigación para probar o rechazar la hipótesis disconnectivity en este paciente se ha realizado. Una probable asociación entre el abuso de sustancias y la violencia no tiene ninguna importancia aquí porque nuestro paciente ha tratado sólo de manera esporádica sustancias. Existe una asociación de larga data entre la epilepsia petit mal y la violencia, 4 , 6 veces incluso obligando a una cirugía. 7 La probabilidad de que nuestro paciente se benefician de la cirugía, sin embargo, parece pequeño como la epilepsia petit mal no se ha encontrado antes de la terapia electroconvulsiva het (ECT) , y el período de la TEC fue el período en que los ataques violentos, como mínimo. Los medicamentos que pueden tener un efecto sobre la violencia se da, incluida la olanzapina, clozapina, 8 y el valproato. 9 medicación por sí sola no parece afectar a los estallidos de violencia. El tratamiento más eficaz antiviolent ...

Salud mental y medios de comunicación.









SALUD MENTAL Y
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Guía de Estilo
FUENTE: http://www.psiquiatria.com
FEAFES

Confederación Española de agrupaciones de familiares y
enfermos mentales



RESUMEN
PREÁMBULO DE INTENCIONES
250.000 personas padecen un trastorno mental grave en España. Sin embargo, las
enfermedades mentales siguen siendo, significativa y socialmente, poco conocidas.
Demasiada gente cree que la enfermedad mental es una ‘debilidad’ o una ‘culpa’ de
la persona que la padece y no se reconoce como una enfermedad más, lo que
verdaderamente es. Miles de personas viven con una enfermedad que altera sus
relaciones sociales, su trabajo, su educación, etc. A diferencia de lo que
frecuentemente se nos muestra en cine, televisión o literatura, la mayoría de las
personas con enfermedad mental pueden llevar una vida llena y normalizada, siempre
y cuando cuenten con un tratamiento y soporte social adecuado.
Una de cada dos personas precisará a lo largo de su vida asistencia por algún tipo
de enfermedad mental, pero los pacientes y sus familias siguen sufriendo una
estigmatización social que dificulta el diagnóstico precoz, un tratamiento adecuado y
continuado y el disfrute de políticas sanitarias y sociales, en igual condiciones que el
resto de ciudadanos. Siguen siendo víctimas directas de la discriminación.
Visiones e interpretaciones erróneas perjudicaron durante siglos a las personas que
padecieron enfermedades mentales, desde su asociación con la posesión demoníaca
o inspiración divina de la antigüedad hasta el nazismo, que los proclamó indignos de
vivir, y hasta hace pocas décadas vivieron aislados de la sociedad, encerrados en
asilos o manicomios. Afortunadamente hoy en día sabemos qué es una enfermedad
mental y cómo tratarla. ¿Por qué se mantienen, los prejuicios?
Con esta guía pretendemos concienciar, informar, orientar y proporcionar recursos
a los profesionales de los medios de comunicación para que puedan elaborar
informaciones sobre la salud mental y su colectivo, que sean un reflejo real de lo que
es la enfermedad mental, y para que las personas afectadas por una enfermedad
mental reciban un tratamiento mediático justo y adecuado. Los medios de
comunicación puede contribuir de manera eficaz a la sensibilización y concienciación
de la sociedad.




ESTADÍSTICAS: LOS HECHOS
Estas son algunas recientes declaraciones de la Organización Mundial de la Salud:
– Una de cada cuatro personas, o lo que es lo mismo el 25% de la población, sufre
un trastorno mental a lo largo de su vida.
– 450 millones de personas en todo el mundo están afectas por una enfermedad
mental, neurológica o conductual que dificulta gravemente su vida. Todas las
personas corremos riesgo de tener problemas de salud mental.
– Se prevé que los trastornos mentales aumentarán considerablemente los próximos
años.
– Las enfermedades mentales  representan el 12,5% de todas las patologías, un
porcentaje superior al del cáncer y los trastornos cardiovasculares.
– 5 de las 10 primeras causas de discapacidad son debidas a problemas relacionados
con la salud.
– El 22% de la población padece episodios de ansiedad y depresión  en algún
momento de su vida, y son estas las principales causas de incapacidad en todo el
mundo y la cuarta parte de las visitas a los centros sanitarios.
– Un 1% de la población desarrollará alguna forma de esquizofrenia a lo largo de su
vida.
– Menos del 25% de los afectados es diagnosticado y tratado correctamente en los
paises occidentales, aunque existen tratamientos efectivos para la mayoría de
trastornos, y si se utilizaran correctamente podría permitir su completa
integración en la sociedad, pero todavía en la mayoría de los paises hay barreras
en su atención y reintegración.
– El 70% de la población mundial tiene acceso a menos de un psiquiatra por 100.000
habitantes.
– Entre el 70 y el 80% de las personas con enfermedad mental están en situación
laboral de desempleo.



EL TRATO MEDIÁTICO DE LA SALUD MENTAL
De todos es conocido el gran poder que ejercen los medios de comunicación para
influir en la percepción de la realidad de toda la sociedad, en su forma de ver e
interpretar el mundo que nos rodea.
Por esto es importante analizar la imagen que los medios transmiten de la salud
mental y en particular de las personas afectadas por un trastorno mental.
Aunque la mejora en el trato recibido por la salud mental en los últimos años es
reconocida, se sigue transmitiendo de forma sutil y algunas veces explícita, una
imagen errónea y negativa de la enfermedad mental, que sin duda no es un buen
reflejo de la realidad, ayuda a perpetuar estereotipos, prejuicios y falsas creencias, y
que perjudica de manera directa a los derechos de las personas con problemas de
salud mental y a su entorno.
Veamos algunos ejemplos:

PERPETUACIÓN DE PREJUICIOS Y CONCEPCIONES ERRÓNEAS
Ejemplo: Más de 800.000 españoles sufren trastorno mental (titular). Los familiares de
enfermos piden a Sanidad un Plan de Salud Mental y hablan de ‘estigma’ social
(subtitular). Un ejército de 800.000 personas deambula por el país viviendo dos vidas, la
real y la imaginaria. No son dueños de su razón y sufren de más. Hoy son los enfermos
mentales, los locos de antes. (...) 25.000 familias de gente con problemas, a veces
incapacitantes para la vida moderna. (...) Unos 300.000 españoles sufren esta psicosis sin
cura, condenada a la medicación de por vida y con una sentencia de muerte social. (...)
Sin duda, una noticia como ésta no contribuye en absoluto a normalizar la imagen
de la enfermedad mental ante la sociedad, sino que está reproduciendo exactamente
los tópicos que deben romperse por ser absolutamente erróneos y falsos.
Como ésta, en otras noticias parece que el periodista no se haya documentado ni
haya recurrido a distintas fuentes de información como seguramente haría con
cualquier otra temática, y se ha limitado a reproducir los falsos tópicos de la
sociedad, reforzando de esta manera una visión estigmatizadora de la enfermedad
mental.


LAS ASOCIACIONES
La  Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Enfermos Mentales
(FEAFES) es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 160 entidades,
entre asociaciones y federaciones, de todo el territorio nacional.
FEAFES vela por el cumplimiento de los derechos de las personas afectadas por
enfermedades mentales de cualquier tipo con el objetivo de mejorar su calidad de
vida. En la actualidad representa a más de 30.000 personas afectadas y sus familias.
El papel principal de las asociaciones de familiares y / o allegados es influir en los poderes
públicos para que dediquen más recursos a paliar los efectos de la enfermedad mental y
para mejorar la calidad de los tratamientos, puesto que consideran que los medios para
llevar adelante las terapias psicosociales necesarias para lograr una efectiva autonomía
de las personas afectadas por una enfermedad mental son todavía insuficientes (el
sistema público cubre no más del 15-20% de los costes de estos efectos).
Además, las asociaciones ofrecen la experiencia y capacidad de sus miembros para
colaborar activamente con los tratamientos psicosociales y psicoeducativos, y otras
acciones que garanticen la adecuada atención sanitaria y social de los enfermos, con
el objetivo de conseguir su rehabilitación, reinserción social e integración laboral. Por
ejemplo con programas de atención domiciliaria o de respiro familiar, con la puesta
en marcha de clubes sociales, centros de rehabilitación, etc., siempre coordinados con
la red asistencial. Las asociaciones son también un punto importante de
asesoramiento y soporte a las personas con enfermedad mental y sus familias.
Las asociaciones también promueven la sensibilización y mentalización social hacia
las personas afectadas con enfermedad mental, y estimulan la investigación sobre las
enfermedades mentales y su prevención.

CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE AGRUPACIONES DE FAMILIARES Y ENFERMOS MENTALES
(FEAFES)
c/ Hernández Mas, 20-24
28053 Madrid
Tel: 91 507 92 48
www.feafes.com
E-mail: feafes@feafes.com

El gran empuje : Invertir en salud mental





2011 Día Mundial de la Salud Mental


El gran empuje : Invertir en salud mental

Fuente:
http://www.wfmh.org/2011DOCS/2011%20WORLD%20MENTAL%20HEALTH%20DAY%20document.pdf







INTRODUCCIÓN
Vijay Ganju, Secretario General

La Federación Mundial de Salud Mental


El resultado final: Sin servicios adecuados de salud mental y apoyo, las personas con discapacidad mental,enfermedades no pueden crecer y prosperar. Sin las contribuciones positivas de las personas con discapacidad mental enfermedades, las comunidades se ven frustrados y los países no pueden alcanzar su pleno potencial.En todo el mundo, las personas con enfermedades mentales se encuentran entre los más vulnerables y más pobres. El abandono y la discriminación que sufren es intolerable y un motivo de vergüenza internacional. En gran medida, que es el argumento que hemos realizado en los últimos años décadas, a saber: que el desarrollo de servicios de salud mental son la cosa humanitaria que hacer,lo que hay que hacer. Hemos demostrado carga, hemos identificado las necesidades y prioridades;incluso hemos identificado intervenciones eficaces y basadas en la evidencia.Esto no ha sido suficiente. Este año, el Día Mundial de la Salud Mental, estamos frente al argumento económico. Basándose en investigaciones recientes, nos estamos centrando en los resultados para la sociedad, sobre la eficacia de costes asequibles, y "mejores compras". El punto esencial es que para mover,avanzar en el frente del desarrollo, y para ser competitivos globalmente, la salud mental debe ser dirigida, frontalmente y de manera sustantiva.El argumento es simple. Los costos asociados con la enfermedad mental es enorme y sigue creciendo.Los problemas de las enfermedades mentales afectan la salud física y enfermedades crónicas. La enfermedad mental es un asunto principal,fuente de pérdida de productividad. Tenemos el know-how y las intervenciones, y ahora ni siquiera los modelos de salud mental y el desarrollo en la práctica. Invertir en la salud mental es una "mejor compra".Una limitación que se hizo evidente en el desarrollo de estos materiales es que muchos de los estudios de impacto en los costos y proyecciones han tenido lugar en los países desarrollados. Sin embargo,los hallazgos y sus implicaciones, de una manera general, se aplican de manera más amplia.El punto que estamos tratando de hacer este año: al progreso social, servicios de salud mental son esenciales. La falta de servicios de salud mental no es sólo negligente, en términos económicos, es irracional.Invertir en la salud mental no es sólo una cuestión de dólares. Se trata de una cuestión de sentido - bueno, común,sentido!







4
DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL 2011 HOJA INFORMATIVA enfermedades mentales son muy prevalentes. La actualización de la Carga Mundial de Morbilidad publicado en 2008 prevé que para 2030 los trastornos depresivos unipolares serían la principal causa mundial de años de buena salud perdidos por discapacidad, por delante de enfermedades del corazón, los accidentes de tráfico, enfermedad pulmonar obstructiva crónica yVIH / SIDA. En el año 2004 los trastornos depresivos en tercer lugar a nivel mundial, pero se están moviendo hacia la cabeza de la lista.l.Según la Organización Mundial de la Salud, la gran mayoría de los países a asignar menos del 2% de sus presupuestos de salud a la salud mental, que conduce a una brecha en el tratamiento demás del 75% en muchos países de bajos y medianos ingresos.II trastornos mentales tienen consecuencias económicas no sólo para el sistema nacional de salud,pero los costos de las operaciones de trabajo, pérdida de productividad, los presupuestos familiares e individuales los ingresos. Muchos jóvenes se ven afectados por estos trastornos, que pueden afectar a sus perspectivas de toda la vida. Las consecuencias generales de los trastornos mentales deben ser considerados en el desarrollo de planificación. Intervenciones de apoyo a la salud mental de los bebés, niños y adolescentes han demostrado reducir el riesgo de trastornos en la vida posterior. costo-eficacia de los tratamientos para la enfermedad mental están disponibles para países de bajos ingresos. Por ejemplo, un estudio de costos para tratar la esquizofrenia y la depresión en Nigeria mostró que el tratamiento efectivo podría ser proporcionada mediante fármacos antipsicóticos y antidepresivos en vez de los nuevos fármacos, en combinación con tratamiento psicosocial y manejo de casos.III Cuando los ingresos descienden, no puede haber consecuencias para la salud, así como los económicos.Corea del Sur tuvo una crisis económica a finales de 1990, y un estudio reciente encontró una tendencia al deterioro en la salud mental nacional en los años posteriores a la crisis. Estadísticaentre 1998 y 2007 sugieren que los grupos de ingresos más bajos tenían un mayor riesgo de depresión, ideación suicida e intentos de suicidio.IV






V
INVERTIR EN SALUD MENTAL: por qué tiene sentido¿Por qué invertir en la salud mental?La respuesta directa simple: es lo que hay que hacer. Por desgracia, en estos días este argumento no es suficiente. La salud mental es una parte integral de una buena salud, y, sin embargo, la salud mental y trastornos no reciben la misma prioridad que la salud física. En todo el mundo, hay una larga historia del estigma y la negligencia de las personas con enfermedades mentales y sus familias. Atención y los servicios son falta y, además, el estigma, las personas con enfermedades mentales y sus familias se enfrentan a menudo a la pobreza,el desempleo y la falta de vivienda adecuada.Los responsables políticos y al público en general a menudo ven el tratamiento de salud mental y servicios como gastos para evitar o minimizar en lugar de una "inversión" asociado con el desarrollo económico,el desarrollo y la productividad. El mensaje fundamental del Día Mundial de la Salud Mental de este año es:La salud mental es un componente esencial de la productividad económica y el bienestar.Hay varios "pan comido" razones importantes inversiones deben hacerse en materia de salud mental. Estos son "económicos" con los pagos,razones identificadas en términos de costo y productividad.


Razón N º 1: La carga de la salud mental es enorme y los costos de la enfermedad mental a la sociedad son enormes.En todo el mundo 450 millones de personas sufren de un trastorno mental o de comportamiento. La estimación es que uno de cada cinco personas sufrirá de una enfermedad mental en un año determinado. Durante toda la vida, uno de cada dos personas experimentan una enfermedad mental. Cuatro de los seis principales causas de años vividos con discapacidad son depresión, trastornos por consumo de alcohol, la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Para el año 2030, la depresión se prevé que sea la principal causa de años vividos con discapacidad.


Razón N º 2: La salud mental es esencial para el desarrollo económico.La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente un informe sobre la salud mental yel desarrollo. En este informe se resume en ___ página. Se identifica la necesidad de aumentar priorización de la salud mental, el argumento clave es que el desarrollo económico se ve dificultada si las necesidades de las poblaciones más vulnerables, incluidas las personas con enfermedades mentales no son dirigidas. Mediante la inclusión de personas con enfermedad mental de forma explícita en los esfuerzos de desarrollo, especialmentelos relacionados con la educación y el empleo, las personas con enfermedad mental no sólo puede alcanzar su potencial individual, pero también puede contribuir a los esfuerzos de desarrollo en sus comunidades y los paises.


Razón N º 3: Algunas intervenciones de salud mental son una "mejor compra".A través de su Programa de Acción de Salud Mental Gap (mhGAP), la Organización Mundial de la Salud identificar las condiciones prioritarias para las que las intervenciones basadas en la evidencia puede ser fácilmente ampliada y ofrecen una buena relación calidad-precio. Algunas de estas intervenciones han sido identificados como "mejor compra".Mejor "compra "son estrategias que no sólo son muy rentables, pero también es factible, asequible y apropiado.



Razón N º 4: Sin las intervenciones de salud mental, los costos de la atención y el tratamiento incrementan.6Las intervenciones para las enfermedades mentales hacer una diferencia, una intervención temprana tiene una mayor diferencia.
Como en el cuidado de la salud, podemos esperar hasta que el problema es tan grave que no existe cura o tratamiento se convierte en intensiva y mucho más caro. La investigación está comenzando a demostrar que la atención adecuada, y tratamiento en la comunidad pueden reducir la costosa atención en los hospitales y las salas de emergencia. Es decir,intervenciones mentales adecuadas y oportunas de salud a reducir los futuros costos más altos de salud mental-cuidado.Esto también es cierto en cuanto a la duración de la vida: las intervenciones tempranas en la vida de reducir los costos en la edad adulta. Temprana aparición de trastornos mentales afecta la educación en la carrera a edad temprana. Un estudio realizado por Knapp y sus colegas(2007) demostraron que los niños con trastornos de conducta generan importantes gastos adicionales en el futuro.Es interesante que estos costos no están relacionados con la salud tanto como los costos relacionados con la educación y la de justicia penal.En la medida de los resultados problema en enormes costos para la sociedad. En los países donde los estudios de costos que se ha hecho, los problemas de salud mental representa el 2,5 al 3,5 por ciento del Producto Interno Bruto.Para los EE.UU., el costo fue de EE.UU. $ 148 mil millones, y en Canadá, el costo fue de $ 14.4 millones de dólares. Uno de los hallazgos importantes es que los costos indirectos asociados con la pérdida de productividad ya sea partido o mayores que los costos directos del tratamiento de salud mental y servicios. Esta pérdida de la productividad no está sólo relacionadas con las personas con enfermedades mentales, pero también se basa en la carga familiar. Miembros de la familia son a menudo dadores de atención primaria y, además teniendo los gastos financieros de la atención, que tienen que soportar el peaje de apoyo emocional y físico, así como del estigma y la discriminación.







Razón N º 5: La falta de acción relacionados con la salud mental, genera más costes actuales y futuros.Dado el carácter generalizado de las enfermedades mentales, los resultados de la inacción en un mayor costo y menor productividad.Muchas empresas han identificado problemas mentales enfermedad y el uso de sustancias como una fuente importante de lapérdida de productividad. En muchos países desarrollados, el 35 por ciento a 45 por ciento de ausentismotrabajo se debe a problemas de salud mental. En el Reino Unido, una encuesta demostró que las personas con psicosistuvo un promedio de 45 días al año fuera del trabajo.El resultado final: no invertir en la salud mental es muy caro!

Trastorno histriónico de personalidad y narcisismo






Artículo sobre:

2/dic/2011  Psiquiatria Biológica.. 2011 Dic;18(4):142-152.
Fuente: http://www.psiquiatria.com

¿Es un constructo válido la categoría de trastorno histriónico de la personalidad del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition?

(Is the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, histrionic personality disorder category a valid construct?)
Autor-es: Bakkevig, Jonas F; Karterud, Sigmund.

Resumen

Objetivo. El estudio investigó aspectos cruciales de la validez del constructo de la categoría trastorno histriónico de la personalidad (THP) del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition (DSM-IV).

Material y métodos. El estudio incluyó a 2.289 pacientes de la Norwegian Network of Psychotherapeutic Day Hospitals. La validez del constructo fue evaluada mediante la prevalencia, la comorbilidad con otros trastornos de la personalidad, la consistencia interna de los criterios del THP, los índices de gravedad y el análisis de factores.

Resultados. La prevalencia fue muy escasa (0,4%). La comorbilidad fue elevada, especialmente con los trastornos límite, narcisista y dependiente de la personalidad. La consistencia interna fue baja. Los criterios parecieron formar dos agrupaciones distintas: el primero contenía rasgos exhibicionistas y que intentan llamar la atención, y el otro contenía rasgos impresionables.

Conclusión. Los resultados indicaron una escasa validez del constructo de la categoría THP. Analizamos distintas opciones para el futuro de la categoría. Los autores sugieren que la categoría THP sea eliminada del sistema DSM. No obstante, los fenómenos clínicos de exhibicionismo e intento de llamar la atención, que son los rasgos predominantes de la personalidad en el THP, debieran conservarse en un subtipo exhibicionista de narcisismo.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:www.elsevier.es/es/revistas/psiquiatria-biologica--46

Abstract

Purpose. The study investigated crucial aspects of the construct validity of the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition (DSM-IV) histrionic personality disorder (HPD) category.

Material and methods. The study included 2289 patients from the Norwegian Network of Psychotherapeutic Day Hospitals. Construct validity was assessed by means of prevalence, comorbidity with other personality disorders, internal consistency among HPD criteria, severity indices, as well as factor analyses.

Results. The prevalence of HPD was very low (0.4%). The comorbidity was high, especially with borderline, narcissistic, and dependent personality disorders. The internal consistency was low. The criteria seemed to form two separate clusters: the first contained exhibitionistic and attention-seeking traits and the other contained impressionistic traits.

Conclusion. The results indicated poor construct validity of the HPD category. Different options for the future of the category are discussed. The authors suggest the HPD category to be deleted from the DSM system. However, the clinical phenomena of exhibitionism and attention-seeking, which are the dominant personality features of HPD, should be preserved in an exhibitionistic subtype of narcissism.
13/sep/2010  Europa Press. 2010 Sep / Fuente: http://www.psiquiatria.com










Otro artículo :

Una personalidad narcisista puede influir en la respuesta al tratamiento por adicción a sustancias.

Carmen Ripoll y José Salazar, investigadores adscritos del CIBER de Salud Mental en el Centro de Salud Mental de Paterna en Valencia, y Julio Bobes, investigador principal del CIBERSAM en el grupo de la Universidad de Oviedo y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), han realizado un estudio que demuestra que la personalidad narcisista representa un componente importante de los trastornos de personalidad en los sujetos con abuso o dependencia de drogas. Así, es un elemento a tener en cuenta a la hora de planificar las intervenciones terapéuticas y las posibles recaídas en pacientes por abuso y adicción a sustancias.

El trabajo, titulado 'Validez de la versión española de la Hypersensitive Narcissism Scale (HSNS) en una Unidad de Conductas Adictivas', tenía como objetivo comprobar la validez de la versión española de la escala de narcisismo encubierto Hypersensitive Narcissism Scale (HSNS) en la población indicada. En una muestra de 79 pacientes, se evaluó la fiabilidad mediante el alfa de Cronbach y el coeficiente de correlación intraclase (CCIC), la validez de constructo mediante análisis factorial y la validez concurrente mediante la correlación de la HSNS con medidas de gravedad, discapacidad, autoestima, narcisismo manifiesto o trastornos de personalidad.

El estudio pone de manifiesto que, aunque habitualmente se da por supuesto que las personas que abusan de sustancias poseen escasa autoestima, los resultados de las investigaciones sobre este asunto no solamente no son concluyentes, sino que incluso resultan contradictorios. Del mismo modo, "la prevalencia de los trastornos de personalidad es elevada en las personas que consumen sustancias y, sin embargo, su influencia en el pronóstico sobre la respuesta al tratamiento también es controvertida", señalan.

En primer lugar, se pueden definir dos tipos de narcisismo: por un lado el narcisismo arrogante o manifiesto, caracterizado por el exhibicionismo y la fanfarronería y, por otro, el narcisismo encubierto, caracterizado por hipersensibilidad y vulnerabilidad en las relaciones personales, así como la baja autoestima. Ambos casos de narcisismo se caracterizan por el egoísmo y la sensibilidad a las críticas. Por otra parte, se ha demostrado que las personas en tratamiento por abuso o dependencia de drogas responden a los tratamientos según presenten un tipo u otro de narcisismo. En síntesis, la sensibilidad excesiva a la humillación supone un factor de riesgo para el fracaso terapéutico, mientras que el orgullo y la confianza en sí mismo supone un factor de protección.

El trabajo, publicado en agosto, también describe la utilidad de los resultados para la práctica clínica. La implicación práctica se resume en la necesidad de tomar en cuenta estos rasgos de personalidad al planificar las intervenciones terapéuticas y las posibles recaídas. En conclusión, la versión española de la HSNS puede resultar un instrumento válido para la estimación del narcisismo encubierto en sujetos tratados por adicción o abuso de sustancias. Lo aportado en los trabajos resulta novedoso porque se aporta una perspectiva distinta a lo habitual en el tratamiento del consumo de sustancias.

La epilepsia no contraindica una infancia normal









Pediatría
Fuente:http://pediatria.diariomedico.com

ENCUENTRO SOBRE EPILEPSIA PEDIÁTRICA

La epilepsia no contraindica una infancia normal

Muchos de los síndromes de epilepsia tienen su inicio en la edad pediátrica y mantener a raya las crisis sin interferir con el crecimiento infantil en sus distintas facetas es el principal objetivo en el manejo de este cuadro.

Ángeles Pérez Jiménez,neurofisióloga del Hospital Niño Jesús y Jaime Campos,neuropediatra del Hospital Clínico 
de Madrid.


La epilepsia, un síndrome en el se engloban hasta 30 tipos de crisis y cerca de 100 síndromes epilépticos, según sus diferentes signos y síntomas, es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes tanto en la infancia como en la edad adulta. La Organización Mundial de la Salud considera que la incidencia de las epilepsias es alta en la infancia, se estabiliza en la adolescencia y disminuye en la edad adulta.
En España se estima una incidencia de 62,2 casos por cien mil habitantes, en menores de 15 años, con una mayor afectación en el primer año de vida, según Carlos Salas, del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, de Murcia, y uno de los coordinadores del recién publicado Tratado de Epilepsia que se centra muy especialmente en la edad pediátrica, y para quien "el diagnóstico en pediatría es más laborioso, y el tratamiento, muchas veces, más problemático. Es necesaria una mayor precisión y un ajuste de dosis mucho más meticuloso que en un adulto".
"El cerebro del niño no es el de un adulto en miniatura, por lo que la interpretación de las pruebas diagnósticas requiere entrenamiento específico"
Una detección temprana y certera es la clave para comenzar con los abordajes oportunos y cortar de raíz con las crisis que conllevan deterioro cognitivo y motor. El desarrollo de las técnicas de neuroimagen y la integración de las diversas exploraciones ofrecen, al fusionarse, información más completa del foco epiléptico. El diagnóstico de la epilepsia es esencialmente clínico, pero las pruebas neurofisiológicas son esenciales en pacientes con sospecha de crisis y para identificar con precisión el tipo de epilepsia que se presenta, según Ángeles Pérez Jiménez, responsable de Neurofisiología de la Unidad de Epilepsia en el Servicio de Neurocirugía del Hospital Niño Jesús, de Madrid.
Valoración multimodal 
Pérez, que ha participado en un encuentro internacional sobre epilepsia pediátrica celebrado en la Fundación Ramón Areces, de Madrid, considera que, en esa valoración global multimodal, la prueba por excelencia es el vídeo-EEG, que combina el registro del electroencefalograma (EEG) con la imagen del paciente grabada en vídeo en tiempo prolongado, que pueden ser días. "Además de confirmar el diagnóstico, el vídeo-EEG también puede ayudar a detectar episodios leves o menores que hayan pasado desapercibidos y estén deteriorando el desarrollo normal del niño.
"Una cuarta parte de los casos que no se controlan son falsas epilepsias, como crisis paroxísticas no epilépticas, síncopes o parasomnias"
Determinadas formas de epilepsia aparecen en el periodo neonatal y aquí la labor del neurofisiólogo es específica, pues "el cerebro del niño no es el de un adulto en miniatura: la interpretación de las pruebas diagnósticas en la infancia requiere un entrenamiento concreto; desde el punto de vista de la neuroimagen, por ejemplo, el estudio puede ser más difícil que en el paciente adulto, pues el cerebro infantil se está mielinizando". En niños, una epilepsia mal controlada o que conlleva muchas crisis, se asocia a riesgo de deterioro cognitivo, aunque, a su favor, la edad pediátrica, en comparación con la adulta, cuenta con mayor capacidad de recuperación de déficits neurológicos por la plasticidad neuronal.
Existen cerca de 22 fármacos comercializados para el abordaje de la epilepsia, "que controlan hasta un 80 por ciento de los casos", según Jaime Campos Castelló, neuropediatra y neurofisiológo clínico en el Hospital Clínico, y profesor de Pediatría en la Universidad Complutense, de Madrid, "lo que reduce el impacto social de la enfermedad y el deterioro intelectual; en suma, aumenta la calidad de vida del niño".
El tratamiento quirúrgico, que se diseña en función de la existencia del foco epileptógeno y de su localización mediante vídeo-EEG, según Pérez Jiménez, es totalmente curativo cuando existe la indicación oportuna.
Unidades de epilepsia
Sin embargo, un 20 por ciento de epilepsias infantiles siguen siendo farmacorresistentes, no tienen un control oportuno. Campos sostiene que el fomento de unidades hospitalarias de epilepsia, cuya presencia es casi anecdótica en el sistema sanitario público español, es totalmente necesario para realizar seguimiento y reevaluación. "El 25 por ciento de los casos que no se controlan son falsas epilepsias: crisis paroxísticas no epilépticas, síncopes o parasomnias, entre otras".
A los agentes antiepilépticos de primera y segunda generación, no exentos de efectos adversos, se han sumado los de tercera generación, que pretenden ser más efectivos y menos tóxicos, según José Luis Herranz, neurólogo de la Universidad de Cantabria, en Santander, sin olvidar "las nuevas dianas de investigación (ver cuadro adjunto) que buscan erradicar la farmacorresistencia, pero también un tratamiento mucho más específico a cada epilepsia".

UN DURO ESTIGMA QUE ENVUELVE A TODA LA FAMILIA

La epilepsia carga sobre los hombros de cada persona afectada un gran estigma social, un aspecto contra el que no sólo luchan cada vez más profesionales médicos sino que es uno de los objetivos de las asociaciones de pacientes y de sus familiares. En un informe realizado por la empresa Cuestiona para la Fundación Síndrome de West, un tipo de epilepsia, se concluye que la percepción de discriminación, en actos sociales, restaurantes e incluso en el entorno familiar, "sí existe y aumenta a medida que el paciente cumple años", según Nieves Pombo, socia directora de Cuestiona, que ha presentado estos datos en un simposio internacional celebrado en la Fundación Ramón Areces, de Madrid. Así, un 20 por ciento de familias dicen que sí existe discriminación, un 40 por ciento reconoce que a veces y un 38 por ciento considera que nunca. La familia es la segunda afectada, ya que en los primeros años de enfermedad dos de cada tres personas, sobre todo madres, con hijos epilépticos tienen que abandonar el trabajo por las numerosas hospitalizaciones. "En el 68 por ciento de los casos algún familiar abandona el trabajo, pero si no lo hace, posteriormente, las bajas laborales temporales son más frecuentes, así como las reducciones de jornada, por la atención que requiere el enfermo, "lo que sugiere que es necesario contribuir y facilitar la conciliación laboral y familiar desde las empresas y las administraciones".

Tratamientos psicológicos (V).Terapia de familia.








Tratado de Psiquiatría
Capítulo 46
Tratamientos psicológicos (V).Terapia de familia.
P.Salorio del Moral,J.Rodado Martínez.
Fuente: http://www.psiquiatria.com


Terapia de niños
 Mujeres embriagadas
Cuando la pareja está bien

RESUMEN:

INTRODUCCIÓN
La Terapia Familiar tal como la conocemos en
la actualidad, comienza a desarrollarse en los
Estados Unidos sobre los años 50. En esta
época el Psicoanálisis era una de las principales orientaciones psiquiátricas, pero para muchos
psiquiatras este método no era lo suficientemente
útil, sobre todo en el tratamiento de los pacientes esquizofrénicos, por lo que intentan buscar nuevas alternativas terapéuticas (Pereira, 1994). Esa nueva alternativa era la Terapia Familiar, cuyo objetivo en un
principio no era cambiar unas percepciones individuales, sino cambiar la estructura de la familia y los
patrones de conducta alterados. No era suficiente el
tratamiento individual, ya que además de cambiar los
conflictos internos de la persona era necesario cambiar el medio en el que la persona vive.
En este capítulo se tratará de dar una visión global
de los abordajes teóricos de la familia en cuanto a
evaluación y tratamiento psiquiátrico. Comenzaremos con una revisión histórica de los diferentes modelos teóricos que han dado lugar al movimiento de
la Terapia Familiar, a continuación trataremos de definir qué se entiende por familia, su estructura y sus
funciones, posteriormente revisaremos los principales enfoques en Terapia de Familia y la utilidad del
enfoque sistémico en Psiquiatría. Finalmente cómo
usar eficientemente los distintos tratamientos familiares sistémicos en diferentes patologías como: las toxicomanias, los trastornos de la alimentación, las psicosis y en el tratamiento con niños.

EVOLUCIÓN HISTÓRICA
Hace años que la Psiquiatría reconoce la influencia crucial de la familia en el desarrollo del individuo
y su psicopatología. Durante muchos años la atención se dirigió de forma primaria al impacto de la
díada madre-hijo en la infancia temprana de este último, siguiendo un modelo de influencia causal que
asumía que las deficiencias de la personalidad materna y su estilo maternal eran responsables de cualquier alteración en la descendencia. En este modelo
los miembros de la familia eran vistos de una forma
colateral y separada al tratamiento individual del paciente (si es que los veían). Un giro paradigmático
ocurrió en los años 50 con el desarrollo de la Teoría
General de Sistemas (Bertalanffy, 1969; Grinker,
1967), la Teoría de las Comunicaciones (Ruesch y
Bateson, 1951), y la Cibernética (Watzlawick y col.,
1967). La observación directa de familias al completo en el estudio de la esquizofrenia (Bateson y col.,
1956; Bowen, 1960; Lidz y col., 1965; Singer y
Wynne, 1965; Wynne y col., 1958) y, posteriormente, bajo distintos grados de disfunción, impulsó
que se pensara en el contexto familiar de los problemas humanos y en una intervención terapéutica destinada a cambiar los patrones de interacción disfuncionales. Todas las investigaciones apoyaban la existencia de unos patrones transaccionales continuos y
repetidos. Dejando de lado cuestiones como el
origen de los problemas, se observó que las interacciones reales ocurrían en forma de ciclos que mantenían o reforzaban la conducta alterada en el paciente, y que existía una cadena de causalidad circular y
compleja que conectaba las acciones y reacciones de
los miembros de la familia. Asimismo, se comprobó
que independientemente del tipo o la profundidad
de la intervención terapéutica individual, los síntomas reaparecían regularmente cuando el paciente
volvía a su vida anterior familiar en casa. El siguiente
paso lógico fue concebir una intervención terapéutica destinada a alterar estos patrones de relación disfuncionales mediante sesiones con la familia al completo.
Los 60 fueron unos años de rápida expansión de
la teoría y de experimentación de los distintos enfoques terapéuticos familiares sobre una gran variedad
de problemas. Este rápido crecimiento con la proliferación de nuevas ideas, técnicas y escuelas teóricas,
puede crear confusión sobre qué es una orientación
sistémica y cómo se practica la terapia familiar. (Rolland y Walsh, 1996).
Desde un punto de vista general, Minuchin en
1975 reconocía la existencia de tres corrientes en
EE.UU.:
—La transicional que trata de amalgamar conceptos nuevos de sistemas con conceptos dinámicos
tradicionales y en el que el tratamiento tiene como
objetivo la reestructuración psicológica del paciente,
poniendo énfasis en la exploración del pasado, en el
contenido de la comunicación y en la utilización de la
transferencia y la interpretación como técnicas.
—La existencial, que tiene como objetivo el crecimiento y expansión de la persona y en el tratamiento pone énfasis en la experiencia en el presente, entre el terapeuta y los miembros de la familia como
instrumento de cambios para ambos.
—La tercera corriente tiene como objeto el cambio del sistema familiar como contexto social y psicológico de los miembros de la familia y en la terapia el
énfasis está en la transformación de los procesos interpersonales en disfunción.


LA FAMILIA. DEFINICIÓN
Hasta la actualidad, la familia era considerada el
grupo primario más relevante de la sociedad, ya que
es en la familia donde el individuo recibe las más eficaces y duraderas pautas de socialización. Su personalidad social se forma en parte con este contacto y
comunicación (Fichter, 1990).
La familia ha sido estudiada en profundidad por
diferentes ciencias, considerándola como un “almacén económico, afectivo, educativo y social” (Garrido, 1995).
Es difícil establecer una definición de familia, ya
que esta ha ido cambiando con el paso de los años y
en función de las ideologías políticas. Si analizamos
las definiciones propuestas por varios autores, podemos llegar a un intento de definición.
Levi-Strauss (cit. por Garrido, 1995) definía a la
familia como “una sociedad formada por el marido, la mujer y los hijos de ambos, unidos por lazos
legales, con derechos y obligaciones prescritas, así
como por vínculos psicológicos y emocionales”.
Gough (cit. por Musitu y Herrero, 1994) considera que con el término de familia se hace referencia a
“una pareja u otro grupo de parientes adultos que
cooperan en la vida económica y en la crianza y
educación de los hijos, la mayor parte de los cuales o todos ellos utilizan una morada común”.
Misitu y Herrero (1994) definen a la familia como
“un grupo de personas directamente ligadas por
nexos de parentesco, cuyos miembros adultos asumen la responsabilidad del cuidado y educación
de los hijos”.
Para Garrido (1995) la familia es “un grupo que
tiene una estructura básica (padre-madre-hijos)
habitando en un espacio durante diversos ciclos
vitales que tiene como fin cumplir con funciones
sexuales-reproductoras, económicas, socioeducativas y afectivas abierta tanto a la familia extensa
como a la comunidad”.
En todas estas definiciones podemos observar como se hace referencia a que la familia es un grupo
de personas unidas por lazos de parentesco, que tienen una estructura y que realizan determinadas funciones.


ESTRUCTURA Y FUNCIONES DE LA FAMILIA
En general en cuanto a la estructura, existen
diferentes tipos de familia
—Familia extensa o amplia.
—Familia nuclear o conyugal.

Familia extensa
Se entiende por familia extensa un grupo formado por personas que están unidas por lazos de parentesco, que pueden pertenecer a distintas generaciones o que sean miembros familiares de una
generación particular así como sus cónyuges. Este tipo de familia es característico de las sociedades
preindustriales, en ellas los hombres y las mujeres se
casan pero continúan perteneciendo a la familia de
los padres de uno de los cónyuges.
En cuanto a las relaciones entre sus miembros,
predominaban las jerarquías de los padres sobre los
hijos, de los ancianos sobre los jóvenes, de los mayores sobre los menores, correspondiendo a la mujer el
papel de subordinación.
En relación a lo económico, este tipo de familia
constituía la unidad de producción y de consumo, estableciendo una tácita división del trabajo.

Familia nuclear
La familia nuclear, también denominada conyugal, elemental, básica o simple es el prototipo de familia que predomina en la actualidad. Es un grupo
formado por un hombre, una mujer y sus hijos socialmente reconocidos.
Para Murdock (citado por Garrido, 1995) la familia nuclear es un grupo social humano universal,
ya sea como la única forma de familia o como unidad básica integrante de formas familiares más
complejas.
En general por familia nuclear se entiende aquella
comunidad en la que predomina exclusivamente un
principio de parentesco primario: marido, esposa y
uno o más hijos. En este tipo de familia tiene lugar
una prevalencia de lo afectivo sobre lo económico, lo
que supone una gran riqueza y al mismo tiempo una
mayor fragilidad desde un punto de vista sociológico,
ya que está expuesta a mayores crisis psicológicas
(Pastor, 1988).

El estigma sigue presente en la enfermedad mental.








ESPECIALIDADES
FUENTE: HTTP://PSIQUIATRIA.DIARIOMEDICO.COM

PIDEN COMPLICIDAD DE OTRAS ESPECIALIDADES

El estigma sigue presente en la enfermedad mental.

La lucha contra el estigma de las personas con un diagnóstico de enfermedad mental no ha dado aún los resultados esperados. Con el objetivo de dar un paso adelante en esta tarea, en el XV Congreso Nacional de Psiquiatría se ha presentado el documento Manifiesto de Oviedo contra el estigma de las personas con enfermedad mental, promovido por la Sociedad Española de Psiquiatría, la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental.
El documento tiene por objetivo informar a políticos, profesionales sanitarios, periodistas y a los ciudadanos en general sobre la necesidad de erradicar el estigma y la discriminación que aún hoy padecen las personas con un diagnóstico de enfermedad mental.
Paz González García-Portilla, profesora de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo, ha indicado que la sociedad "aún no está suficientemente receptiva" para adoptar un cambio de actitudes que supongan la desaparición de la discriminación. Así, en el congreso se ha habilitado un espacio para que todos los congresistas que lo deseen puedan adherirse a este manifiesto con su firma.






Aislamiento social
García-Portilla ha añadido que son los pacientes que tienen un trastorno mental los que más sufren este aislamiento social. Ha resaltado la importancia de insistir en la idea de que estas personas con un tratamiento adecuado "pueden desarrollar una actividad vital como la de cualquier otra persona, integrados en la sociedad".Además, ha incidido en el hecho de que buena parte de las noticias relacionadas con los trastornos mentales "aparecen en las páginas de sucesos, cuando en otras disciplinas médicas suelen publicarse en las de sociedad".
Para lograr el objetivo de erradicación del estigma, la especialista ha destacado la importancia de "contar con la complicidad de todos los médicos, no sólo los psiquiatras, porque es cierto que nuestra especialidad también está estigmatizada y eso no ayuda".
En el manifiesto se explica que el aislamiento de los enfermos mentales, unido a su patología, puede complicar su desarrollo personal. "Un inadecuado tratamiento mediático, el desconocimiento de que estos trastornos están relacionados con un funcionamiento anormal del cerebro, la evolución a veces imprevisible, el tabú del suicidio y, sobre todo, el miedo a la violencia, siempre magnificada, provocan un aislamiento social inmerecido y perjudicial".
Manifiesto contra estigma
El documento establece que la persona con enfermedad mental no tiene responsabilidad sobre la aparición y evolución del trastorno, que la relación con actos violentos no es la norma habitual de comportamiento, y que padecer este tipo de patología no es sinónimo de incompetencia.Otro asunto que recoge es que una persona con este tipo de diagnóstico es "obviamente como cualquiera otra, pero necesita aún más del cuidado y aceptación del entorno para su mejoría".
Los psiquiatras quieren dejar claro que las habilidades y competencias de estos pacientes son similares a los de las personas sin enfermedad mental, que en la mayoría de los casos pueden desarrollar un trabajo normalizado y que las autoridades sanitarias deben redoblar los esfuerzos para su integración como ciudadanos de pleno derecho. La implicación de los medios de comunicación en la erradicación del estigma es clave.
Los especialistas concluyen insistiendo en que la eliminación de la discriminación, sumado a los avances en los tratamientos y la cada vez mejor formación de los profesionales, será un pilar fundamental en "la normalización de muchas personas que hoy sufren problemas relacionados con la salud mental".




"Las noticias relacionadas con trastornos mentales aparecen en las páginas de sucesos, mientras que otras disciplinas se dan en las de sociedad."
"Es necesario incidir en que estos pacientes con un tratamiento adecuado pueden desarrollar una actividad como cualquier otra persona."
Paz González García-Portilla
Paz González García-Portilla, profesora de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo.

"Sólo el 10% de esquizofrénicos consiguen un empleo estable"

Psiquiatría

FUENTE:
PSIQUIATRIA.DIARIOMEDICO.COM
INTERVENCIONES SOCIALES EN LA PRÁCTICA

“Sólo el 10% de esquizofrénicos consiguen un empleo estable”

Manuel Martín Carrasco, director del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas de la Fundación María Josefa Recio, de Valladolid, ha explicado a Diario Médico aspectos como el pronóstico de la esquizofrenia, la incidencia en los niños y los principales avances terapéuticos.







¿Cómo es hoy el pronóstico de la esquizofrenia?
-No es bueno, sobre todo en términos funcionales. Los tratamientos están consiguiendo una condición muy significativa en algunos de los síntomas típicos de la enfermedad, como delirios, alucinaciones o trastornos del pensamiento. Pero en cambio hay otros que no mejoran, especialmente los llamados síntomas negativos y cognitivos. Como consecuencia de ello, el funcionamiento social de estos pacientes es malo. Solamente el 10 por ciento de las personas con esquizofrenia consiguen un empleo estable. Aunque hemos avanzado, aún queda mucho por hacer.

¿Cuáles son los principales avances terapéuticos?
-Los que se han producido en los últimos años son fundamentalmente la introducción de terapias farmacológicas mucho más tolerables que los fármacos clásicos. A partir de los años 80 se empezaron a introducir los llamados antipsicóticos de segunda generación, que tienen un perfil más benigno. Esto es muy importante porque se trata de tratamientos a largo plazo, ya que no son curativos sino paliativos. La eficacia de los fármacos nuevos no es mucho mejor, pero en cambio la tolerancia sí lo es, por lo que el cumplimiento terapéutico es mucho mejor y la evolución global de los enfermos es más positiva que con los fármacos clásicos.
¿Qué otras técnicas novedosas se están empleando como tratamiento?
-Sabemos que los tratamientos farmacológicos tienen que complementarse con intervenciones psicosociales, porque allí es donde no llegan los fármacos; una intervención psicosocial puede mejorar mucho la calidad de vida y la funcionalidad de la persona. Destacan en esta línea el tratamiento asertivo comunitario, la rehabilitación cognitiva, el adiestramiento en habilidades sociales y las técnicas de intervención familiar, que son muy importantes. La familia tiene una gran sobrecarga y no se la puede dejar sola; necesita ayuda, guía y acompañamiento.
¿Ha crecido el número de personas con esquizofrenia que se integran en la sociedad?
-Todavía, por desgracia, estas intervenciones psicosociales no están a disposición de la mayoría de pacientes. Sólo el 10 por ciento de las personas con esquizofrenia tienen acceso a ellas. No se ha trasladado a la práctica clínica, por lo que hay que dar cabida a este tipo de terapias y proporcionarlas. Es difícil en tiempos de crisis… Es una demanda clara, sin duda la principal, de estas jornadas.
¿Los cuidadores tienen la formación adecuada?
-Desde las Hermanas Hospitalarias, a través del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas, estamos preparando el programa Educa, destinado a diseñar herramientas familiares de intervención. Ya hemos realizado estudios en familiares de personas con Alzheimer.
¿Es un tema tabú el de las enfermedades mentales en niños? ¿Hay pocos casos?

 

-No, no hay pocos. El número es creciente. Durante mucho tiempo se tuvo la infancia mitificada como una edad feliz. Por supuesto eso no es así. Claro que hay patologías. En el último borrador de troncalidades médicas, que no ha llegado a aprobarse por circunstancias políticas, el Ministerio de Sanidad reconocía la creación de una especialidad de psiquiatría infantil. Todavía no existe pero hay una conciencia clara de su gran necesidad. Las tasas son menores que en adultos, pero los casos son graves. También hay cuadros mixtos entre autismo y psicosis infantil.

Los astrocitos influyen en las células de la respiración.

Publicado en Internet el 15 de julio 2010 | Nature | doi: 10.1038/news.2010.355


Fuente:http://www.nature.com/news/2010/100715/full/news.2010.355.html


Noticias

Soplo de aire fresco para las células "pegamento" del cerebro


Los astrocitos pueden tener un papel importante en la regulación de la respiración.








Un tipo de célula cerebral que se cree responsable de apoyo a otras células pueden tener un papel insospechado en el control de la respiración.
En forma de estrella células llamadas astrocitos, que se encuentra en el cerebro y la médula espinal, es posible introducir cambios "sentido" en la concentración de dióxido de carbono en la sangre y estimular las neuronas para regular la respiración, según un estudio publicado en línea en la ciencia hoy en día uno . La investigación podría arrojar alguna luz sobre el papel de los astrocitos en ciertas enfermedades respiratorias, tales como muerte súbita, que no se comprenden bien.
Los astrocitos son un tipo de células gliales - el tipo más común de células cerebrales, y mucho más abundantes que las neuronas. "Históricamente, las células gliales se pensó sólo para" pegar "el cerebro, al proporcionar la estructura neuronal y el apoyo nutricional, pero no más", explica el psicólogo Alexander Gourine del University College de Londres, uno de los autores del estudio. "Este viejo dogma ahora está cambiando dramáticamente, algunos estudios recientes han mostrado que los astrocitos pueden realmente ayudar a las neuronas para procesar la información."
"El aspecto más importante de este estudio es que un cambio considerable en las ideas acerca de cómo la respiración es controlada", dice David Attwell, un neurocientífico de la University College London, quien no participó en el estudio.
"Lo que este estudio hace es hermoso y muy emocionante."
Durante el ejercicio, la cantidad de CO 2 en la sangre aumenta, haciendo que la sangre sea más ácida. Hasta ahora, se pensaba que este cambio de pH se 'sentía' por neuronas especializadas que señalan a los pulmones para expulsar a más de CO 2 . Pero el estudio encontró que los astrocitos pueden percibir como una disminución en el pH también - un cambio que provoca un aumento en la concentración de iones de calcio (Ca 2 + ) en las células y la liberación del mensajero químico adenosina-5'-trifosfato (ATP ). Los investigadores creen que el ATP estimula las neuronas cercanas que están involucrados en la respiración, los cuales a su vez desencadenar un aumento de respiración para que el exceso de CO 2 puede ser removido de la sangre.
Una de las técnicas del equipo utilizado consistió en insertar un gen que codifica una proteína sensible al calcio fluorescentes, Case12, en los cerebros de las ratas que viven, junto con una secuencia promotora que aseguró el gen que expresa sólo en los astrocitos.Cuando la luz se iluminó el cerebro, Case12 fluorescencia con un brillo que corresponde a la concentración de calcio en los astrocitos. El equipo encontró un aumento inmediato de calcio cuando el nivel de pH se redujo. El experimento también reveló que los astrocitos, en respuesta a cambios en el pH, se localizan en el bulbo raquídeo - un área del cerebro conocida por su "sentido" de la composición química de la sangre. El equipo observó resultados similares utilizando rebanadas de tallo cerebral y los modelos de cultivo celular.

Respuesta rápida

Los investigadores esperan que los hallazgos podrían ayudar a la comprensión de las enfermedades de insuficiencia respiratoria, tales como el síndrome de muerte súbita del lactante, también conocido como muerte de cuna, y un síndrome potencialmente fatal llamada maldición de Ondina. Si los problemas en función de las células gliales, se puede demostrar que causan estas condiciones, los astrocitos tal vez podría ser un objetivo en el futuro desarrollo de terapias.
"Lo que este estudio hace es hermoso y muy emocionante", dice Philip Haydon, un neurocientífico en la Tufts University School of Medicine en Boston, Massachusetts. "El siguiente paso sería bloquear selectivamente los astrocitos señales de calcio o la liberación de ATP, luego en coche el cambio de pH y ver qué pasa - que determinará si los astrocitos son absolutamente necesarios en el control de la respiración."
Gourine está de acuerdo en que es importante desarrollar herramientas para inhibir este tipo de respuestas astrocitos, pero dice que es un "gran desafío".

Brian MacVicar, un neurocientífico de celular de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canadá, dice que ha habido cierto desacuerdo sobre la interacción entre astrocitos y neuronas. La pregunta es si los astrocitos pueden hacer algo lo suficientemente rápido como para alterar el comportamiento actual, influyendo en la actividad neuronal, dice, o si tienen un papel más pasivo.
"Los astrocitos se muestran aquí para responder con rapidez - en cuestión de segundos - a un estímulo fisiológico", dice. "El impacto de este trabajo será convencer a los escépticos más empedernidos que los astrocitos pueden cambiar la actividad neuronal en respuesta a un estímulo y por lo tanto alterar una respuesta de comportamiento."
Sin embargo, algunos investigadores dicen que es necesario tener precaución al interpretar los datos de los estudios de esos animales."Todo el mundo probablemente de acuerdo en que los astrocitos pueden ser señal de que las neuronas en cultivo celular", dice Attwell. "Pero el problema es que cuando se quiere mover de que en los organismos vivos, es más complicado de interpretar los datos, y sobre todo para determinar con exactitud cuál es el mecanismo de señalización". 

Trastornos del humor (afectivos)

TRATADO DE PSIQUIATRÍA

C apítulo 18


Trastornos del humor (afectivos)
E. Álvarez Martínez, J. Pérez Blanco, V. Pérez Solá

Fuente: http://www.psiquiatria.com/tratado/cap_18.pdf


ESTUDIO CLÍNICO DEL EPISODIO DEPRESIVO
En este apartado es descrito el episodio depresivo
(Tabla I) como lo será más adelante el maníaco, progresivamente, tal como suelen ir apareciendo los síntomas evitando la exposición académica que posteriormente puede entrañar dificultades cuando es
trasladado a la realidad asistencial del día a día. Es
opinión de los autores que el lector en formación podrá identificar con mayor facilidad el paciente deprimido si este es descrito tal y como evoluciona de forma “natural”, ya que las posibilidades de que efectúe
una consulta se puede producir en cualquier momento de la misma.
El inicio de las enfermedades depresivas puede producirse a cualquier edad, siendo más frecuente a partir
de los 30 años, con incrementos de incidencia en el
inicio de la involución. A excepción de los pacientes
que alternan su sintomatología depresiva con episodios de euforia, el comienzo suele ser insidioso y difícil
de identificar por el paciente. Este, suele encontrarse
más cansado físicamente de lo habitual, con frecuencia requiere un esfuerzo mayor para realizar las tareas
desempeñadas habitualmente y su interés por ellas
decrece. Se queja con mayor frecuencia de molestias
orgánicas, como cefaleas, digestiones pesadas o estreñimiento, sufre dificultades para dormir sintiéndose
poco “reparado” por el sueño. Este insomnio es con
frecuencia de mantenimiento. Al agravarse el cuadro,
es descrito por el paciente como un despertar brusco
con la percepción inmediata de angustia intensa de localización, en ocasiones, epigástrica.

Al empeorar de forma gradual el cuadro, el paciente percibe un estado de ánimo progresivamente

más bajo, estableciéndose en franca tristeza, descrita con frecuencia como un sentimiento muy distinto
al de la que es reactiva a una circunstancia vital, como un fallecimiento o una separación afectiva. Este
sentimiento se va haciendo cada vez más profundo,
y si al principio provoca con frecuencia el llanto, llegado a un cierto punto de gravedad, esta expresión
afectiva desaparece diciendo el paciente que “quisiera, pero no puede ya llorar”.
Se va haciendo más notable la dificultad en desarrollar tareas y el deterioro del rendimiento puede
ser importante.
Paralelamente el paciente se siente progresivamente menos interesado en sus actividades habituales, tanto laborales como lúdicas o sexuales. Suele
quejarse del enorme esfuerzo que representa dedicarse a actividades que antes le interesaban mucho. Cada vez sale menos de casa, y finalmente siente una
imposibilidad, a veces absoluta, para sentir placer de
cualquier tipo. Así mismo, el sentimiento gratificante
de sentir afecto por su familia llega a desaparecer. El
paciente dice encontrarse como “si no tuviera sentimientos” (anestesia afectiva), ello es con cierta frecuencia un motivo más para sentirse culpable.
Estas ideas de culpa puede relacionarlas con motivos banales como “haber reñido a su hijo”, o “dar
una mala impresión en la empresa”. Su naturaleza
puede llegar a ser delirante, por ejemplo, si el sentimiento de culpa por pegar a su hijo tiempo atrás,
implica para el paciente, un castigo divino en forma


de su malestar actual, sintiéndose indigno y despreciable. Este autodesprecio, con frecuencia e independiente de las ideas de culpa, engloba todas las facetas relacionales; el paciente puede sentirse más
feo físicamente, inútil en sus tareas, antipático y desagradable e inferior para los demás.
La tolerancia a las molestias físicas disminuye
mucho, así, molestias banales son expresadas por el
paciente como insoportables. Además, su sistema
neurovegetativo con frecuencia se altera, enlenteciéndose el ritmo intestinal y produciéndose, a veces,
crisis vegetativas que pueden confundirse con crisis
de angustia (ataques de pánico). Esto se traduce en
frecuentes quejas físicas, más acusadas en pacientes
de mayor edad, etiquetadas, en ocasiones, de síntomas hipocondríacos. En mi opinión de forma erró-
nea, ya que las quejas físicas responden a una disminución de la tolerancia al dolor y etiquetarlas así,
desvirtúa el término de hipocondría. Otras veces, estas quejas son de tanta entidad, que el paciente las
explícita durante la entrevista en primer plano y de
forma invasiva en la relación terapéutica. En estos
casos se habla de “depresión enmascarada” (término acuñado por J.J. López-lbor Aliño), ya que los
síntomas somáticos “enmascaran” a los más característicamente depresivos.
La anorexia es característica en los episodios depresivos, acompañada o no de pérdida de peso. El
paciente comenta que no le encuentra “ningún gusto
a la comida”, “que come a la fuerza, o que no lo haría en ausencia de que se lo sugirieran”. Sin embargo, en algunos subtipos clínicos de depresión, puede
evidenciarse una bulimia marcada, básicamente por
hidratos de carbono. Son ingestas de alimento compulsivas y en cantidades exageradas cada vez, pero
no de forma continuada durante todo el día. Aunque
será comentada posteriormente en la clasificación de
las enfermedades depresivas, vale la pena mencionar
que este tipo de depresiones es más frecuente en
personas jóvenes, se acompaña de somnolencia
diurna y parecen tener un ritmo marcadamente estacional.
Con la progresiva ausencia de capacidad para
sentir placer y experimentar sentimientos de afecto,
la sensación de que “la vida no vale la pena”, o “que
para vivir así....”, van haciéndose más patentes las
ideas de muerte. Posteriormente, con frecuencia se
angustia o se sorprende pensando en alguna forma
de quitarse la vida. En ocasiones los sentimientos de
culpa intensos y persistentes juegan un papel importante en los deseos de muerte.
Es dramático, el desbordamiento afectivo que sufre el paciente, en ocasiones, cuando el clínico sugiere la posibilidad de que tenga pensamientos de esta
naturaleza. A veces la ideación suicida es intensa, y
no es raro que pacientes con depresiones recurrentes, muestren intentos de suicidio en su historial clínico. De hecho, es la situación depresiva, la primera
causa de autolisis.


En cuadros depresivos graves, casi siempre de tipo melancólico (endógeno), se presentan ideas de
negación. La gravedad de las mismas puede abarcar
desde la simple impresión de que el paciente a cambiado irreversiblemente, que es “distinto”, “mi cuerpo y cerebro han cambiado y nunca saldrán del estado en que se encuentran”, pasando por la negación
de órganos, “no tengo corazón” o “mis intestinos están putrefactos”, hasta la idea completa de negación
y convencimiento de que ya está muerto. Este tipo
de ideas llevadas a su máxima expresión, constituyen
el síndrome de Cotard.
Completan la ideación depresiva, los sentimientos
de pobreza y ruina. Pacientes que son ingresados
por causa de la intensidad del cuadro o por otros
motivos, expresan: “donde voy a ir así,... no tengo
nada de ropa, lo he perdido todo,... no podré pagar
el hospital,... nos hemos quedado sin nada”, etc.
Con frecuencia muestran preocupaciones excesivas en relación a hacer frente a pagos de facturas o
préstamos, y no es raro que los distintos temas que
hemos comentado, sean relacionados estrechamente
por el enfermo. Por ejemplo, puede sentirse culpable por un pequeño y banal error cometido al firmar
un documento bancario, lo cual le lleva al convencimiento que por su culpa, le bloquearan las cuentas, y
toda su familia sufrirá las consecuencias de su erró-
nea acción, sus hijos no podrán ir a la escuela, y no
podrán ser atendidas las necesidades mínimas de la
familia. Ello va acompañado de premoniciones de
destrucción personal, ideas de negación que completan junto al deseo de morir y terminar el perjuicio
que causa a otros, la ideación depresiva.
Sin embargo, la mayor parte de casos, no presentan un pensamiento tan grave y completo, si no parte de él, las ideas de culpa moderadas y el deseo más
o menos explícito de la muerte son las evidenciadas
con mayor frecuencia en este tipo de pacientes.
La actividad física puede oscilar entre los dos polos extremos. Desde la agitación marcada, con
muestras aparatosas de petición de perdón por las
malas acciones cometidas pasando por una simple
inquietud, hasta la inhibición más grave. Muchos pacientes expresan el deseo de pasar en la cama la mayor parte del tiempo. Con asiduidad, expresan deseos de aislamiento y cualquier actividad física que
tengan que realizar “se les hace una montaña”. Es
usual que el paciente fantasee acerca de situaciones
de aislamiento completo. Esta inhibición tiene su
máxima expresión en el estupor melancólico, autentico “coma” depresivo, durante el cual, el paciente puede llegar a requerir ser sondado para su alimentación y control de micción. Estas situaciones
implican intervenciones terapéuticas enérgicas.
Algunos grupos de síntomas depresivos son característicos de determinados subtipos de depresión,
aunque serán comentados de forma más organizada
en la clasificación de las enfermedades depresivas,
los describiremos a continuación.


En ocasiones el paciente sufre un cambio en la intensidad de los síntomas a lo largo del día, mejorando a medida que avanza este, son los denominados
cambios diurnos característicos de la depresión de
tipo melancólico. Estos casos, suelen ir acompañados de despertar precoz (despertar brusco dos o tres
horas antes de lo habitual) acompañado de un intenso malestar.
Con menor frecuencia un paciente deprimido
puede presentar ideas delirantes, a veces congruentes con el estado de animo es decir, conteniendo una
temática de ruina, culpa o negación; o bien, sin relación con el humor depresivo, por ejemplo de tipo
autorreferencial (perjuicio). Más raramente, pueden
presentarse alucinaciones en este último tipo de cuadro depresivo.
En pacientes deprimidos jóvenes que inician su
enfermedad en la adolescencia se presentan rasgos
atípicos. Muestran más abulia y pérdida de interés
que tristeza, bulimia con aumento de peso, somnolencia durante el día sin insomnio aparente y suelen
presentar un ritmo estacional con tendencia a empeorar en invierno.
En la mayoría de los tratados clásicos se exponen
los llamados síntomas nucleares de la depresión siguiendo conceptos psicologicistas y fenomenológicos. Este concepto suele referirse a la hipotimia, inhibición y ansiedad. Sin embargo esta concepción
dista mucho de seguir el modelo médico y es confusa


en cuanto a los términos que usa. El concepto de
tristeza, emoción absolutamente normal y reactiva a
acontecimientos externos, poco tiene que ver con la
“angustia” o el “sufrimiento” que presenta un enfermo depresivo. La diferencia cualitativa es prácticamente constante y no solo limitada al subtipo melancólico. Lo mismo podríamos comentar acerca de la
ansiedad y la inhibición con la constante de las diferencias cualitativas.
En la Tabla II se intenta una aproximación al modelo médico de enfermedad en opinión de los autores más cercana a la realidad y al concepto de la depresión como tal. Como se comenta en el apartado
sobre etiopatogenia es postulada desde hace más de
dos décadas una hipofunción serotoninérgica (5HT)
en la depresión como alteración de vulnerabilidad o
de rasgo y una probable hipofunción nor-adrenérgica como cambio de estado. Tres de los síntomas nucleares de la depresión que son descritos están claramente relacionados con la comentada disminución
de actividad 5HT en el sistema nervioso central
(SNC): disminución de la resistencia al estrés ambiental, disminución de la resistencia al dolor y alteraciones en los ritmos circadianos. La dificultad o
imposibilidad para experimentar sensaciones placenteras es mucho más complejo de relacionar neuroquímicamente de forma simplista, en parte debido
a la imposibilidad de usar modelos animales. Por supuesto la correlación con algunos de los síntomas


ideativos es todavía más tentativo y complejo. Esta
tabla constituye un intento de relacionar lo más adecuadamente posible los denominados síntomas nucleares o principales, su posible base neuroquímica y
los términos utilizados habitualmente en las guías de
criterios diagnósticos para denominar los síntomas
depresivos.
CLÍNICA DEL EPISODIO MANÍACO
La presentación de una fase maníaca (Tabla III) es
descrita habitualmente como la imagen especular de
la depresión. El paciente tiene un aspecto hablador,
con una actividad física exagerada, bromista y lúdico.
Parece prestar atención a cualquier estímulo circundante y atender en apariencia a todo. Tolera mal la
frustración y llevarle la contraria, incluso en un tema
banal puede implicar un estado de agitación o de
pérdida de control. El máximo grado de agitación y
agresividad en un paciente de este tipo era conocido
clásicamente como furor maníaco.
El inicio de un episodio maníaco suele ser de evolución rápida. En 24-72 horas el estado clínico del
paciente puede cambiar de forma radical. Puede empezar con una disminución de la necesidad de dormir que nunca debe confundirse con el insomnio que
puede presentarse en una fase depresiva. El paciente
se despierta espontáneamente de madrugada sintiéndose descansado y pletórico de energía. Es frecuente que una enferma maníaca ama de casa utilice


la lavadora o use el aspirador a las cuatro de la madrugada sin ninguna conciencia de hacer algo inadecuado. En efecto la sensación de vitalidad, fuerza fí-
sica y actividad es total. Existe un aumento general
de la actividad física y al principio la sensación de
felicidad puede ser desmesurada. A medida que se
incrementa la gravedad del episodio, el choque constante con la realidad es inevitable: molesta a los demás, las personas que se relacionan con el paciente
no pueden seguir su ritmo etc. van apareciendo episodios de frustración, irritabilidad y disforia que puede llegar a una agresividad franca tanto dirigida hacia
los demás como hacia él mismo.
El curso del pensamiento y el lenguaje están
acelerados. Habla en voz alta efectuando asociaciones cacofónicas y “divertidas”, imita el tono y características del lenguaje de otras personas, hace rimas,
dice irrelevancias y neologismos, el curso del pensamiento además de acelerado se vuelve lábil. Esta tendencia a la asociación y la debilidad del vínculo entre
frases puede implicar una aparente pérdida de relación temática entre frases denominándose fuga de
ideas. En esta situación experimenta la sensación de
que le “vuelan” y se le “escapan” literalmente las cosas que tenía intención de decir. El paciente habla
deprisa y apenas deja espacio para que contesten los
demás, no los deja hablar o aprovecha la más mínima pausa para interrumpir y reiniciar su discurso.
Con frecuencia se dice que habla a presión.
Los sentimientos que predominan son de sobrevaloración de sus posibilidades e incremento de la
autoestima. El contenido del pensamiento va desde
un optimismo exagerado a contenidos delirantes
habitualmente congruentes con el estado de ánimo.
Con frecuencia la temática de estas ideas está relacionada con inventos y soluciones magistrales de
problemas complejos. Un paciente, por ejemplo, reclamaba el premio Nobel de economía por solucionar el tema de la crisis económica mundial aumentando la impresión de billetes de curso legal. Aunque
con menor frecuencia, pueden presentar ideas delirantes no congruentes con la euforia que suele dominar el cuadro clínico, con temáticas autorreferenciales o místicas. Si esto ocurre en el primer episodio
pueden ser diagnosticados erróneamente de esquizofrenia.
La conducta del paciente se va volviendo más imprudente y no es raro que efectúe conductas socialmente inapropiadas de las que después se arrepiente amargamente. Desde una exagerada procacidad
sexual en los comentarios y proposiciones, hasta ideas descabelladas de negocios en las que puede implicar a otras personas sobre todo al inicio del episodio.
Es frecuente que gaste exageradamente “vaciando”
literalmente las tarjetas de crédito. Una vez remitido
el episodio este aspecto suele ser de los que acarrea
más problemas al paciente y su familia así como
constituir la temática propia de ideas de culpa si el
paciente efectúa episodios depresivos. Algunos pa-


cientes con experiencia de pasados episodios maníacos y con riesgo de recurrencias futuras “se prohiben” legalmente la entrada en los casinos de juego o
el uso de las comentadas tarjetas de crédito.

Depresión:Lo que sabes,puede ayudarte.








DEPRESIÓN: LO QUE SABES, PUEDE AYUDARTE
FEDERACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL  4
INTRODUCCIÓN

Federación Mundial de la Salud Mental
12940 Harbor Drive, Suite 101
Woodbridge VA 22192 USA
+1-703-494-6515
+1-703-494-6518 (Fax)
info@wfmh.com
www.wfmh.org


La depresión es una de las causas de discapacidad en el mundo. La
Organización Mundial de la Salud estima que la depresión ocupará  el segundo 
lugar  en 2020 como discapacidad mundial, después de las enfermedades
cardiovasculares. Es  una enfermedad común, seria y compleja que afecta
aproximadamente a  121 millones de personas en el mundo.
i
La depresión es un trastorno cerebral. Hombres, mujeres y niños pueden sufrir
depresión. La causa exacta de la enfermedad es desconocida, pero se piensa
que es una combinación de la genética y de las experiencias de vida.
Las personas que sufren  depresión generalmente necesitan de un tratamiento
específico. No hay cura para este trastorno cerebral, pero existen tratamientos
efectivos que incluyen medicinas y psicoterapia. En varios lugares del mundo
estos tratamientos no están disponibles. En muchos casos se buscan curas
tradicionales o medicinas alternativas para disminuir el peso  de este trastorno. A
menudo, la depresión no es diagnosticada ni tratada. Sin tratamiento, los
síntomas pueden durar por semanas, meses o años.
En el mundo hay estigmas asociados a la depresión. Frecuentemente, se piensa
que la depresión es un síntoma de debilidad o de apatía.  Existen programas y
actividades educativas mundiales que están trabajando para cambiar estas
percepciones y así poder contribuir a conocer y entender la enfermedad.
Este paquete reúne información sobre la depresión, sus síntomas y los tipos de
tratamientos, así como recursos informativos para encontrar ayuda.


DEPRESIÓN: LO QUE SABES, PUEDE AYUDARTE
FEDERACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL  5
Por días o semanas, mucha gente se siente infeliz o deprimida. La gente habla
de tener melancolía; pero a diferencia de la melancolía, la depresión no se
retira, sino se agudiza. La
depresión es una condición médica
seria que afecta el cuerpo, la
mente y el comportamiento. Afecta
la forma en la que comes,
duermes, te sientes y piensas. 
También puede afectar tu salud
física. La depresión es un trastorno
cerebral que afecta a un grupo de
gente de todas las edades, etnias,
religiones y clases sociales. La
depresión puede revelarse de
varias formas y tener diversos
síntomas y experiencias.
Los tipos de depresión 
La depresión es un  trastorno
cerebral que puede presentarse de
distintas formas. Algunas personas
experimentan un solo episodio de
depresión en su vida, otras
personas tienen depresión recurrentes y otras más pueden sufrir de depresión
crónica. Algunos episodios de depresión pueden suceder repentinamente sin
una causa aparente, mientras  que  otros pueden estar asociados con una
situación difícil de la vida, como la muerte de un familiar.


Con un diagnóstico específico, clínicamente,  hay tres tipos de depresión,  una
depresión mayor, conocida como depresión unipolar; depresión menor, conocida
como distimia, que es menos severa y  aparece como una depresión crónica: y
trastorno bipolar, también conocido como depresión maniaca donde períodos de
depresión son combinados por episodios de manía con cambios de
comportamiento repentinos y extremos.
Hay, adicionalmente, subcategorías de depresión. Dependiendo de donde vivas,
escucharás que hay tipos de depresión adicional. Por ejemplo, una iniciativa
educativa de Australia se concentra en tres tipos de depresión: depresión
melancólica definida como una forma biológica primaria de una enfermedad; no
melancólica definida como una situación primaria relacionada a un estilo de


personalidad y de mecanismos de reacción; y depresión psicótica, la cual es una
depresión combinada con síntomas psicóticos, como alucinaciones.
ii
Este paquete informativo se concentrará en la depresión mayor, también
conocida como depresión unipolar. La información incluida también es relevante
a las subcategorías de la enfermedad.
Depresión en el mundo
Los índices de depresión varían mundialmente El índice de prevalencia en
Japón es del  3  % y en Estados Unidos  del 16.9%, mientras que en la mayoría
de los países se ubica entre 8% y 12%. La falta de criterios en el diagnóstico y
chequeos dificulta la comparación nacional. Adicionalmente, las diferencias
culturales y los factores de riesgo afectan la expresión del  trastorno cerebral. 
Sabemos que los síntomas de la depresión pueden ser identificados en todas las
culturas. En el mundo, hay ciertos factores de riesgo en donde la depresión es
más factible.
Género.  La depresión es tres veces más común en mujeres que en
hombres, aunque algunos estudios en África no han demostrado lo
anterior.
Desventajas económicas como la pobreza
Desventajas sociales como bajos niveles educativos
iii
Genética. Si tu tienes en tu círculo familiar a alguien con este  trastorno
cerebral, hay una mayor posibilidad de desarrollar depresión en algún
momento de tu vida.
iv
Exposición a la violencia.
v
Estar separado o divorciado, especialmente en hombres.
Otras enfermedades crónicas.


Tener una combinación de estos factores de riesgo incrementa la posibilidad de
desarrollar depresión. Por ejemplo, una reciente encuesta en Estados Unidos
encontró que ser mujer, nativo americano, en la etapa media de su vida, viudo,
separado o divorciado y con bajos ingresos te coloca en un riesgo mayor de
tener depresión, mientras que ser asiático, hispano o afroestadunidense
disminuye este riesgo.
vi
Tener depresión es un factor de riesgo para otros trastornos que incluyen abuso
de sustancias, trastornos de ansiedad, enfermedades cardiovasculares, SIDA y
diabetes. La depresión es un importante factor de riesgo pare el suicidio.
¿Qué causa la depresión?
La razón de por qué algunas personas sufren de depresión es desconocida.
Científicos creen que hay factores emocionales, biológicos y genéticos que


combinados influyen en el desarrollo de este padecimiento. Sabemos que la
depresión se encuentra en familias. También sabemos que  las  experiencias
difíciles de vida, como la pérdida de un padre en la infancia, la muerte de un ser
querido, la terminación del empleo o una enfermedad crónica pueden
incrementar la incidencia del padecimiento. También patrones personales, tales
como el manejo del estrés,  baja autoestima o pesimismo extremo, son factores
que contribuyen a la depresión. Adicionalmente, la falta de redes o sistemas de
apoyo pueden influir  en la adquisición del padecimiento.
Resumen: Lo que sabes, puede ayudarte
La depresión es una enfermedad seria que afecta tu mente, cerebro y cuerpo.
Puede afectar a cualquier persona sin importar su edad, etnia, estatus
socioeconómico o sexo. Se piensa que las causas de la depresión son resultado
de una combinación de genética, biología y factores emocionales

Afecto positivo y negativo en adolescentes con y sin trastorno disocial.

 

 

 



TITLE WITHOUT CONDUCT DISORDER. A STUDY IN THE CENTER OF INTEGRATION FOR TEENS OF THE STATE OF MICHOACAN Autores: : POSITIVE AND NEGATIVE AFFECT IN ADOLESCENTS WITH AND Fátima Paulina Rosiles Leyva. Elizabeth Hernández Lujan. Ferran Padrós Blázquez. Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Morelia Michoacán, México. Dirección: Francisco Villa No. 450, Colonia: Doctor Miguel Silva. CP.58120 Morelia Michoacán, México.


 RESUMEN Introducción: los derechos de otras personas o importantes normas sociales que se inicia en la infancia o en la adolescencia. El objetivo es analizar si los niveles de afecto positivo y afecto negativo de los adolescentes diagnosticados de trastorno disocial de la conducta (TDC), son distintos de los niveles reportados por otros adolescentes sin dicho trastorno. Los trastornos de conducta se caracterizan por un comportamiento persistente y repetitivo que viola Método: Integración para Adolescentes (CIA) diagnosticados de TDC, el segundo formado por 18 jóvenes también internos en el mismo centro pero sin TDC y el tercero integrado por 14 jóvenes sin TDC estudiantes de preparatoria. Se realizó un estudio transversal en el cual se aplicó a los participantes el cuestionario breve para el diagnóstico del TDC y la escala de afecto positivo y negativo (PANAS) adaptada a la población mexicana. nivel de afecto negativo no se observan diferencias entre los 3 grupos. Por otro lado, se observó que el grupo de jóvenes sin TDC internos en el CIA reportó menor nivel de afecto positivo que el grupo de jóvenes de la preparatoria. Sin embargo no se observaron diferencias entre el grupo de jóvenes con TDC internos y la muestra compuesta por los estudiantes. Se confeccionaron tres grupos, el primero constituido por 12 jóvenes internos (en reclusión) del Centro deResultados: Respecto al Discusión otros estudios, un posible efecto compensatorio. De modo que los adolescentes con TDC experimentarían mayor nivel de afecto negativo derivado de déficit como los de autorregulación afectiva y menor proveniente de sentimiento de culpa y lástima por los demás. En cuanto al afecto positivo se ofrece como explicación que el TDC puede actuar como factor de “protección” frente a situaciones adversas como lo es estar en reclusión. adolescentes, trastorno de conducta, trastorno disocial, afecto positivo, afecto negativo. 




INTRODUCCIÓN La delincuencia en México y el mundo ha sido uno de los problemas más difíciles de combatir. En el año 2000 el presupuesto que se tenía destinado para Seguridad Pública en México era de 187.2 millones de pesos, y en el 2009 aumentó a 2820.11millones de pesos del cual se destina el 7.5% que equivale a 463.6 millones de pesos para la sustentabilidad (alimentación de los adolescentes, sueldo de los trabajadores, mantenimiento, etc.) y construcción de nuevos centros de integración para jóvenes (infraestructura, compra de terrenos) dentro de diversas regiones de la república mexicana. De acuerdo a las estadísticas, cada año se recluyen 100,000 adolescentes debido a adicciones y trastorno disocial de la conducta (TDC) según datos oficiales (Avelino y Peña, 2004). El término “trastorno de conducta” se emplea para hacer referencia a los casos en que niños y adolescentes manifiestan un patrón de conducta antisocial (comportamiento persistente y repetitivo que viola los derechos de otras personas o importantes normas sociales), cuando existe un deterioro significativo en el funcionamiento diario en casa o en la escuela, o bien cuando las conductas son consideradas incontrolables por familiares y amigos. De esta forma, el diagnóstico de trastorno de conducta queda reservado para aquellos casos donde aparece la conducta antisocial clínicamente significativa y que sobrepasa claramente el ámbito del normal funcionamiento (Kazdin y Buela-Casal, 2006). La teoría del apego formulada por Bowlby (1985) señala que el estado de seguridad, ansiedad o zozobra de un niño o un adulto es determinado en gran medida por la percepción de accesibilidad y capacidad de respuesta que éste tiene de su principal cuidador. Se considera que los apegos seguros promueven la experiencia de ser competente y una independencia apropiada. Un niño que está bien apegado manifiesta, generalmente, más habilidades sociales, mejor adaptación al medio, y una buena regulación afectiva, lo cual se ha propuesto como factor de protección frente a distintos trastornos mentales entre ellos podría considerarse el TDC (Delgado, 2004). Una persona con estilo de apego seguro, se caracteriza por acercarse emocionalmente a los otros de manera sencilla y mostrar la capacidad de establecer una experiencia de dependencia mutua segura y confortable (Dutra y cols., 2002). Sus relaciones con el otro son más estables, íntimas y satisfactorias y su perspectiva de sí mismo es más integrada y coherente. Estas personas son capaces de hablar de las experiencias adversas negativas o penosas de su infancia de manera reflexiva y relativamente desprovista de mecanismos de defensa (Bowlby, 1988; Marrone, 2001). En cambio, las personas con un estilo de apego inseguro se sienten incómodas con las relaciones que involucran cercanía emocional por lo que se mantienen alejados, argumentando muchas veces la importancia de la independencia y la autosuficiencia. Es característica en estos sujetos la inhibición de sentimientos negativos o agresivos, con la finalidad de mantener la aprobación social (Stoudemire, 1995). Baumann, Kaschel y Kuhl (2004) encontraron que los déficit en la autorregulación juegan un papel fundamental en el desarrollo del trastorno antisocial de la personalidad (trastorno que una parte sustancial de los pacientes con TDC acaban padeciendo, A.P.A., 2002). La autorregulación emocional se relaciona con estrategias de afrontamiento de problemas y el autocontrol (Kuhl, 1994). McBurnett y cols. (2005) hallaron en una muestra de adolescentes una relación positiva entre problemas de conducta y afecto negativo e inversa con el afecto positivo. Sin embargo, Desrichard y Denarie (2005) utilizando la escala de Afecto positivo y negativo conocida como PANAS (Watson, Clark y Tellegen, 1988) reportaron ausencia de relación entre los niveles de afecto positivo y negativo con las conductas de riesgo (uso y abuso de sustancias, relaciones sexuales, y conducta desafiante) que son características del TDC.(...): Respecto al afecto negativo se sugiere como posible explicación de los datos obtenidos en el presente yPalabras clave: fatypau_rl@hotmail.com



 TÍTULO: AFECTO POSITIVO Y NEGATIVO EN ADOLESCENTES CON Y SIN TRASTORNO DISOCIAL. UN ESTUDIO EN EL CENTRO DE INTEGRACIÓN PARA ADOLESCENTES DEL ESTADO DE MICHOACÁN

Recomendaciones sobre el empleo de psicofármacos en madres lactantes.

 

 

 

 

 

 

 

 



Lactancia para psiquiatras:


Recomendaciones sobre el empleo de

psicofármacos en madres lactantes

Ibone OLZA FERNÁNDEZ*; Elena SERRANO DROZDOWSKYJ*;

Carmen MUÑOZ LABIÁN**

RESUMEN

El tratamiento de los trastornos mentales maternos durante la lactancia presenta una

complejidad añadida: el posible paso del psicofármaco a la leche y su efecto en el lactante.

En la práctica clínica, la decisión de iniciar tratamiento psicofarmacológico a

menudo conlleva el destete temprano, privando a la madre y al bebé de los efectos

beneficiosos de la lactancia. Entre otros, la lactancia puede ser un instrumento

facilitador de la recuperación psíquica y del establecimiento del vínculo maternofilial.

Un mejor conocimiento de la farmacocinética en la lactancia y de los

psicofármacos que pueden ser utilizados permitiría mantener la lactancia incluso

cuando la madre precisa tratamiento farmacológico. En el presente trabajo se revisan

y comentan los estudios más recientes publicados sobre el uso de psicofármacos en

lactancia. El objetivo es establecer pautas que puedan orientar a los psiquiatras a la

hora de establecer un plan de tratamiento que permita continuar con la lactancia. Se

presta especial atención a la utilización de antidepresivos, ansiolíticos y estabilizadores

del ánimo, puesto que son los psicofármacos que con mayor frecuencia se

prescriben en madres puérperas. La decisión de iniciar tratamiento psicofarmacológico

en madres lactantes debería ser tomada siempre por un equipo multidisciplinar

(formado por médicos psiquiatras y pediatras y otros profesionales de

enfermería y salud mental) que garantice el seguimiento de la díada madre-hijo y el

tratamiento psicoterapéutico indicado. En cualquier caso, la utilización de psicofármacos

no debería ser nunca el único abordaje terapéutico de los trastornos

mentales del puerperio.

PALABRAS CLAVE: Lactancia materna. Psicofármacos. Lactante. Posparto.

* Psiquiatra. Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda.

** Neonatóloga. Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda.

Correspondencia: Dra. Ibone Olza Fernández. Servicio de Psiquiatría. Hospital Universitario Puerta de Hierro

Majadahonda. Manuel de Falla, 1. 28222 Majadahonda, Madrid (España).

Correo electrónico: ibone.olza@salud.madrid.org

RECIBIDO: 21-1-2011 ACEPTADO: 14-3-2011
 
INTRODUCCIÓN


El puerperio es un momento de vulnerabilidad psíquica que puede cursar con cuadros

psicopatológicos específicos como son los trastornos afectivos del posparto y las

psicosis puerperales. En muchos de estos casos puede ser necesario el tratamiento

farmacológico durante la lactancia. Sin embargo, el temor a que se les recomiende

destetar para recibir tratamiento con psicofármacos hace que muchas madres que

amamantan demoren el consultar o que eviten el tratamiento. Igualmente, el

desconocimiento de los beneficios de la lactancia y de los estudios recientes sobre la

farmacocinética en la lactancia motiva que con frecuencia los psiquiatras o los médicos

de atención primaria recomienden el destete temprano para que la madre pueda iniciar

tratamiento psicofarmacológico. Probablemente esta excesiva prudencia esté motivando

muchos destetes que se podrían evitar.

Los datos más recientes señalan que la gran mayoría de psicofármacos son seguros

durante la lactancia. La Agencia Federal de Medicamentos estadounidense (FDA) está

revisando sus recomendaciones en este sentido con el fin de mejorar la información que
 
 
se facilite en los prospectos sobre el uso de fármacos en la lactancia. Entre las


modificaciones se pretende hacer hincapié en los beneficios de la lactancia materna

incluyéndolos de forma detallada en todos los prospectos.1,2

Recomendar tratamiento psicofarmacológico para una madre que amamanta a su

bebé es una decisión compleja. Las indicaciones que motivan la necesidad de dichos

tratamientos son múltiples y no es nuestro objetivo revisarlas en detalle. Simplemente

las resumiremos en tres grandes grupos, que creemos se corresponden con las

entidades nosológicas más frecuentes en el posparto: las depresiones posparto, las

psicosis puerperales y los trastornos de ansiedad. A esto se añade la profilaxis de las

psicosis puerperales en casos de madres que ya han padecido un episodio previo o que

están diagnosticadas de trastorno bipolar.

El objetivo del presente trabajo es ofrecer información práctica y actualizada sobre

el manejo de psicofármacos durante la lactancia.

LAS VENTAJAS DE LA LACTANCIA DESDE UNA PERSPECTIVA

NEUROBIOLÓGICA

Los beneficios de la lactancia materna para la salud del bebé y de la madre han sido

ampliamente demostrados. Tanto es así, que la Academia Americana de Pediatría

recomendó hablar de los riesgos de la lactancia artificial en vez de las ventajas de la

lactancia materna. No amamantar conllevaría riesgos objetivos de morbimortalidad

para la madre y su hijo.3 La alimentación del bebé con sucedáneos de leche materna se

asocia a corto plazo con una peor adaptación intestinal, un aumento de la incidencia y

duración de procesos infecciosos, mayores tasas de hospitalización y mayor riesgo de

mortalidad postneonatal. A medio y largo plazo se relaciona con dificultades en la

alimentación, peor desarrollo neurológico, incremento del riesgo de obesidad, cáncer,

enfermedades autoinmunes y alérgicas.3 Para una revisión detallada de los riesgos de la

lactancia artificial puede consultarse el Manual de Lactancia Materna publicado por la

Asociación Española de Pediatría. En la madre, la lactancia artificial se asocia con una

peor involución uterina, peor recuperación del peso pregestacional, mayor incidencia

de artritis reumatoide y aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer y diabetes.3

Algunos de los beneficios de la lactancia se pueden comprender desde una

perspectiva neurohormonal. Las dos principales hormonas involucradas en el

amamantamiento son la prolactina y la oxitocina. La prolactina, además de intervenir

directamente en la producción de la leche materna, desempeña un papel central en la

adaptación del cerebro de la madre.4 Produce los cambios que dan lugar a la conducta

maternal,5 o dicho de otra forma: la prolactina es una hormona que facilita el

maternaje. Probablemente a las madres que tienen niveles altos de prolactina por la

lactancia les resulte más fácil y sencilla la crianza. La prolactina tiene además un efecto

ansiolítico, interviniendo en la regulación del eje HPA. Las madres que amamantan

puntúan más bajo en las escalas de estrés, ansiedad y depresión que las que no lo

hacen, y existe una correlación con los niveles de prolactina sérica.6 Este efecto
 
 
ansiolítico de la lactancia se ha descrito como especialmente importante en madres con


trastornos afectivos.7 La prolactina también promueve que la madre desarrolle

conductas de protección. Por ejemplo, agudiza la capacidad discriminativa auditiva

materna, con lo que facilita la vigilancia del recién nacido.

Por su parte, la oxitocina favorece la eyección de leche materna. Además, media en

el vínculo madre-hijo: con cada pico de oxitocina se produce un sentimiento amoroso,

lo que favorece que la madre desee y busque la cercanía de su bebé.8 Asimismo

aumenta los sentimientos de confianza y bienestar maternos,9 lo que incrementa su

autoestima. Tiene además un importante poder ansiolítico, mejora la memoria social y

fomenta el interés por las relaciones sociales. Esto evitaría la soledad durante el

puerperio y en general contribuye al mejor humor.10 La oxitocina tiene también

importantes efectos en el neurodesarrollo del lactante: la hormona materna se excreta

en la leche y produce los mismos efectos en el cerebro del lactante, es decir, le produce

relajación, serenidad, un mayor interés por las relaciones sociales y mejora la memoria

social. Estos efectos de la oxitocina probablemente medien en el hallazgo de que la

lactancia mejora el vínculo afectivo y disminuye el riesgo de maltrato infantil.11

En resumen: ante una madre que está amamantando, tenemos que tener presente

que la lactancia facilita la crianza y tiene un efecto ansiolítico. En cambio, el destete

temprano podría dificultar el vínculo y la crianza y empeorar la ansiedad.
 
 
Tabla 1 .Puntos clave para el tratamiento durante el puerperio
 
El puerperio es un periodo de especial vulnerabilidad psíquica


Puede ser el momento de inicio o descompensación de un trastorno mental

El bienestar materno es fundamental para el adecuado desarrollo del bebé

La lactancia favorece el bienestar materno y la salud del lactante

El estado mental materno es el factor determinante para recomendar el inicio

de un tratamiento farmacológico

La mayoría de los psicofármacos son seguros para la lactancia

Una adecuado monitorización (observación) minimizaría los posibles efectos

adversos

Para el adecuado tratamiento de la diada madre-bebé es necesario un equipo

multidisciplinar
 
 
Consideraciones antes de prescribir


La elección de un tratamiento farmacológico para madres lactantes debe derivarse de

un análisis individualizado de los riesgos y beneficios de cada opción terapéutica. Se

deben considerar por lo tanto los riesgos de no tratar la enfermedad materna, tanto

para la madre como para el bebé, los riesgos y beneficios del tratamiento específico y

los riesgos y beneficios de la lactancia para la díada madre-bebe.16

Un estudio indica que la "fobia social" no es timidez

 

 

 

 

 

 

Noticias
enfermedades mentales / Trastornos infantiles / Otros trastornos
21/oct/2011 · Pediatrics. 2011 Oct
Fuente: http://www.psiquiatria.com/

Un estudio indica que la “fobia social” no es timidez.

Resumen
Algunos investigadores y la prensa han sugerido que la entidad diagnóstica de la fobia social “medicaliza” la timidez humana normal. Un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental de Bethesda, en Maryland ha analizado la verosimilitud de esta hipótesis determinando la frecuencia de la timidez y su superposición con la fobia social en una muestra representativa a nivel nacional de adolescentes e investigando el grado por el que la timidez y fobia social difieren en cuanto a las características sociodemográficas, el deterioro funcional y la comorbilidad psiquiátrica. Por último se examinan las diferencias en las tasas de uso de medicamentos recetados entre los jóvenes con timidez y / o fobia social.

Los datos se basan en una encuesta en la que un equipo identificó casos de fobia social en adolescentes que se habían autodefinido como tímidos o no.

“La timidez no es necesariamente una fobia social y eso es lo que demuestra nuestro estudio”, dijo Kathleen Merikangas, del Instituto Nacional de Salud Mental de Bethesda, en Maryland.

Con su equipo observó también que menos del 8 por ciento de los adolescentes con fobia social había recibido algún tratamiento con antidepresivos.

Según el estudio publicado en la revista Pediatrics, el diagnóstico “fobia social” es una enfermedad psiquiátrica y no un sinónimo de timidez, según señala un nuevo estudio realizado en Estados Unidos.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: pediatrics.aappublications.org/

Contenidos relacionados:

Noticias

El perfil del acosador escolar es el de un niño agresivo, dominante, con una desconfianza patológica, con falta de empatía y control emocional.

José María Avilés: El bullying no es un problema de la escuela aunque se dé en la escuela, sino de la propia sociedad que comparte formas de acoso en otros ámbitos como el laboral, el familiar o el individual.

Iñigo Ochoa de Alda: La violencia en adolescentes y niños es un problema educacional, en el que también actúa el lado genético.

Presentados los resultados de un estudio en niños de 5 años nacidos por el procedimiento ICSI.

Una dieta saludable favorece el buen rendimiento escolar.

Trastornos del humor (afectivos)

 

 

 



CAPÍTULO 18
TRASTORNOS DEL HUMOR (AFECTIVOS)
E. Álvarez Martínez, J. Pérez Blanco, V. Pérez Solá
http://www.psiquiatria.com/
Tratado de Psiquiatría.Área corporativa.

La gravedad y alta prevalencia de este grupo
de trastornos le confiere un interés y relevancia
social de envergadura. Tal y como es
descrito en los párrafos dedicados a epidemiología,
el riesgo de sufrir episodios depresivos en
la población general es muy elevado. Además del
grado de sufrimiento que supone, este tipo de patología
constituye la primera causa de suicidio en el
ser humano. El grado de conocimiento sobre la forma
de presentación y curso de la enfermedad, así
como los aspectos etiopatogénicos y terapéuticos
han avanzado de forma considerable en los últimos
años, sin embargo, todavía existen grandes desequilibrios
en estos campos del conocimiento. En
efecto, mientras la eficacia acumulada de todos los
posibles abordajes terapéuticos roza el 90% de remisiones,
la posibilidad de emitir un pronóstico
previo, la estabilidad del diagnóstico y la prioridad
en los criterios para el mismo, distan mucho de ser
adecuados. El presente capítulo pretende dar una
visión general sobre estos aspectos de forma que
sirvan de introducción al lector, en una temática
que interesa al psiquiatra clínico, al médico de familia
y a neuroquímicos y farmacólogos ejerciendo
una fascinación especial probablemente por la posibilidad
de cambiar el peor de los sufrimientos por
la más estricta normalidad.


INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
A lo largo de la historia, se han efectuado diversas
descripciones similares a las actuales, sobre sujetos
que sufrían enfermedades afectivas. Una de las primeras
que tenemos constancia, es la efectuada por
Homero en “La Iliada”. La depresión de Belerofonte
por una parte, y los rápidos cambios de humor de
Aquiles pasando de la sobreexcitación a la más profunda
de las desesperaciones constituyendo probablemente,
la primera descripción de un ciclador rápido,
son las referencias descriptivas más antiguas
sobre enfermedades afectivas.
Narraciones menos literarias nos legó Hipócrates,
padre de la medicina, junto con sus sucesores. Efectuó
lúcidas descripciones del estado depresivo aventurándose
a una hipótesis “biologista”. Negaba cualquier
intervención divina en la aparición de síntomas
depresivos centrando la atención, en la posible “corrupción”
del cerebro (órgano donde ya situaba las
emociones), por un exceso de “bilis negra” producida
en el intestino y el bazo, origen del termino “melancolía”.
A pesar de ello, tanto Hipócrates como
sus sucesores reconocían un papel a las circunstancias
vitales prolongadamente desfavorables.
La lucidez de la escuela helénica se vió interrumpida
por la Edad Media, donde el oscurantismo carac-

terístico de esta época atribuía a causas demonológicas
tanto los estados depresivos como los maníacos,
y no fueron pocos los pacientes consumidos en las
hogueras de la inquisición (consultar la revisión de
Georgotas A, 1988).
En el mundo árabe y oriental, estos enfermos corrieron
suertes más humanas, aunque lejos de las
consideraciones hipocráticas. En el Renacimiento,
Vesalio, al igual que sus antiguos predecesores centró
en el cerebro la causa de la depresión. Se adelantó
varios siglos en la descripción y clasificación de las
enfermedades mentales, así como a las definitivas
aportaciones de Kraepelin y las concepciones cognitivistas
de Beck. De este modo rechazó definitivamente
en la cultura occidental, la intervención divina
en la aparición de enfermedades afectivas.
La concepción según el modelo clínico-anatómico
efectuada por Esquirol (1820), la habilidad taxonómica
de Billod (1856), la introducción del termino
depresión como actualmente lo entendemos, por
Griesinger (1867) y las concepciones psicologistas
de Freud (1915), cristalizaron en el trabajo integrativo
de Kraepelin (1921) del que se han nutrido y siguen
haciéndolo, los clínicos contemporáneos (consultar,
Berrios G, 1988).
ESTUDIO CLÍNICO DEL EPISODIO DEPRESIVO
En este apartado es descrito el episodio depresivo
(Tabla I) como lo será más adelante el maníaco, progresivamente,
tal como suelen ir apareciendo los síntomas
evitando la exposición académica que posteriormente
puede entrañar dificultades cuando es
trasladado a la realidad asistencial del día a día. Es
opinión de los autores que el lector en formación podrá
identificar con mayor facilidad el paciente deprimido
si este es descrito tal y como evoluciona de forma
“natural”, ya que las posibilidades de que efectúe
una consulta se puede producir en cualquier momento
de la misma.
El inicio de las enfermedades depresivas puede producirse
a cualquier edad, siendo más frecuente a partir
de los 30 años, con incrementos de incidencia en el
inicio de la involución. A excepción de los pacientes
que alternan su sintomatología depresiva con episodios
de euforia, el comienzo suele ser insidioso y difícil
de identificar por el paciente. Este, suele encontrarse
más cansado físicamente de lo habitual, con frecuencia
requiere un esfuerzo mayor para realizar las tareas
desempeñadas habitualmente y su interés por ellas
decrece. Se queja con mayor frecuencia de molestias
orgánicas, como cefaleas, digestiones pesadas o estreñimiento,
sufre dificultades para dormir sintiéndose
poco “reparado” por el sueño. Este insomnio es con
frecuencia de mantenimiento. Al agravarse el cuadro,
es descrito por el paciente como un despertar brusco
con la percepción inmediata de angustia intensa de localización,
en ocasiones, epigástrica.

Al empeorar de forma gradual el cuadro, el paciente
percibe un estado de ánimo progresivamente
más bajo, estableciéndose en franca tristeza, descrita
con frecuencia como un sentimiento muy distinto
al de la que es reactiva a una circunstancia vital, como
un fallecimiento o una separación afectiva. Este
sentimiento se va haciendo cada vez más profundo,
y si al principio provoca con frecuencia el llanto, llegado
a un cierto punto de gravedad, esta expresión
afectiva desaparece diciendo el paciente que “quisiera,
pero no puede ya llorar”.
Se va haciendo más notable la dificultad en desarrollar
tareas y el deterioro del rendimiento puede
ser importante.
Paralelamente el paciente se siente progresivamente
menos interesado en sus actividades habituales,
tanto laborales como lúdicas o sexuales. Suele
quejarse del enorme esfuerzo que representa dedicarse
a actividades que antes le interesaban mucho. Cada
vez sale menos de casa, y finalmente siente una
imposibilidad, a veces absoluta, para sentir placer de
cualquier tipo. Así mismo, el sentimiento gratificante
de sentir afecto por su familia llega a desaparecer. El
paciente dice encontrarse como “si no tuviera sentimientos”
(anestesia afectiva), ello es con cierta frecuencia
un motivo más para sentirse culpable.
Estas ideas de culpa puede relacionarlas con motivos
banales como “haber reñido a su hijo”, o “dar
una mala impresión en la empresa”. Su naturaleza
puede llegar a ser delirante, por ejemplo, si el sentimiento
de culpa por pegar a su hijo tiempo atrás,
implica para el paciente, un castigo divino en forma

de su malestar actual, sintiéndose indigno y despreciable.
Este autodesprecio, con frecuencia e independiente
de las ideas de culpa, engloba todas las facetas
relacionales; el paciente puede sentirse más
feo físicamente, inútil en sus tareas, antipático y desagradable
e inferior para los demás.
La tolerancia a las molestias físicas disminuye
mucho, así, molestias banales son expresadas por el
paciente como insoportables. Además, su sistema
neurovegetativo con frecuencia se altera, enlenteciéndose
el ritmo intestinal y produciéndose, a veces,
crisis vegetativas que pueden confundirse con crisis
de angustia (ataques de pánico). Esto se traduce en
frecuentes quejas físicas, más acusadas en pacientes
de mayor edad, etiquetadas, en ocasiones, de síntomas
hipocondríacos. En mi opinión de forma errónea,
ya que las quejas físicas responden a una disminución
de la tolerancia al dolor y etiquetarlas así,
desvirtúa el término de hipocondría. Otras veces, estas
quejas son de tanta entidad, que el paciente las
explícita durante la entrevista en primer plano y de
forma invasiva en la relación terapéutica. En estos
casos se habla de “depresión enmascarada” (término
acuñado por J.J. López-lbor Aliño), ya que los
síntomas somáticos “enmascaran” a los más característicamente
depresivos.
La anorexia es característica en los episodios depresivos,
acompañada o no de pérdida de peso. El
paciente comenta que no le encuentra “ningún gusto
a la comida”, “que come a la fuerza, o que no lo haría
en ausencia de que se lo sugirieran”. Sin embargo,
en algunos subtipos clínicos de depresión, puede
evidenciarse una bulimia marcada, básicamente por
hidratos de carbono. Son ingestas de alimento compulsivas
y en cantidades exageradas cada vez, pero
no de forma continuada durante todo el día. Aunque
será comentada posteriormente en la clasificación de
las enfermedades depresivas, vale la pena mencionar
que este tipo de depresiones es más frecuente en
personas jóvenes, se acompaña de somnolencia
diurna y parecen tener un ritmo marcadamente estacional.
Con la progresiva ausencia de capacidad para
sentir placer y experimentar sentimientos de afecto,
la sensación de que “la vida no vale la pena”, o “que
para vivir así....”, van haciéndose más patentes las
ideas de muerte. Posteriormente, con frecuencia se
angustia o se sorprende pensando en alguna forma
de quitarse la vida. En ocasiones los sentimientos de
culpa intensos y persistentes juegan un papel importante
en los deseos de muerte.
Es dramático, el desbordamiento afectivo que sufre
el paciente, en ocasiones, cuando el clínico sugiere
la posibilidad de que tenga pensamientos de esta
naturaleza. A veces la ideación suicida es intensa, y
no es raro que pacientes con depresiones recurrentes,
muestren intentos de suicidio en su historial clínico.
De hecho, es la situación depresiva, la primera
causa de autolisis.

En cuadros depresivos graves, casi siempre de tipo
melancólico (endógeno), se presentan ideas de
negación. La gravedad de las mismas puede abarcar
desde la simple impresión de que el paciente a cambiado
irreversiblemente, que es “distinto”, “mi cuerpo
y cerebro han cambiado y nunca saldrán del estado
en que se encuentran”, pasando por la negación
de órganos, “no tengo corazón” o “mis intestinos están
putrefactos”, hasta la idea completa de negación
y convencimiento de que ya está muerto. Este tipo
de ideas llevadas a su máxima expresión, constituyen
el síndrome de Cotard.
Completan la ideación depresiva, los sentimientos
de pobreza y ruina. Pacientes que son ingresados
por causa de la intensidad del cuadro o por otros
motivos, expresan: “donde voy a ir así,... no tengo
nada de ropa, lo he perdido todo,... no podré pagar
el hospital,... nos hemos quedado sin nada”, etc.
Con frecuencia muestran preocupaciones excesivas
en relación a hacer frente a pagos de facturas o
préstamos, y no es raro que los distintos temas que
hemos comentado, sean relacionados estrechamente
por el enfermo. Por ejemplo, puede sentirse culpable
por un pequeño y banal error cometido al firmar
un documento bancario, lo cual le lleva al convencimiento
que por su culpa, le bloquearan las cuentas, y
toda su familia sufrirá las consecuencias de su errónea
acción, sus hijos no podrán ir a la escuela, y no
podrán ser atendidas las necesidades mínimas de la
familia. Ello va acompañado de premoniciones de
destrucción personal, ideas de negación que completan
junto al deseo de morir y terminar el perjuicio
que causa a otros, la ideación depresiva.
Sin embargo, la mayor parte de casos, no presentan
un pensamiento tan grave y completo, si no parte
de él, las ideas de culpa moderadas y el deseo más
o menos explícito de la muerte son las evidenciadas
con mayor frecuencia en este tipo de pacientes.
La actividad física puede oscilar entre los dos polos
extremos. Desde la agitación marcada, con
muestras aparatosas de petición de perdón por las
malas acciones cometidas pasando por una simple
inquietud, hasta la inhibición más grave. Muchos pacientes
expresan el deseo de pasar en la cama la mayor
parte del tiempo. Con asiduidad, expresan deseos
de aislamiento y cualquier actividad física que
tengan que realizar “se les hace una montaña”. Es
usual que el paciente fantasee acerca de situaciones
de aislamiento completo. Esta inhibición tiene su
máxima expresión en el estupor melancólico, autentico
“coma” depresivo, durante el cual, el paciente
puede llegar a requerir ser sondado para su alimentación
y control de micción. Estas situaciones
implican intervenciones terapéuticas enérgicas.
Algunos grupos de síntomas depresivos son característicos
de determinados subtipos de depresión,
aunque serán comentados de forma más organizada
en la clasificación de las enfermedades depresivas.

Los trastornos de ansiedad afectan a entre el 10 y el 20% de los niños.

 

 

 

 

 

 

Psiquiatría

http://psiquiatria.diariomedico.com/2011/10/17/area-cientifica/especialidades/psiquiatria/los-trastornos-de-ansiedad-afectan-a-entre-el-10-y-el-20-de-los-ninos


SOBRECARGA ASISTENCIAL en las consultas

Los trastornos de ansiedad afectan a entre el 10 y el 20% de los niños
La sobrecarga asistencial de las consultas de pediatría dificulta la detección de los trastornos psicosociales, cada vez más frecuentes en la edad infantil. El trastorno de ansiedad afecta ya a entre el 10 y el 20 por ciento de los niños, según se ha comentado en el XXV Congreso Nacional de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria.


"Existe una nueva morbilidad pediátrica", ha planteado Jesús García Pérez, jefe de la Unidad de Pediatría Social del Hospital Niño Jesús, de Madrid, prolijo en expresiones que gráficamente definen el cambio que se está produciendo en las patologías que afectan a los niños: "Hoy los niños no se parecen a sus padres y presentan nuevas patologías como la wifitis, niños que mandan mil mensajes diarios y los pediatras tenemos que adaptarnos a los tiempos".

"Es evidente que hay un conflicto importante entre la disponibilidad de tiempo que tienen los pediatras y el que necesitan estos pacientes."

El presidente de esta sociedad científica, José Luis Bonal, y el presidente del congreso, Luis Sánchez Santos, han coincidido en destacar el reflejo en las consultas de pediatría del cambio social experimentado en el país, más moderno y multicultural, con niños y adolescentes nativos de la cibernética y las nuevas tecnologías, que en ocasiones los abocan al aislamiento, y víctimas de la falta de conciliación de la vida familiar y laboral que acecha a las familias.

Existen acontecimientos estresantes como la separación o divorcio de los padres, su acoholismo o toxicomanía, que sufran una enfermedad grave, pierdan el trabajo o exista un deficiente rendimiento escolar. "Hace 15-20 años los problemas que veíamos eran predominantemente biológicos; ahora nos llama la atención el aumento cada año de los problemas de tipo psicosocial", explica Luis Sánchez.

"Muchas veces llegan a la consulta niños que no comen y es que con cinco años toman biberones; el niño no es el rey de la casa sino el emperador."

La sensación generalizada de estos profesionales es que cada vez ven más niños que sufren hiperactividad, falta de atención, impulsividad, maltrato psicológico y físico, abuso sexual, síndrome de Munchausen, fobias, ansiedad y depresión. Fruto de los nuevos tiempos es también el conocido como síndrome del emperador, que afecta a niños a los que no se les han puesto límites ni normas y que convierten la familia en un filiarcado. "Muchas veces llegan niños a la consulta porque no comen, pero empiezas a preguntar y descubres que, con cinco años, toman biberones; no es que no coman, es que comen lo que quieren, detectas que el niño no es el rey de la casa sino el emperador", ha razonado Bonal.Para detectar estos problemas, el tiempo es un condicionante irrenunciable y el pediatra es el principal "sensor".

Sin embargo, la sobrecarga que tienen las consultas de pediatría convierte el tiempo en un recurso escaso. "Para diagnosticar una hiperactividad, las guías clínicas indican que es necesario disponer de una hora y nosotros contamos, en el mejor de los casos, con diez minutos. Es evidente que hay un conflicto importante entre la disponibilidad de tiempo que tenemos y el que necesitan estos pacientes. La sobrecarga asistencial perjudica a los pacientes más complejos".

Dedicar tiempo al paciente para lograr un diagnóstico correcto es la primera recomendación de Jesús García. La segunda es no demonizar ni a los padres ni a los niños. Finalmente, al pediatra corresponde encauzar el tratamiento buscando soluciones a través de la colaboración con diferentes profesionales, fundamentalmente psicólogos, psiquiatras, neurólogos y trabajadores sociales.

Buen diagnóstico
Aunque se necesitan estudios que cuantifiquen el incremento de estas patologías en la infancia, la Sepeap dispone de algunas cifras, como el que entre el 10 y el 20 por ciento de los niños y adolescentes padecen trastornos de ansiedad. Subraya asimismo la importancia de un adecuado diagnóstico y un tratamiento para evitar la cronificación del cuadro, la aparición de comorbilidades y la evolución de la enfermedad en la vida futura.

Jesús García ha aconsejado al pediatra a tener en mente la depresión en su práctica clínica porque los niños pueden sufrirla desde edades tempranas. El diagnóstico requiere pensar en el trastorno, conocer sus características clínicas y disponer, en la medida de lo posible, de varias fuentes de información: "Los niños son un fuente altamente fiable y conocer lo que les sucede requiere dedicación. Detectar los signos y síntomas depresivos implica no sólo conocer el cuadro clínico, sino escuchar lo que el niño nos dice y lo que calla".

En edad preescolar los síntomas pueden ser irritabilidad, apatía, falta de interés, de colaboración con los padres, mímica triste, crisis de llanto, anorexia y trastornos del sueño, mientras que en la edad escolar alertan de este problema una expresión triste, hiperactividad o lentitud motriz, y sentimientos de desesperanza, entre otros.

**********************************************************************

El acoso escolar debe encararse con actuación integral

Los datos que maneja la Sepeap indican que entre el 2 y el 10 por ciento de los niños españoles sufren acoso escolar grave y entre el 15 y el 35 por ciento soportan intimidaciones leves. El pediatra y miembro de la Sepeap Jesús García ha llamado la atención sobre los niños y personas que son testigos del acoso escolar y no lo revelan: "Me preocupa el silencio de los buenos". A su juicio, esas situaciones precisan de una actuación integral en la que intervengan el colegio, los trabajadores sociales y los pediatras, que se extienda a este grupo de sujetos pasivos y no se centre exclusivamente en la víctima y el agresor.El acoso escolar se produce con mayor frecuencia entre los 10 y los 14 años. El patrón de víctima es una persona pacífica, con baja capacidad de respuesta, tímida y vulnerable, buen estudiante y hábil en sus relaciones con los adultos, y que provoca celos y envidia. Según García, hay que enseñar al niño a decir no: "Debe aprender a hacer frente a su acosador, que siempre va a buscar al más débil".El acosador suele no sentirse bien consigo mismo, quiere controlar y dominar a los demás; busca el poder social y un reconocimiento que no puede obtener de otra manera; es frío emocionalmente, prepotente, con temperamento impulsivo y carece de sentimiento de culpa. Posiblemente, es o fue víctima de violencia doméstica y procede de una familia desestructurada.


WFMH Centro de Salud Mental TRANSCULTURAL.

 

 

 

 

 

 


Fuente: http://www.wfmh.org/00transcultural.htm

WFMH
HACIENDO LA SALUD MENTAL UNA PRIORIDAD GLOBAL
El Centro de WFMH para la Salud Mental Transcultural fue establecido en diciembre de 2006 como un programa en curso dentro de la Secretaría de la WFMH. El Centro se concentra la atención en cuestiones relacionadas con la cada vez más multi-cultural los aspectos de la conciencia de la salud mental, la prestación de servicios, y la necesidad de desarrollar sistemas culturalmente sensibles de los servicios de salud mental en los países y comunidades de todo el mundo. El establecimiento y desarrollo del Centro de WFMH para la Salud Mental Transcultural fue posible gracias a una beca de Eli Lilly and Company y Boehringer Ingelheim.

Entre los temas claves relacionados con el "papel de la cultura en salud mental" que es el foco de la WFMH Centro de Salud Mental Transcultural son los siguientes:

1) El papel que juega la orientación cultural de cómo los profesionales de salud mental que sobre la depresión y sus trastornos asociados, reconocer sus síntomas, diagnosticar con precisión y eficacia que el tratamiento en pacientes que pueden tener una orientación cultural diferente

2) El papel que desempeña la cultura en cómo los individuos, miembros de la familia y las comunidades perciben y responden a los síntomas de la depresión - cómo y dónde buscar ayuda o tratamiento en el tratamiento de los síntomas de la depresión

3) El papel que desempeña la cultura en la interacción de profesionales de la salud mental con pacientes de una cultura diferente --- ¿cómo estas diferentes perspectivas culturales juegan en la configuración de tratamiento comunitario o institucional sobre la base.

4) El papel que la perspectiva cultural sobre la salud mental y los trastornos mentales tiene en la mano de obra en general (empresas y la industria), en particular en los programas de asistencia a los empleados, políticas de licencia médica y familiar, cobertura de seguro médico, etc)

El Mundial de 2007 Día de la Salud Mental de paquetes en el tema de Salud Mental en un Mundo Cambiante, el impacto de la cultura y la diversidad se relaciona con el objetivo de este Centro.

 

 

 


WFMH CONVOCA FORO INTERNACIONAL DE EXPERTOS SOBRE LA REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES EN SALUD MENTAL para las Minorías Étnicas

La Federación Mundial de Salud Mental convocó a un Foro Internacional de Expertos sobre Reducción de las diferencias en los Servicios de Salud Mental de las Minorías Étnicas en Minneapolis, Minnesota, 17-19 diciembre, 2008. El Foro fue un componente del Centro de WFMH para Transcultural de Salud Mental (CTMH) 2008 programa de continuación de los trabajos.

El Foro fue organizado como un primer paso en los esfuerzos del Centro preste mayor atención sobre la crisis de las crecientes disparidades en el acceso a servicios de salud mental de las minorías étnicas y personas de culturas de los inmigrantes, para determinar qué se puede hacer para enfrentar esta crisis, y reducir las deficiencias actuales en la disponibilidad del servicio y la accesibilidad.
El Foro Internacional de Expertos reunido a expertos clave en las disparidades de salud con el fin de obtener una perspectiva y formular recomendaciones y orientaciones sobre cómo el CTMH WFMH pueden adquirir los conocimientos y las redes necesarias para jugar un papel de liderazgo en este tema . Los miembros del panel del Foro fueron:

Dr. Sergio A. Aguilar-Gaxiloa, Centro para la Reducción de Disparidades de Salud de la Universidad de California Davis
Dr. Morton Beiser, el Centro Común de Excelencia para la Investigación sobre Inmigración y Colonización de la Universidad de Toronto, Canadá
Trina Dutta, MPP, MPH, del Centro de SAMHSA Servicios de Salud Mental
L. Patt Franciosi, PhD, Vicepresidente de Desarrollo de Programas, WFMH (Presidente)
El profesor Frederick Hickling, Departamento de Salud Comunitaria y Psiquiatría de la Universidad de las Indias Occidentales, Jamaica
DJ Ida, PhD, National Asian American islas del Pacífico Asociación de Salud Mental
Dr. Gabriel Ivbijaro, la Organización Mundial de Médicos de Familia (Wonca) Grupo de Trabajo sobre Salud Mental, Reino Unido
Jeffrey King, PhD, de las Primeras Naciones de Salud Mental Asociación Centro de la psicología transcultural, Western Washington University
Charles G. Ray, CGR y Asociados (líder de la discusión / Facilitador)
Algunos de los temas que se examinaron durante el Foro fueron:

Mental servicios de las disparidades de salud en todo el mundo: Definir el alcance del problema
La influencia de la raza y la cultura en la planificación y prestación de servicios
Las disparidades en los servicios de salud mental para las minorías étnicas en los EE.UU. y otros países occidentales
Las disparidades en materia de investigación y ensayos clínicos para las minorías étnicas
Obstáculos a los servicios de salud mental y la investigación de las minorías étnicas
Cómo superar las barreras a los servicios de salud mental y la investigación de las minorías étnicas
Llamada a la acción para todos los interesados
Razón de ser del Foro

Muchas minorías étnicas en los Estados Unidos y en otros países occidentales se enfrentan a grandes desafíos en la vida cotidiana, que van desde el lenguaje a la cultura, de la situación económica de las relaciones sociales. Si las minorías procedentes de otros países o han nacido en el país de residencia actual, se enfrentan a problemas de adaptación y aceptación, las diferencias contra el racismo, el desempleo, lingüísticas y culturales. Estos retos también existe un gran porcentaje de la población indígena. Estos problemas de traumas y el ajuste de crear una innegable fuente de estrés y, muy a menudo, la mala salud, tanto física como mental.

Además, las siguientes cuestiones se enfrentan las minorías en su país de adopción todos los días:

Problemas de accesibilidad de la atención de la salud mental
Ausencia de participación de las minorías en el desarrollo y prestación de servicios
Distribución desigual de los servicios
Mala calidad y la cantidad de datos sobre problemas de las minorías de la salud mental y uso de los servicios
Financiación a corto plazo e incierta de servicios específicos para las minorías
Escasa difusión de los conocimientos acumulados por las buenas prácticas
La falta de investigación teniendo en cuenta los aspectos culturales únicas de los individuos como la falta de ensayos clínicos con las variables culturales necesarios
La falta de estrategias definidas para la contratación y las minorías étnicas en los ensayos clínicos de nuevos medicamentos y técnicas terapéuticas
La información obtenida a través de la exploración y los debates del Foro proporcionará el Centro de WFMH en Salud Mental Transcultural (CTMH) información básica y orientación para la labor futura relativa a estas importantes cuestiones.


La WFMH Foro Internacional de Expertos en Reducción de las diferencias en los Servicios de Salud Mental para las minorías étnicas y los inmigrantes fue posible gracias a una beca educativa de Eli Lilly & Company.

Clasificaciones en psiquiatría.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO 6

Clasificaciones en psiquiatría
J. E. Rojo Rodes, J. Vallejo Ruiloba

Fuente: http://www.psiquiatria.com/tratado/cap_6.pdf


INTRODUCCIÓN
El hombre siempre ha agrupado y clasificado
las cosas que le rodean, según el diccionario
María Moliner “clasificación es la acción y el
efecto de clasificar”, entendiendo por clasificar
“dividir un conjunto de cosas en clases o grupos”.
Pinel introduce en psiquiatría el término nosografía
(1), de uso en botánica, refiriéndose al carácter lógico,
homogéneo, científico, razonado y razonable de
la clasificación propuesta, características que en
aquellas época se resumían como característica “filosófica”.
Como es conocido, Pinel intentó agrupar y
distribuir metódicamente las enfermedades en clases,
órdenes, géneros y especies. Por último, tenemos el
término taxonomía, introducido a principios del siglo
XIX, también, desde la botánica. Trata de la teoría
y método de construir sistemas de clasificación, es
decir, el estudio de las leyes y reglas que deben determinar
el establecimiento de métodos y sistemas de
clasificación. Es un término de gran aceptación en el
mundo anglosajón (“taxonomy”), donde es definido
como “clasificación, especialmente en relación a
leyes o principios generales”.
El conocimiento psiquiátrico está en fase de estructuración,
desconociéndose en gran parte los mecanismos
fisiopatológicos y los factores etiológicos
responsables de la sintomatología, existiendo múltiples
escuelas que defienden modelos de enfermar di

ferentes
o que niegan la propia existencia de la enfermedad
mental. Esta situación complica la clasificación
psiquiátrica convirtiéndola en un tema de
continuo cambio y discusión. Además, no siempre es
posible clasificar o estructurar, pues para ello se suponen
dos postulados previos: la existencia de trastornos
mentales y la posibilidad de describirlos, y una
condición: la utilidad de esa estructuración o clasificación.
El primer postulado incluye la definición del universo
o dominio a clasificar o estructurar, ligado a los
conceptos de salud y enfermedad, normalidad y
patología. Con lo que los autores que niegan la existencia
del trastorno mental o del modelo médico
indudablemente niegan la posibilidad de su estructuración.
Curiosamente el movimiento de la antipsiquiatría,
al plantear la negación del concepto general
de trastorno mental ayudó a esbozar su definición.
La posibilidad de clasificar el dominio psiquiátrico
exige un mínimo de dos objetos o formas de enfermar
y un máximo que debe ser numerable y finito.
Además debe existir la posibilidad de
descripción de los objetos pertenecientes al dominio,
es decir, debe ser posible representar el conocimiento
importante sobre esos objetos de forma válida.
De esta forma, el creer en la inexistencia de
diferentes trastornos, como defienden algunas teorías
organicistas del siglo XX, como las “reacciones
mórbidas en los predispuestos” de Bonhoeffer, Raec-

ke, Birnaum..., o la creencia en la naturaleza cuantitativa
de la diferencia entre distintos trastornos, dado
que todo lo que se altera en más y en menos también
se convierte en otro, excluye la clasificación. Indudablemente
las escuelas que creen en la individualidad
también creen en la infinita forma del enfermar
y por tanto ven inútil o negativa la estructuración. La
utilidad de la clasificación está relacionada con el
resultado de su aplicación: pronóstica o terapéutica.
EL DESARROLLO DE UN SISTEMA
DE CLASIFICACIÓN
Inicialmente una clasificación no explica un fenómeno;
únicamente lo describe e identifica. En este
nivel la clasificación es llamada alfataxonomía (2),
tratándose de una recopilación o lista de objetos y de
su descripción. Esta fase es importante para la recopilación
y construcción de una nomenclatura ordenada
y adecuada. En una segunda fase se define el dominio
o concepto a clasificar y la descripción de los
objetos o elementos incluidos en él. En una tercera
fase se buscan y aplican leyes o principios que organicen
su estructura, convirtiendo las listas anteriores
en un verdadero sistema taxonómico, que tiene que
disponer de conceptos clasificatorios (3) y un sistema
comprensivo y simple de leyes (4) que posea una estructura
clara y sistemática y que abarque todos los
elementos de la clasificación, incluso el conjunto de
palabras utilizado por el sistema (5). La construcción

de una verdadera clasificación debe disponer de una
hipótesis que constituya el plan taxonómico; como el
caso de las etaminas en la clasificación de Linneo o
la estructura atómica en el caso de Mendelejew.
LA ESTRUCTURACIÓN DEL CONOCIMIENTO
PSIQUIÁTRICO
La psiquiatría a lo largo de su historia (Tabla I) ha
ido estructurando su conocimiento sobre distintas
cuestiones, inicialmente con la formación y definición
del concepto global, es decir con la afirmación
de la existencia de la enfermedad mental, y con su
definición intensional y extensional, es decir a través
de la descripción de sus cualidades o de las entidades
que forman el concepto general. Posteriormente entran
en juego las reglas diagnósticas y los criterios de
clasificación. La mayoría de estas etapas aún están
en fase de construcción en psiquiatría, como veremos
a continuación.
LA FORMACIÓN Y DEFINICIÓN
DE LA ENFERMEDAD MENTAL
La definición del dominio o concepto a clasificar
debe abarcar a todas las entidades del sistema de clasificación.
En el caso de la enfermedad mental existen
problemas incluso con la nomenclatura. La palabra
“trastorno mental” es el resultado de una lucha

de términos y conceptos asociados que ha llevado al
desafortunado destierro, en los grandes sistemas de
clasificación, de la palabra “enfermedad”, debido,
justamente, a su significado.
La definición del concepto debe realizarse desde
dos perspectivas: una definición “intensional”, relatando
las propiedades de ese concepto, y una definición
“extensional”, listando los objetos que pertenecen
a ese dominio. Ambos tipos de definición se han
ido formando y definiendo a lo largo de la historia
(Tabla I).
Las primeras descripciones de enfermedades
mentales se encuentran en el papiro de Ebers, aunque
Menninger cita como primera referencia el deterioro
senil del príncipe Ptah-hotep en el año 3.000
a.C. Sin embargo para encontrar una primera lista
de términos debemos llegar a la medicina griega. Esta
considera los trastornos mentales como alteraciones
corporales en función de la teoría humoral (Hipócrates
y Galeno después), o siguiendo a la escuela
metódica (Sorano de Efeso) según un exceso de contracción
(status strictus) o relajación (status laxus)
de los tejidos.
En esa época los trastornos mentales no existen
como concepto aislado sino que están incluidos en el
conocimiento médico en general. Aún así hay varias
nosografías simples: la de Hipócrates de Cos, Sorano
de Efeso, Celso o Areteo de Capadocia. En el antecedente
de lo que pudiera ser la definición del dominio,
es decir del trastorno o enfermedad mental,
podemos citar al médico bizantino del siglo VI Aecio
de Amida, que en su obra Tetrabiblon da tres clases
de “frenitis”: las que afectaban la memoria, radicadas
en la parte anterior del cerebro, las que afectaban
la razón, que se hallarían en la parte media, y las
que afectaban la imaginación, que estarían en la parte
posterior.
En la Edad Media el avance de las teorías extranaturales
o mágicas cobra protagonismo, disminuyendo
el interés por cualquier concepto relacionado con la
nosografía. Esta tendencia se debilita con la llegada
del Renacimiento, se abandona el espiritismo y se reafirma
el soma como origen de las afecciones de la
mente, que son consideradas como alteraciones de la
“physis” individual y equiparadas al resto de las enfermedades
humanas. En esta época hay pocos trabajos
nosográficos, se puede citar a Zacchias que intenta
organizar las “Rationis laesio” (heridas inflingidas a
la razón) e incluso a San Vicente de Paul, que menciona
distintos cuadros en una época donde el vulgo
también diferenciaba varios tipos de alienados: locos,
imbéciles, idiotas, cretinos y poseídos (6).
El interés por las sistematizaciones renace con
Paracelso, que en el siglo XVI distingue los “lunatici,
insani, vesani y melancholici”, con una lógica bastante
clara para Foucault. Paracelso influye en Félix
Platter, cuya Práctica Médica intenta construir una
nosografía de las alteraciones mentales con base sintomática.

Thomas Willis y Sydenham acuñaron el concepto
de “enfermedad nerviosa”, individualizando este tipo
de enfermedad del resto de enfermedades médicas.
A partir de ese momento y con el siglo XVIII se intensifican
los intentos de sistematización y clasificación
de los síntomas y las enfermedades mentales.
Podemos citar el intento, basado en la iatromecánica,
de George Cheyne, o el de Robert Whytt, que
amplió el pensamiento de Willis dividiendo las diferentes
afecciones en hipocondriasis, histeria y agotamiento
nervioso. Por último podemos citar a William
Cullen que en su obra “First lines of the practice of
Physick” dedica cuatro libros a las enfermedades
mentales, usa el término “neurosis”, y las divide en
comata, adynamiae y spasmi.
En estos momentos se cuenta con los primeros
intentos de descripción intensional y extensional del
concepto de enfermedad mental, con una lista mal
definida de entidades o trastornos y una descripción
cualitativa no sistematizada.

Influencia de las estrategias de la memoria

 

 

 

 

 

 

 


Influencia de las estrategias de la memoria en el rendimiento de las pruebas de memoria: un estudio en el envejecimiento sano y patológico.
Fuente: http://web.ebscohost.com/ / http://www.psiquiatria.com/



Autores:

Yubero, R.
Gil, P.
Pablo, N.
Maestu, F.


Fuente:

Envejecimiento, Neuropsicología y Cognición , Sep2011, vol. 18 Issue 5, p497-515, 19p, 5 Gráficas, un gráfico


Descriptores:

ENVEJECIMIENTO
las pruebas de memoria
función ejecutiva (Neuropsicología)
Los lóbulos frontales
cognitivo leve deterioro
NEUROPSICOLOGÍA
análisis discriminante
PATOLOGÍA


Resumen:

La capacidad de generar estrategias de memoria es un factor clave en el desempeño de las tareas de memoria episódica. Si la capacidad de generar estrategias de memoria, influye en el desempeño de las pruebas de memoria en la población de edad avanzada sigue siendo un tema de debate. Aquí se presentan los resultados de una tarea de memoria experimental (ensayo de estrategias de memoria, TMS), integrado por cinco listas de palabras a partir de una tarea de aprendizaje incidental, y cuatro listas más que progresivamente gana en su organización externa del material, reduciendo la necesidad de movilizar estrategias complejas de memoria. TMS se ha aplicado a cuatro grupos de pacientes de edad avanzada (deterioro cognitivo leve amnésico - AMCI, multidominio (mMCI), y deterioro cognitivo vascular - VCI y la depresión). y un grupo de envejecimiento saludable en condiciones de baja con la organización del material, y mMCI grupos de VCI (ambos muestran un deterioro mayor de la función ejecutiva) han mostrado un menor rendimiento. Sin embargo, como el material se organizó de manera progresiva, mejoraron su rendimiento. El grupo DCLa mostró un rendimiento similar al grupo control en el nivel inferior de organización externa, pero no mejorar el rendimiento en condiciones con un alto nivel de organización externa. El mMCI y grupos de VCI mostró un menor rendimiento en todas las condiciones de TMS en comparación con los controles. Análisis discriminante reveló 90% de sensibilidad y especificidad para diferenciar entre los grupos en función de las condiciones de TMS. Estos resultados indican la ejecutiva funciones influyen en el rendimiento en tareas de memoria en sujetos ancianos con diferentes perfiles neuropsicológicos. [RESUMEN DE AUTOR]



Derechos de autor de envejecimiento, Neuropsicología y Cognición es propiedad de la Psicología de Prensa (Reino Unido) y su contenido no puede ser copiado o enviado por correo electrónico a múltiples sitios o enviado a una lista de distribución sin autorización expresa por escrito del titular del derecho de autor. Sin embargo, los usuarios pueden imprimir, descargar o artículos de correo electrónico para uso individual. Este resumen puede ser resumida. No se ofrece garantía sobre la exactitud de la copia. Los usuarios deben consultar la versión original publicada del material para el resumen completo. (Derechos de autor se aplica a todos los resúmenes. )

Psicosis esquizoafectivas

 

 

 

 

 


Capítulo 17 /Fuente: http://www.psiquiatria.com/

Psicosis esquizoafectivas
M. Gutiérrez Fraile, M. Bernardo Arroyo, A. González Pinto

HISTORIA DEL CONCEPTO
La clasificación en psiquiatría tiene su origen
en la obra de Emil Kraepelin. Este autor alemán
diferencia los trastornos psicóticos mayores
en base a la fenomenología y el curso
distinguiendo la enfermedad maníaco depresiva (que
incluía la locura circular de Falret y las depresiones
únicas o recurrentes) y la demencia precoz, más tarde
denominada esquizofrenia por Bleuler. Este último
autor diagnosticaba la esquizofrenia por la presencia
de los síntomas fundamentales y amplía los
límites del trastorno, incluyendo bajo este concepto
cuadros acompañados de un trastorno afectivo completo.
Para Kraepelin la enfermedad maníaco depresiva
tenía un curso episódico, un mejor pronóstico y una
mayor base genética. Este dualismo nosográfico, si
bien ha sido de utilidad considerable y hasta cierto
punto vigente, deja numerosos cuadros clínicos sin
una adscripción específica, ya que no poseen la tipifidad
exigida para cada uno de los grupos (Vallejo,
1991). Sin embargo, Kraepelin siempre fue consciente
de la provisionalidad de su sistema de clasificación
y en 1920 llega a la conclusión de que ambos
pueden ser difíciles de diferenciar en ocasiones (Kraepelin,
1920). Entre ambos trastornos quedan las
psicosis esquizoafectivas, descritas por Kasanin en
1933, que incluían al inicio bajo ese término a un

grupo de pacientes jóvenes con un buen ajuste premorbido,
que tras factores estresantes desarrollaban
rápidamente psicosis con trastornos sensoperceptivos
y marcada afectación emocional, pero sin “pasividad”
(Kasanin, 1933). Con anterioridad a Kasanin
eran bien conocidos una serie de trastornos benignos
en su evolución con respecto a la esquizofrenia y
psicopatológicamente muy floridos. Kleist describió
varios cuadros clínicos con síntomas mixtos que englobó
bajo el término de psicosis marginales que incluía
las psicosis cicloides, paranoides, epileptoides,
del Yo o histeroides referenciales. Este autor consideró
que las psicosis cicloides se encontraban en el
límite entre la esquizofrenia y la psicosis maníaco-depresiva;
Langfeldt (1969) distinguió entre las esquizofrenias
procesuales y las psicosis reactivas con
pronóstico favorable; Leonhard desarrollo el concepto
de psicosis cicloides, de curso fásico y con un gran
componente hereditario.
El DSM-I y II consideraron que la psicosis esquizoafectiva
era un tipo de esquizofrenia, es decir, prevalece
la doctrina Bleuleriana. Sin embargo la investigación
psiquiátrica dejaba claro que los síntomas de
primer rango de Schneider y otros síntomas típicamente
esquizofrénicos como los trastornos formales
del pensamiento estaban presentes en pacientes con
historia familiar, evolución y respuesta al tratamiento
que no dejaban dudas de que se trataba de un trastorno
del humor. En el DSM-III cambia esta tradición

para incluir las psicosis esquizoafectivas en el apartado
de psicosis no clasificadas en otra parte, y sin
existir criterios diagnósticos específicos para este
trastorno. El DSM-III-R y el RDC si nos brindan criterios
diagnósticos, siendo necesaria la presencia de
síntomas agudos de manía o depresión y de esquizofrenia,
y la existencia de delirios y alucinaciones durante
al menos dos semanas en ausencia de síntomas
afectivos (si la duración fuera menor a dos
semanas se trataría de un trastorno del humor). El
RDC distinguía ya un trastorno esquizoafectivo maníaco
y otro depresivo.
El sistema actual de clasificación americano DSMIV
mantiene la misma filosofía del DSM-III-R.
HIPÓTESIS DE LA NATURALEZA
DEL TRASTORNO ESQUIZOAFECTIVO
El trastorno esquizoafectivo, con la definición actual,
es probablemente un trastorno heterogéneo,
proponiendo algunos autores que se trata de un
puente entre las grandes psicosis (Bipolar y Esquizofrenia),
apoyando así la teoría del continuum (Crow,
1986; Lapensee, 1992). Se han encontrado que
existen diferencias genéticas modestas entre los trastornos
esquizoafectivos y los trastornos del humor
con síntomas psicóticos. Otros defienden la coexistencia
de las dos enfermedades, de modo que se daría
una interacción genotípica que daría lugar a cuadros
mixtos. Sin embargo, Slater y Roth (1969)
consideraron que una observación suficientemente
prolongada en el tiempo permite clasificar a estos
pacientes bien como trastornos del humor, bien como
esquizofrenias. Esto apuntaría a una interpretación
dicotómica de las grandes psicosis.
Uno de los principales problemas al estudiar las
psicosis esquizoafectivas está en el bajo grado de
acuerdo entre los diferentes sistemas de clasificación.
Brockington y Leff (1979) advierten que al utilizar 8
criterios diagnósticos diferentes el acuerdo es alarmantemente
bajo. Si tenemos en cuenta las ideas de
la escuela de San Luis de que para que una hipótesis
diagnóstica sea aceptada debe cumplir unos requisitos
comunes en cuanto a historia familiar, curso, clínica,
epidemiología y respuesta terapéutica, nos encontramos
que estamos ante una entidad que no los
cumple. Los resultados de las ultimas investigaciones
con los criterios actuales de la enfermedad encuentran
en unos casos que se trata de una entidad esquizofrénica,
en otros de un trastorno afectivo y unos
terceros lo consideran un trastorno distinto. Se ha
propuesto también que existen varios subtipos de
psicosis esquizoafectivas, estando unas cercanas a la
esquizofrenia y acercándose otras más al trastorno
bipolar.
Para un análisis más claro del trastorno, ha sido
básica la separación iniciada por el RDC de PEA maníaca
y depresiva.

PSICOSIS ESQUIZOAFECTIVA
DE TIPO MANÍACO
Resulta curioso que el trastorno esquizoafectivo de
tipo maníaco y la manía sean diagnosticados con frecuencia
en los mismos individuos en diferentes ocasiones,
consiguiendo una pobre concordancia diagnóstica
(Rice, 1994). Se ha propuesto que los
pacientes con inestabilidad diagnóstica a lo largo del
tiempo no padecen esquizofrenia (Winokur, 1996).
Si tenemos en cuenta que todos los síntomas psicóticos
pueden estar presentes en la manía, es fácil comprender
a quienes defienden la hipótesis de que la
PEA de tipo maníaco es un subtipo de trastorno bipolar.
Se pueden encontrar delirios somáticos, de grandeza,
persecutorios, de referencia, nihilísticos, extraños
y sistematizados; alucinaciones auditivas, visuales,
olfatorias y táctiles; trastornos formales del pensamiento;
y catatonía (McElroy, 1996). Muchos estudios
encuentran que los síntomas psicóticos incongruentes
y los síntomas psicóticos extraños son relativamente
frecuentes en la manía (Goodwin y Jamison, 1990).
Tohen describe una mayor frecuencia de síntomas psicóticos
incongruentes con el humor que los congruentes
(Tohen, 1992) y no existen síntomas psicóticos patognomónicos
de un determinado trastorno (Pope y
Lipinsky, 1978). En un estudio realizado en Alava en
pacientes bipolares encontramos que un 31% de los
pacientes habían sido diagnosticados al inicio de esquizofrenia
o de otros diagnósticos relacionados (González-
Pinto y cols, 1996). La edad de comienzo temprana
se asocia a mayor presencia de psicosis, al menos
al inicio de la enfermedad (Strober, 1996). Los pacientes
con comienzo temprano tendrán cuadros más
floridos que los de comienzo tardío (Rosen, 1983; Mc-
Glashan, 1988, Weller, 1995; Carlson, 1994; Isaac,
1992). Se ha postulado que exista una disminución de
los síntomas psicóticos a lo largo de la evolución (Winokur,
1985). Las psicosis funcionales pueden tener
expresiones clínicas más claras a medida que transcurre
el tiempo (McGorry, 1994; Marneros, 1991). Esto
no significa que el pronóstico sea peor en los pacientes
con comienzo temprano (McGlashan, 1988). Debemos
tener en cuenta también que la frecuente utilización
simultánea de drogas o alcohol enmascara
muchas veces el cuadro clínico. Existe comorbilidad en
el 50% de los primeros episodios psicóticos según algunos
estudios (Strakowski,1995) siendo el abuso de
sustancias el diagnostico más frecuente, y este es más
frecuente en psicosis afectivas que en las no afectivas.
En un estudio longitudinal de episodios maníacos
no tratados se encuentran tres estadios en la manía: el
estadio I: hipomanía o manía ligera; estadio II) manía
completa y estadio III) manía psicotica. Se observa a
medida que se incrementan los síntomas durante el
episodio agudo que los síntomas psicóticos se hacen
más prominentes y extraños, a pesar de que el estudio
excluía a pacientes con historia de síntomas de primer
rango de Schneider (Carlson y Goodwin, 1973).

En general la información sobre la PEA tipo maníaco
sugiere que se trata de un subtipo de manía de
especial gravedad. Debemos tener en cuenta que en
la manía pueden darse algunos de los síntomas de
primer rango de Schneider, a los que el DSM-IV considera
típicamente esquizofrénicos. Dependiendo de
los autores, del tamaño de la muestra y la metodología
del estudio la prevalencia de síntomas de primer
rango de Schneider es del 12 al 34% (Goodwin y Jamison,
1990; McElroy, 1996; Tanenberg-Karant,
1995). La presencia de síntomas psicóticos incongruentes
se encuentra en algunas ocasiones con más
frecuencia que los congruentes en los pacientes bipolares
(Tohen, 1992).
PSICOSIS ESQUIZOAFECTIVA
DE TIPO DEPRESIVO
Esta categoría diagnóstica engloba un grupo heterogéneo
de trastornos; Se incluyen aquí pacientes
que siguen una evolución esquizofrénica y otros que
siguen una evolución bipolar. En general, todos los
estudios de pronóstico encuentran niveles intermedios
de adaptación entre esquizofrenia y trastornos
afectivos en las psicosis esquizoafectivas de tipo depresivo
(Opjordsmoen, 1989).

CONCLUSIONES
En el momento actual la controversia que existe alrededor
de la nosología y etiología de las psicosis esquizoafectivas
sigue sin resolverse. Los criterios diagnósticos
de las grandes psicosis varían con el tiempo,
haciendo difícil la comparación de diversos estudios.
Los resultados de las investigaciomes actuales tanto en
cuanto a evolución como en cuanto a pronóstico
apuntan a que los trastornos esquizoafectivos de tipo
maníaco son un subtipo especialmente grave de trastorno
bipolar. Existe una mayor heterogeneidad en el
subtipo esquizodepresivo. Son necesarios más estudios
que permitan conocer predictores pronósticos de
este trastorno así como el tratamiento más adecuado.

Riesgo absoluto de suicidio después del primer contacto.

 

 

 

 

 

Artículo original

11/oct/2011 · Archives of General Psychiatry. 2011 Oct;68(10):1058-1064.

Fuente: http://www.psiquiatria.com/


Riesgo absoluto de suicidio después del primer contacto con el hospital en el trastorno mental.
(Absolute Risk of Suicide After First Hospital Contact in Mental Disorder.)



Resumen

Contexto. Las estimaciones de riesgo de suicidio en la vida en los trastornos mentales se basan en muestras seleccionadas con un seguimiento incompleto.

Objetivo. Estimar, en una cohorte nacional, el riesgo absoluto de suicidio dentro de los 36 años después del primer contacto psiquiátrico.

Diseño. Estudio prospectivo de casos incidentes de seguimiento de hasta 36 años. La mediana de seguimiento fue de 18 años.

Escenario. Datos individuales procedentes de registros longitudinales daneses.

Participantes. Un total de 176 347 personas nacidas el 1 de enero de 1955, hasta el 31 de diciembre de 1991, fueron seguidas desde su primer contacto con servicios secundarios de salud mental después de 15 años de edad hasta la muerte, emigración, desaparición, o hasta el final de 2006. Para cada participante, se incluyeron 5 individuos controles emparejados.

Principales medidas de resultado. Riesgo absoluto de suicidio en el porcentaje de personas de hasta 36 años después del primer contacto.

Resultados. Entre los hombres, el riesgo absoluto de suicidio (95% intervalo de confianza [IC]) fue el más alto para el trastorno bipolar, (7,77%, 6,01% -10,05%), seguido por el trastorno afectivo unipolar (6,67%, 5,72% -7,78%) y la esquizofrenia (6,55%, 5,85% -7,34%). Entre las mujeres, el riesgo más alto se encontró entre las mujeres con esquizofrenia (4,91%, 95% CI, 4,03% -5,98%), seguido por el trastorno bipolar (4,78%, 3,48% -6,56%). En la población no psiquiátrica, el riesgo fue de 0,72% (IC 95%, 0,61% -0,86%) para los hombres y 0,26% (0,20% -0,35%) para las mujeres. El abuso de sustancias comórbido y el trastorno afectivo unipolar comórbido aumentaron significativamente el riesgo. La co-ocurrencia de la autoagresión deliberada aumentó el riesgo aproximadamente 2 veces. Los hombres con trastorno bipolar y la autoagresión deliberada tenían el mayor riesgo (17,08%, IC 95%, 11,19% -26,07%).

Conclusiones. Este es el primer análisis del riesgo absoluto de suicidio en una cohorte nacional total de individuos en seguimiento desde el primer contacto psiquiátrico, y que representa, a nuestro entender, la muestra más grande hasta el momento con el seguimiento más largo y completo. Nuestras estimaciones son inferiores a las citadas con más frecuencia, pero siguen siendo importantes e indican la necesidad continua para la prevención del suicidio entre las personas con trastornos mentales.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: archpsyc.ama-assn.org/

Abstract

Context. Estimates of lifetime risk of suicide in mental disorders were based on selected samples with incomplete follow-up.

Objective. To estimate, in a national cohort, the absolute risk of suicide within 36 years after the first psychiatric contact.

Design. Prospective study of incident cases followed up for as long as 36 years. Median follow-up was 18 years.

Setting. Individual data drawn from Danish longitudinal registers.

Participants. A total of 176 347 persons born from January 1, 1955, through December 31, 1991, were followed up from their first contact with secondary mental health services after 15 years of age until death, emigration, disappearance, or the end of 2006. For each participant, 5 matched control individuals were included.

Main Outcome Measures. Absolute risk of suicide in percentage of individuals up to 36 years after the first contact.

Results. Among men, the absolute risk of suicide (95% confidence interval [CI]) was highest for bipolar disorder, (7.77%; 6.01%-10.05%), followed by unipolar affective disorder (6.67%; 5.72%-7.78%) and schizophrenia (6.55%; 5.85%-7.34%). Among women, the highest risk was found among women with schizophrenia (4.91%; 95% CI, 4.03%-5.98%), followed by bipolar disorder (4.78%; 3.48%-6.56%). In the nonpsychiatric population, the risk was 0.72% (95% CI, 0.61%-0.86%) for men and 0.26% (0.20%-0.35%) for women. Comorbid substance abuse and comorbid unipolar affective disorder significantly increased the risk. The co-occurrence of deliberate self-harm increased the risk approximately 2-fold. Men with bipolar disorder and deliberate self-harm had the highest risk (17.08%; 95% CI, 11.19%-26.07%).

Conclusions. This is the first analysis of the absolute risk of suicide in a total national cohort of individuals followed up from the first psychiatric contact, and it represents, to our knowledge, the hitherto largest sample with the longest and most complete follow-up. Our estimates are lower than those most often cited, but they are still substantial and indicate the continuous need for prevention of suicide among people with mental disorders.


Contenidos relacionados:

Noticias

China proyecta lanzar un plan nacional para evitar 50.000 suicidios al año.

La prevención del suicidio, a debate en un congreso internacional de expertos en París.

Una investigación española descarta que los antiepilépticos eleven el riesgo de suicidio.

El 95% de los suicidios consumados esconden una patología mental.

Enrique Baca: Una de las herramientas más importantes en los últimos tiempos para el estudio de los comportamientos suicidas es la autopsia psicológica.

 

 

 

 

Artículo original

11/oct/2011 · Archives of General Psychiatry. 2011 Oct;68(10):1058-1064.

Fuente: http://www.psiquiatria.com/


Riesgo absoluto de suicidio después del primer contacto con el hospital en el trastorno mental.
(Absolute Risk of Suicide After First Hospital Contact in Mental Disorder.)



Resumen

Contexto. Las estimaciones de riesgo de suicidio en la vida en los trastornos mentales se basan en muestras seleccionadas con un seguimiento incompleto.

Objetivo. Estimar, en una cohorte nacional, el riesgo absoluto de suicidio dentro de los 36 años después del primer contacto psiquiátrico.

Diseño. Estudio prospectivo de casos incidentes de seguimiento de hasta 36 años. La mediana de seguimiento fue de 18 años.

Escenario. Datos individuales procedentes de registros longitudinales daneses.

Participantes. Un total de 176 347 personas nacidas el 1 de enero de 1955, hasta el 31 de diciembre de 1991, fueron seguidas desde su primer contacto con servicios secundarios de salud mental después de 15 años de edad hasta la muerte, emigración, desaparición, o hasta el final de 2006. Para cada participante, se incluyeron 5 individuos controles emparejados.

Principales medidas de resultado. Riesgo absoluto de suicidio en el porcentaje de personas de hasta 36 años después del primer contacto.

Resultados. Entre los hombres, el riesgo absoluto de suicidio (95% intervalo de confianza [IC]) fue el más alto para el trastorno bipolar, (7,77%, 6,01% -10,05%), seguido por el trastorno afectivo unipolar (6,67%, 5,72% -7,78%) y la esquizofrenia (6,55%, 5,85% -7,34%). Entre las mujeres, el riesgo más alto se encontró entre las mujeres con esquizofrenia (4,91%, 95% CI, 4,03% -5,98%), seguido por el trastorno bipolar (4,78%, 3,48% -6,56%). En la población no psiquiátrica, el riesgo fue de 0,72% (IC 95%, 0,61% -0,86%) para los hombres y 0,26% (0,20% -0,35%) para las mujeres. El abuso de sustancias comórbido y el trastorno afectivo unipolar comórbido aumentaron significativamente el riesgo. La co-ocurrencia de la autoagresión deliberada aumentó el riesgo aproximadamente 2 veces. Los hombres con trastorno bipolar y la autoagresión deliberada tenían el mayor riesgo (17,08%, IC 95%, 11,19% -26,07%).

Conclusiones. Este es el primer análisis del riesgo absoluto de suicidio en una cohorte nacional total de individuos en seguimiento desde el primer contacto psiquiátrico, y que representa, a nuestro entender, la muestra más grande hasta el momento con el seguimiento más largo y completo. Nuestras estimaciones son inferiores a las citadas con más frecuencia, pero siguen siendo importantes e indican la necesidad continua para la prevención del suicidio entre las personas con trastornos mentales.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: archpsyc.ama-assn.org/

Abstract

Context. Estimates of lifetime risk of suicide in mental disorders were based on selected samples with incomplete follow-up.

Objective. To estimate, in a national cohort, the absolute risk of suicide within 36 years after the first psychiatric contact.

Design. Prospective study of incident cases followed up for as long as 36 years. Median follow-up was 18 years.

Setting. Individual data drawn from Danish longitudinal registers.

Participants. A total of 176 347 persons born from January 1, 1955, through December 31, 1991, were followed up from their first contact with secondary mental health services after 15 years of age until death, emigration, disappearance, or the end of 2006. For each participant, 5 matched control individuals were included.

Main Outcome Measures. Absolute risk of suicide in percentage of individuals up to 36 years after the first contact.

Results. Among men, the absolute risk of suicide (95% confidence interval [CI]) was highest for bipolar disorder, (7.77%; 6.01%-10.05%), followed by unipolar affective disorder (6.67%; 5.72%-7.78%) and schizophrenia (6.55%; 5.85%-7.34%). Among women, the highest risk was found among women with schizophrenia (4.91%; 95% CI, 4.03%-5.98%), followed by bipolar disorder (4.78%; 3.48%-6.56%). In the nonpsychiatric population, the risk was 0.72% (95% CI, 0.61%-0.86%) for men and 0.26% (0.20%-0.35%) for women. Comorbid substance abuse and comorbid unipolar affective disorder significantly increased the risk. The co-occurrence of deliberate self-harm increased the risk approximately 2-fold. Men with bipolar disorder and deliberate self-harm had the highest risk (17.08%; 95% CI, 11.19%-26.07%).

Conclusions. This is the first analysis of the absolute risk of suicide in a total national cohort of individuals followed up from the first psychiatric contact, and it represents, to our knowledge, the hitherto largest sample with the longest and most complete follow-up. Our estimates are lower than those most often cited, but they are still substantial and indicate the continuous need for prevention of suicide among people with mental disorders.


Contenidos relacionados:

Noticias

China proyecta lanzar un plan nacional para evitar 50.000 suicidios al año.

La prevención del suicidio, a debate en un congreso internacional de expertos en París.

Una investigación española descarta que los antiepilépticos eleven el riesgo de suicidio.

El 95% de los suicidios consumados esconden una patología mental.

Enrique Baca: Una de las herramientas más importantes en los últimos tiempos para el estudio de los comportamientos suicidas es la autopsia psicológica.

DSM-IV.Salud mental en niños y adolescentes.Estudio de casos y guía terapéutica.Libro.

 

 

 

 

LIBRO
Fuente:
http://www.psiquiatria.com

DSM-IV. SALUD MENTAL EN NIÑOS Y ADOLESCENTES. ESTUDIO DE CASOS Y GUÍA TERAPÉUTICA.

Código: 12966



Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2011. ISBN: 9788498353266. Precio: 75 euros Páginas: 760.

DESCRIPCIÓN

•Una herramienta indispensable para alumnos, residentes, profesores, supervisores y clínicos de psiquiatría infantil y adolescente, incluidos trabajadores sociales, psiquiatras, psicólogos y diplomados de enfermería. •En este libro se describen treinta casos de niños y adolescentes con trastornos psiquiátricos de complejidad ascendente. Se trata de casos que cualquier profesional de la salud mental del niño y del adolescente se puede encontrar en la clínica diaria. •Cada caso se organiza en cuatro partes: descripción clínica, perspectiva psicoterapéutica, perspectiva psicofarmacológica y perspectiva integral. Cada una de las partes está escrita por expertos en el área. La información y abordajes clínicos descritos se basan en los estudios más recientes y rigurosos.

En este libro se describen treinta casos de niños y adolescentes con trastornos psiquiátricos de complejidad ascendente. Se trata de casos que cualquier profesional de la Salud mental del niño y del adolescente se puede encontrar en la clínica diaria. Cada caso se organiza en cuatro partes: descripción clínica (útil para aprender a tomar una buena historia clínica, señalando los datos más relevantes), perspectiva psicoterapéutica, perspectiva psicofarmacológica (ofreciendo distintas perspectivas, no como buena-mala, sino como complementarias), y por último perspectiva integral. Cada una de las partes está escrita por expertos en el área. La información y abordajes clínicos descritos se basan en los estudios más recientes y rigurosos. El libro es una herramienta indispensable para alumnos, residentes, profesores, supervisores y clínicos de psiquiatría infantil y adolescente, incluidos trabajadores sociales, psiquiatras, psicólogos y diplomados de enfermería. Hacía falta un libro práctico, científico, ameno, y fácil de entender como el Libro de casos y Guía de tratamiento de Salud mental del niño del DSM-IV-TR®.

AUTORES:

Cathryn Galanter. Profesora Asociada de Psiquiatría Clínica en la Unidad de Psiquiatría del Niño y del Adolescente en Columbia University/New York State Psychiatric Institute en New York, New York.

Peter Jensen. Presidente y Director General del Instituto REACH (Resource for Advancing Children’s Health) enNew York, New York.

CONTENIDOS PARTE I: CASOS CLÁSICOS. INTRODUCCIÓN A LOS CASOS CLÁSICOS

1. Problemas para prestar atención: trastorno por déficit de atención e hiperactividad 2. Problemas con las transiciones: ¿mi hijo tiene autismo? 3. Viviendo a la sombra de sus padres: trastorno de ansiedad por separación 4. Una charlatana en casa: mutismo selectivo47 5. Todo le molesta: trastorno depresivo mayor 6. Demasiadas “tonterías”: enfermedad bipolar 7. El alma de la fiesta: consumo crónico de marihuana 8. Mi mente se está rompiendo: psicosis 9. Es que no come nada: anorexia nerviosa 10. El niño que no paraba de parpadear: trastorno de Tourette 11. Nunca se queda dormida: alteración del sueño en una adolescente 12. El mundo es un lugar muy sucio: trastorno obsesivocompulsivo

PARTE II: COMPLEJIDAD DE LA COMORBILIDAD. INTRODUCCIÓN A LA COMPLEJIDAD COMÓRBIDA 13. Robando el coche: comportamiento disruptivo en un adolescente 14. Tolerancia cero: amenaza con hacer daño a una profesora en primaria 15. Una adolescente ansiosa en el Servicio de Urgencias 16. El niño preocupado: un niño con varios trastornos de ansiedad posible abuso de fármacos recetados por el médico 17. Tormentas afectivas: una evaluación cuidadosa de los ataques de ira 18. Fracaso escolar: dificultades en el lenguaje y la lectura 19. Dolor abdominal funcional en un niño con enfermedad inflamatoria

PARTE III: LOS CASOS MÁS DIFÍCILES. DILEMAS DIAGNÓSTICOS Y TERAPÉUTICOS 20. Rabietas frecuentes: comportamiento negativista en un niño 21. Niño pequeño con rabietas: una valoración detallada de un niño de educación infantil con disregulación de humor 22. No sale de su habitación: elevado riesgo clínico de desarrollar psicosis 23. Solo quiero morirme: depresión doble 24. Cortarme me ayuda a sentirme mejor: autolesiones no suicidas 25. Del centro de acogida al hospital de crónicos: síntomas psicóticos en una niña víctima de abandono

PARTE IV: NIÑOS EN CRISIS. PSICOPATOLOGÍA EN EL CONTEXTO DE ESTRESORES SOCIALES 26. Ideación suicida después de visitas supervisadas con su madre biológica: humor deprimido en un niño en una casa de acogida 27. El legado de la guerra: irritabilidad e ira en un adolescente 28. Niña malhumorada: deprimida en el contexto del divorcio de los padres 29. Tendría que haberme pasado a mí: duelo en el niño 30. No se calma: vínculo desinhibido en una niña de 2 años

PARTE V: TOMA DE DECISIONES DIAGNÓSTICAS Y TERAPÉUTICAS 31. Toma de decisiones 32. Perspectivas clínicas y de investigación en la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas: ¿cuándo viene el futuro?


Adelantarse al delirio mirando en el cerebro,reto psiquiátrico

 















Alberto Fernández Liria, José María Valls, Manuel Trujillo y Tomás Palomo, ponentes de la Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta Carlos Castilla del Pino.


PSIQUIATRÍA

CUANDO APARECEN LOS SÍNTOMAS, YA ES TARDE

Adelantarse al delirio mirando en el cerebro,reto psiquiátrico

Fuente:
http://psiquiatria.diariomedico.com/

El conocimiento más profundo del cerebro permitiría adelantarse al delirio y, por tanto, instaurar el tratamiento con prontitud, según consideran especialistas en Psiquiatría que han participado en un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander.

"El gran avance que se ha ido produciendo en la psiquiatría en los últimos años es el conocimiento cada vez mejor del cerebro, y poder mirar dentro del paciente para, de esta forma, adelantarse al delirio", según ha advertido José María Valls, director de la primera Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta Carlos Castilla del Pino.Para Valls, en la actualidad se sigue haciendo "la misma psiquiatría" que hace cuarenta años, porque los profesionales se basan en el relato del paciente para estudiar qué está pasando por dentro.

Sin embargo, cuando aparecen los síntomas la enfermedad ya es vieja", ha advertido el psiquiatra y secretario de la Fundación Castilla del Pino, que ha codirigido junto a Manuel Trujillo, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, el seminario El Self: una encrucijada entre lo biológico y lo social en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

"Si esperamos a que alguien se deprima o enloquezca es que hemos llegado tarde, porque el cerebro lleva ya tiempo fallando", ha apuntado rotundo.El especialista ha hecho hincapié en que, si se pudiera detectar la población que se encuentra en riesgo de padecer enfermedades psiquiátricas, el tratamiento sería "mucho más fácil, ya que no se necesitarían grandes dosis de medicación, y simplemente bastaría con cambiar condiciones de vida para evitar que aparezca la psicosis".

(Detectar a la población que se encuentra en riesgo de enfermedad mental grave simplificaría la terapia y reduciría las dosis de medicación).

En esta línea, Valls ha afirmado que, a pesar de que ese avance resultaría "muy rentable, al ahorrar una gran cantidad de dinero en asistencia, además de sufrimiento, cuesta muchísimo llevarlo adelante.

Otras áreas
"El Hospital Valdecilla, de Santander, es uno de los pocos centros en España que está haciendo ese tipo de trabajo basado en la genética", ha recordado, tras subrayar que el curso no se ha ceñido únicamente a cuestiones psiquiátricas, sino a otras áreas del saber como la antropología, la literatura y el arte.A juicio de Alberto Fernández Liria, coordinador de salud mental del Área 3 de Madrid y jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, los trastornos mentales comunes, como los relacionados con la ansiedad y la depresión que pueden afectar alguna vez en la vida hasta una de cada cuatro personas, remiten, aunque sea más lentamente, sin tratamiento.

En cambio, en los trastornos mentales graves, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, no se puede hablar de "curación", pero su curso y las consecuencias que tienen sobre la vida de las personas mejoran enormemente con el tratamiento, que, hoy, por lo general, debe incluir un componente farmacológico y otro psicosocial."La recuperación es el objetivo que se considera aceptable en la atención a los trastornos mentales graves. No obstante, esa recuperación puede exigir la atención de por vida. Pero claro que es posible", ha añadido Valls.

Preguntado por qué unas personas responden a unas medidas y otras no, Fernández Liria ha respondido que "lo que sabemos seguro, más allá de lo que se ha llamado la medicina basada en la evidencia, es que los tratamientos no pueden ser café para todos, por lo que la formación de los futuros profesionales ha de tener en cuenta la necesidad de personalizar y adaptar la intervención a las características particulares de cada paciente y su entorno".

(Trastornos mentales comunes, como los asociados a ansiedad y depresión, que pueden afectar alguna vez en la vida, remiten sin tratamiento).

Concepto de 'self '
Por su parte, Manuel Trujillo y Tomás Palomo, profesor de la Universidad de Nueva York y catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense, han reconocido el mérito de Castilla del Pino de introducir el concepto de self como "ineludible para una psicopatología científica, al reclamar la conducta como objetivo central de la psiquiatría y de otras ciencias de la mente, y de conferir al sujeto de los actos de conducta humana el mismo rango científico tradicionalmente adjudicado al organismo".

Según ambos profesores, el self es, en suma, "aquella formación mental que subyace al concepto de sujeto, y cuyo estudio hace posible la introducción al ámbito científico de conceptos como subjetividad e identidad personal, considerados como inabordables hasta hace poco".

Eficacia de la Terapia Psicológica Integrada (IPT)

 














PSIQUIATRÍA




ARTÍCULO ORIGINAL
Psicosis / Esquizofrenia / Tratamiento
30/ago/2011 · Schizophrenia Bulletin.
Fuente:
http://www.psiquiatria.com/


Eficacia de la Terapia Psicológica Integrada (IPT) para los pacientes con esquizofrenia: Una actualización de la investigación.
(Effectiveness of Integrated Psychological Therapy (IPT) for Schizophrenia Patients: A Research Update.)

RESUMEN
Los criterios estandarizados de recuperación van más allá de la remisión de los síntomas y hacen especial hincapié en el funcionamiento personal y social en el hogar, trabajo y ocio. Al contrario de esto, los enfoques integrados basados en la evidencia que combinan la rehabilitación cognitiva con la terapia de habilidades sociales muestra mejoras prometedoras para la recuperación funcional de pacientes con esquizofrenia.

En los últimos 30 años, grupos de investigación en 12 países han evaluado la terapia psicológica integrada (IPT) en 36 estudios independientes. La IPT es un programa de terapia de grupo para pacientes con esquizofrenia. Ello combina intervenciones neurocognitivas y cognitivo sociales con habilidades sociales y enfoques para resolver problemas.

El objetivo del presente estudio fue actualizar e integrar la creciente cantidad de datos de investigación sobre la eficacia de la IPT. Hemos revisado cuantitativamente los resultados de estos 36 estudios, incluyendo 1.601 pacientes con esquizofrenia, por medio de un procedimiento de meta-análisis.

Los pacientes sometidos a IPT mostraron una mejoría significativamente mayor en todas las variables de resultado (neurocognición, cognición social, funcionamiento psicosocial, y síntomas negativos) que aquellos en los grupos control (condiciones placebo- atención y atención estándar). Los pacientes IPT mantuvieron sus efectos positivos medio durante una media de seguimiento de 8,1 meses. Ellos mostraron mejores efectos en las medidas de resultado distal cuando todos los cinco subprogramas se integraron.

Este análisis resume la amplia evidencia empírica que indica que la IPT es un enfoque de rehabilitación efectiva para pacientes con esquizofrenia y es robusto a través de una amplia gama de características de la muestra así como las condiciones de tratamiento. Por otra parte, los subprogramas cognitivos y sociales de IPT puede trabajar en una forma sinérgica, potenciando así la transferencia de los efectos de la terapia a través del tiempo y mejorar la recuperación funcional.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/



ABSTRACT
Standardized recovery criteria go beyond symptom remission and put special emphasis on personal and social functioning in residence, work, and leisure. Against this background, evidence-based integrated approaches combining cognitive remediation with social skills therapy show promise for improving functional recovery of schizophrenia patients.

Over the past 30 years, research groups in 12 countries have evaluated integrated psychological therapy (IPT) in 36 independent studies. IPT is a group therapy program for schizophrenia patients. It combines neurocognitive and social cognitive interventions with social skills and problem-solving approaches.

The aim of the present study was to update and integrate the growing amount of research data on the effectiveness of IPT. We quantitatively reviewed the results of these 36 studies, including 1601 schizophrenia patients, by means of a meta-analytic procedure. Patients undergoing IPT showed significantly greater improvement in all outcome variables (neurocognition, social cognition, psychosocial functioning, and negative symptoms) than those in the control groups (placebo-attention conditions and standard care). IPT patients maintained their mean positive effects during an average follow-up period of 8.1 months. They showed better effects on distal outcome measures when all 5 subprograms were integrated.

This analysis summarizes the broad empirical evidence indicating that IPT is an effective rehabilitation approach for schizophrenia patients and is robust across a wide range of sample characteristics as well as treatment conditions. Moreover, the cognitive and social subprograms of IPT may work in a synergistic manner, thereby enhancing the transfer of therapy effects over time and improving functional recovery.



CONTENIDOS RELACIONADOS:


NOTICIAS

El grado de respuesta en el paciente con esquizofrenia aún resulta difícil de establecer, según se ha destacado en una reunión sobre fases tempranas de la enfermedad mental.

Bloquear los receptores de la dopamina corta las transmisiones excesivas de esta sustancia y alivia los síntomas de la esquizofrenia.

Un estudio relaciona un fármaco contra la esquizofrenia con el riesgo de diabetes.

El tratamiento de los síntomas afectivos y cognitivos centran las investigaciones en la esquizofrenia.

Pese haberse logrado importantes progresos en el tratamiento farmacológico de la esquizofrenia, sobre todo en el control de los síntomas, aún existen importantes lagunas.

ARTÍCULOS

Eficacia de los antipsicóticos: relación con la ocupación óptima de los receptores D2
Luca Pani, Luigi Pira, Giorgio Marchese

La intervención familiar añadida al tratamiento estándar en la esquizofrenia reduce las recaídas.
Stephen M Lawrie

Interferón alfa y esquizofrenia
J.A. Cabrera Gómez, H. Collazo Anedo, J.R. Cordero Gutiérrez*, O. Fernández López*, B. Reyes Gutiérrez*, J. Simón Consuegra**, S. Williams Serrano**, A. González-Quevedo***, I. Alfaro Capdegelle***.

Fármacos glutamatérgicos para la esquizofrenia.
Tuominen HJ; Tiihonen J; Wahlbeck K.

Metaanálisis de la rehabilitación cognitiva en la esquizofrenia.
Susan R. McGurk , Elizabeth W. Twamley , David I. Sitzer , Gregory J. McHugo , Kim T. Mueser


Introducción/Esquizofrenia

 

 

 

 

 

 

Apuntes sobre esquizofrenia
“El Universo no es un cúmulo de cosas,sino un grupo de acontecimientos en interacción”
Libro de Alejandro Pérez Méndez

I.- INTRODUCCIÓN

El adecuado funcionamiento del Sistema Nervioso Central conlleva a que el ser humano tenga la capacidad de relacionarse de forma eficiente consigo mismo y con el mundo que lo rodea. Tal relación eficiente depende de nuestro estilo de vida, de la calidad de las relaciones afectivas que tenemos, nuestra tolerancia, nuestra capacidad de amar y aceptar a los demás, de dar confianza y apoyo y recibirlos.

De todas las enfermedades, que padece la especie humana, las enfermedades mentales conllevan, a que el individuo pierda su relación eficiente consigo mismo y con el mundo que lo rodea y dentro de las enfermedades mentales, la esquizofrenia representa una total y absoluta catástrofe, no solo por lo mencionado, líneas arriba sino por la estigmatización, que hasta la fecha, se le añade. Catástrofe que se empeora, debido al poco conocimiento que tenemos de la etiología, fisiopatología y graves efectos secundarios de tal medicación antipsicótica.

El presente ensayo se presenta como un marco teórico, acerca de la fisiopatología de la esquizofrenia, bajo el prisma de una alteración del metabolismo del glutamato y del ácido gama amino butírico. La obra tiene básicamente un valor heurístico.

Para la consecución de la obra, hemos revisado durante varios años, toda la literatura, que hemos podido recabar, sobre el tema de la esquizofrenia, para luego profundizar en el tema del metabolismo del glutamato y del GABA, conocimiento que nos permite, entonces, considerar una hipótesis glutamatérgica de la esquizofrenia, que supone una producto anormal procedente de un fallido metabolismo del glutamato. Y como apéndice, incluimos los valores normales de los aminoácidos en orina y sangre. Pues una segunda etapa de nuestro trabajo, consiste en el estudio de aminoácidos en sangre y orina de pacientes con esquizofrenia, esperando encontrar una alteración que sirva como marcador biológico de la enfermedad. De ser así, tendremos las puertas abiertas para el estudios de nuevos medicamentos contra este terrible flagelo.
 
 
 
II.- ESQUIZOFRENIA

“La última frontera de este mundo –y quizás la mayor- está dentro de nosotros mismos. El sistema nervioso humano hace posible todo lo que podemos hacer, todo lo que podemos saber y todo lo que podemos experimentar. Su complejidad es inmensa y la tarea de estudiarlo y entenderlo empequeñece todas las exploraciones previas que nuestra especie ha emprendido.”

FISIOLOGÍA DE LA CONDUCTA. Neil R.Carlson. Ed. Ariel Pisocología.

Desde un punto de vista clínico, se da el nombre de esquizofrenia al hallazgo de un cortejo sintomático muy variado, de los cuales ninguno es patognomónico; los síntomas son subjetivos, es decir sólo el paciente los experimenta, estas personas no entienden que tienen una enfermedad, ni que se comportan de manera diferente a los demás, así como tampoco ven los síntomas que la familia, los médicos y las personas de la calle ven. Además no todos los casos son iguales y existen diferentes niveles o grados de enfermedad. Aparece en todo el mundo y afecta, aproximadamente al 1 % de la población general. Se distribuye por igual en ambos sexos, presentándose generalmente entre los 15 y 35 años de edad; la aparición a una edad más temprana involucra un peor pronóstico, sobretodo en varones. El comienzo de la enfermedad puede ser agudo o surgir de manera insidiosa o progresiva, cíclica o adquirir una sintomatología monosintomática. Se ha postulado que la intensidad de los síntomas positivos se correlaciona débilmente o no se correlacionan en lo absoluto con los síntomas negativos.

A.- CRITERIOS FISIOPATOLÓGICOS

Existen actualmente, diversas líneas de investigación que pretenden aclarar, en parte, las incógnitas sobre el origen de esta enfermedad:
 
1.- Alteraciones Precoces del Desarrollo del Cerebro.

“La renovada hipótesis que relaciona los síntomas de la esquizofrenia con una alteración del neurodesarrollo ha sido propuesta en las últimas dos décadas por Murray, Lewis y Weinberger, y ha encontrado soporte en los hallazgos a nivel neurobiológico y genético y en los estudios de neuroimágenes y pruebas neuropsicológicas.”

ESQUIZOFRENIA. Hernán Vélez y otros. Ed. Corporación para Investigaciones Biológicas.

Estudios mediante técnicas histopatológicas modernas y técnicas de neuroimagen, como la resonancia magnética nuclear, han detectado anomalías en la estructura de determinadas regiones cerebrales. Otras técnicas, como la tomografía por emisión de positrones, han permitido observar algunas alteraciones en el funcionamiento del cerebro de estos enfermos, en comparación con el de personas sanas. Conjuntamente, estos hallazgos apoyan la teoría de que la esquizofrenia podría tener su origen en las alteraciones del desarrollo cerebral muy precozmente, en concreto, durante el desarrollo del cerebro embrionario. Se ha postulado: reducción del volumen hipocampal y del cuerpo calloso; alteraciones en el sistema límbico, corteza frontal, corteza entorrinal, región mesial temporal, lóbulo temporal, los ganglios basales y muy especialmente, la región prefrontal del cortex, cuya función principal es la organización temporal del pensamiento y la memoria; de igual forma, se considera que un déficit del desarrollo de las zonas periventriculares y posiblemente de los lóbulos temporales y frontales que produce el observado aumento de los ventrículos cerebrales. Algunos autores sugieren la relación existente entre estos hallazgos y la presencia del déficit cognoscitivo y síntomas negativos, con una pobre respuesta a la medicación y un peor pronóstico.

En efecto, indicios convincentes que relacionan una serie de anomalías de la infancia con la esquizofrenia son concluyentes con la hipótesis de que la esquizofrenia es un trastorno del desarrollo neurológico, con causas que cabe atribuir a una anomalía al principio del desarrollo del cerebro.

Artículos sobre Esquizofrenia y otras Psicosis

 
















29/ago/2011 · Schizophrenia Bulletin.
Fuente:
http://www.psiquiatria.com/


Asociación del aumento del estrógeno prenatal con factores de riesgo para la esquizofrenia.
(Association of Increased Prenatal Estrogen With Risk Factors for Schizophrenia.)

Resumen
El autor describió previamente una causa teórica de la esquizofrenia basada en los efectos de perturbación de las alteraciones endocrinas estrogénicas.

En la presente revisión, el autor describe cómo los estrógenos aumentan durante el embarazo lo que incrementa la susceptibilidad a ciertas infecciones virales asociadas con un mayor riesgo para la esquizofrenia.

La revisión analiza cómo la exposición prenatal a los estrógenos podría explicar las asociaciones de la esquizofrenia con enfermedades autoinmunes, los ambientes urbanos, y el estrés. Sobre la base de la asociación del aumento de estrógenos con factores de riesgo de la esquizofrenia, el autor propone un aumento de estrógeno prenatal como factor de unión, quizás el evento principal, en la etiología de la esquizofrenia.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/


Más contenidos relacionados:

+Noticias

+José Luís Gutiérrez Calle , vocal de la Junta directiva de la Federación andaluza de Allegados de Enfermos de Esquizofrenia: «No se denuncia la esquizofrenia por prejuicios en la sociedad del loco».

+Un nuevo estudio relaciona el consumo de cannabis con el riesgo de desarrollar esquizofrenia.

+Expertos de la Universidad de Granada estudian las relaciones entre café, tabaco y esquizofrenia.

+Un esquizofrénico moviliza a policías, bomberos y al 112 en Las Palmas.

+Los pacientes con esquizofrenia son menos exactos a la hora de estimar breves períodos de tiempo.



+Más Artículos ORIGINAL
26/ago/2011 · Schizophrenia Bulletin. 2011 Sep;37(5):982-987.
http://www.psiquiatria.com/

Asociación entre la deficiencia de hierro materna antes del parto y el riesgo de esquizofrenia en los hijos: Estudio de cohorte poblacional con vinculación de registros nacionales daneses.
(Association Between Prepartum Maternal Iron Deficiency and Offspring Risk of Schizophrenia: Population-Based Cohort Study With Linkage of Danish National Registers.)


Resumen
Recientes hallazgos sugieren que la deficiencia de hierro materna puede incrementar el riesgo de trastorno del espectro esquizofrenia en la descendencia. Iniciamos este estudio para determinar si la anemia materna antes del parto influye en el riesgo de los descendientes a padecer esquizofrenia. Realizamos un estudio de base poblacional con vinculación a los registros individuales del Sistema de Registro Civil Danés, el Registro Central de Psiquiatría Danesa, y el Registro Nacional de Hospitales Danés.

En una cohorte de 1 115 752 nacimientos daneses desde 1978 hasta 1998, los miembros de la cohorte tenían antecedentes maternos de anemia si la madre había recibido un diagnóstico de anemia en cualquier momento durante el embarazo. Miembros de la cohorte fueron seguidos desde su décimo cumpleaños hasta el inicio de la esquizofrenia, muerte, o el 31 de diciembre de 2008, lo que ocurriera primero.

Ajustado por factores de confusión relevantes, miembros de la cohorte cuyas madres habían recibido un diagnóstico de anemia durante el embarazo tenían un 1,60 veces (intervalo de confianza del 95% = 1.16 a 2.15) incrementado el riesgo de esquizofrenia. Aunque los mecanismos subyacentes son desconocidos y la replicación independiente es necesaria, nuestros hallazgos sugieren que la deficiencia de hierro materna aumenta el riesgo esquizofrenia en los hijos.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/




Artículo original
enfermedades mentales / Psicosis / Esquizofrenia
24/ago/2011 · Schizophrenia Bulletin.
Fuente:
http://www.psiquiatria.com/
Encontrar la Página Web en:
http://www.psiquiatria.com/articulos/psicosis/esquizofrenia/53273/?

Oxitocina, dopamina, y la amígdala: Un modelo neurofuncional de déficits cognitivos sociales en la esquizofrenia.
(Oxytocin, Dopamine, and the Amygdala: A Neurofunctional Model of Social Cognitive Deficits in Schizophrenia.)

Resumen
Hasta hace poco, el deterioro cognitivo social en la esquizofrenia ha sido subestimado y se mantiene esencialmente sin tratar. Los déficits en el procesamiento emocional, la percepción social y el conocimiento, la teoría de la mente, y el sesgo atribucional pueden contribuir a los deterioros cognitivos de la función social en la esquizofrenia.

Se ha implicado a la amígdala como un componente clave de los circuitos cognitivos sociales en estudios con animales y humanos. Además, los estudios estructurales y funcionales reproducibles de la esquizofrenia demuestran anomalías en la amígdala y señalización dopaminérgica.

Finalmente, la neurohormona oxitocina juega un papel importante en múltiples conductas sociales en varios mamíferos, incluyendo a los seres humanos. Proponemos un modelo de disfunción cognitiva social en la esquizofrenia y se discuten sus implicaciones terapéuticas. El modelo comprende anomalías en la señalización oxitocinérgica y dopaminérgica en la amígdala, que resulta en un proceso de relevancia emocional deteriorado con los consiguientes déficits cognitivos sociales.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/


 

Musicoterapia individual para la depresión:Ensayo aleatorio controlado

 




























ARTÍCULOS DE PSIQUIATRÍA

Depresión y Trastornos Afectivos.




4/ago/2011 · British journal of Psychiatry. 2011 Ago;199(2):132-139.

Musicoterapia individual para la depresión: Ensayo aleatorio controlado.
(Individual music therapy for depression: Randomised controlled trial.)
Fuente:
http://www.psiquiatria.com/



Resumen
Antecedentes. La terapia musical ha sido previamente demostrada para ser eficaz en el tratamiento de la depresión, pero los estudios han sido metodológicamente insuficientes y existe una falta de claridad sobre el modelo clínico empleado.

Objetivos. Determinar la eficacia de la musicoterapia añadida a la atención estándar en comparación con la atención estándar únicamente en el tratamiento de la depresión entre personas en edad de trabajar.

Método. Los participantes (n = 79) con un diagnóstico en CIE-10 de depresión fueron asignados aleatoriamente para recibir musicoterapia individual más atención estándar (20 sesiones cada dos semanas) o la atención estándar solamente, y seguimiento al inicio del estudio, a los 3 meses (después de la intervención) y a los 6 meses. Las medidas clínicas incluyeron depresión, ansiedad, funcionamiento general, calidad de vida y la alexitimia. Registro de Ensayo: ISRCTN84185937.

Resultados. Los participantes que recibieron musicoterapia además de la atención estándar mostraron una mayor mejoría que aquellos que recibieron la atención estándar solamente en los síntomas de depresión (diferencia media: 4,65, IC 95%: 0,59 a 8,70), síntomas de ansiedad (1,82, IC del 95%: 0,09 a 3,55) y funcionamiento general (-4,58 IC del 95% -8,93 a -0,24) a los 3 meses de seguimiento. La tasa de respuesta fue significativamente mayor para el grupo de musicoterapia más atención estándar que para el grupo de atención estándar únicamante (odds ratio 2,96, IC 95%: 1,01 a 9,02).

Conclusiones. La musicoterapia individual combinada con la atención estándar es efectiva para la depresión entre las personas en edad de trabajar con depresión. Los resultados de este estudio junto con investigaciones anteriores indican que la musicoterapia con sus cualidades específicas es una mejora importante para las prácticas de tratamiento establecidas.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: bjp.rcpsych.org/



Abstract
Background. Music therapy has previously been found to be effective in the treatment of depression but the studies have been methodologically insufficient and lacking in clarity about the clinical model employed.

Aims. To determine the efficacy of music therapy added to standard care compared with standard care only in the treatment of depression among working-age people.

Method. Participants (n = 79) with an ICD–10 diagnosis of depression were randomised to receive individual music therapy plus standard care (20 bi-weekly sessions) or standard care only, and followed up at baseline, at 3 months (after intervention) and at 6 months. Clinical measures included depression, anxiety, general functioning, quality of life and alexithymia. Trial registration: ISRCTN84185937.

Results. Participants receiving music therapy plus standard care showed greater improvement than those receiving standard care only in depression symptoms (mean difference 4.65, 95% CI 0.59 to 8.70), anxiety symptoms (1.82, 95% CI 0.09 to 3.55) and general functioning (–4.58, 95% CI –8.93 to –0.24) at 3-month follow-up. The response rate was significantly higher for the music therapy plus standard care group than for the standard care only group (odds ratio 2.96, 95% CI 1.01 to 9.02).

Conclusions. Individual music therapy combined with standard care is effective for depression among working-age people with depression. The results of this study along with the previous research indicate that music therapy with its specific qualities is a valuable enhancement to established treatment practices.



+Más Temas sobre Psiquiatría

NOTICIAS

El psiquiatra Enrique Rojas sostiene que la voluntad es la "llave multiuso" para ser feliz.

El 12 de Abril se inicia el curso virtual "Psicoterapia de los síntomas ansioso-depresivos: Un enfoque innovador" acreditado por la CFC con 11,9 créditos.

Optimizar la terapia antidepresiva y los tratamientos frente al dolor produce una mejora importante en la depresión moderada, así como un reducción del dolor y la discapacidad.

La utilización de tejido cerebral humano post mórtem podría abrir la vía al desarrollo de nuevos tratamientos para la depresión.

Los antidepresivos promueven la neurogénesis después de un accidente cerebrovascular.

ARTÍCULOS

La terapia electroconvulsiva en el tratamiento de la depresión bipolar.
M. Valentí , A. Benabarre , M. Bernardo , M. García-Amador , B. Amann , Eduard Vieta

La evidencia de las terapias complementarias y alternativas en la depresión.
A.F. Thachil, R. Mohan and D. Bhugra.

Tratamiento de la depresión geriátrica en el medio residencial.
Mínguez Martín, L; García Sánchez, F. J; Herreros Guilarte, I; Salgado Pascual, C. F; Bombín Puyo, M. C; Esteban Iglesias, M.

Alteraciones del sueño y depresión: Un desafío para los antidepresivos.

Efectos del tratamiento de la depresión postnatal sobre la interacción madre-infante y el desarrollo del niño.
Amudha S. Poobalan, Lorna S. Aucott, Louise Ross, W. Cairns. S. Smith, Peter J. Helms,Justin H. G. Williams

 

LLorar no parece tener beneficios psicológicos,según un estudio

 




NOTICIAS
enfermedades mentales / Depresión / Otros
8/ago/2011 · Journal American Academy Dermatology. 2011 Ago;45(4):385-392.

Llorar no parece tener beneficios psicológicos para las personas, según un reciente estudio.

Fuente:
http://www.psiquiatria.com

Resumen
Aunque siempre se ha pensado que llorar tenía un efecto catártico, o de «liberación», según un estudio que se publica en “Journal of Research in Personality”, derramar lágrimas no tendría este efecto. Según este análisis, «llorar no parece aportar ningún beneficio particular, al contrario de lo que la gente piensa; sólo una pequeña parte de los episodios de llanto registrados en el estudio estaban asociados con una mejora en el estado de ánimo», asegura Jonathan Rottenberg, de la Universidad de Florida del Sur (EE.UU.), y autor de la investigación.

Se llevó a cabo una investigación sobre 97 mujeres de edades comprendidas entre los 18 y 48 años que formaban parte de un estudio más amplio, denominado «Women's Tears Dial Down Testosterone», que explora el vínculo entre el llanto y el ciclo menstrual. Los investigadores siguieron a las mujeres durante 2 o 3 meses; éstas anotaban en un diario su estado de ánimo, sus ganas de llorar y si finalmente lo hacían. Si se producía un episodio de llanto, se anotaban más detalles sobre éste.

En total, se contabilizaron 1.004 episodios de llanto: el promedio de llanto duró ocho minutos y tuvo lugar en la sala de estar, por lo general en soledad o con una persona presente. Los desencadenantes más comunes para las lágrimas fueron el conflicto, la pérdida o ver sufrir a los demás. Los resultados mostraron que, en la mayoría de los casos -el 61%- las personas que habían llorado dijeron que no se había producido un cambio en su estado de ánimo en comparación a cómo se sentían antes de de llorar. El 30% sí experimentó una mejoría de su estado de ánimo, y un 9% se sentía peor. Por ello, los datos parecen demostrar que llorar no parece tener beneficios psicológicos para la persona. Pero, curiosamente, observó que los participantes que lloraban con la mayor intensidad «como una explosion de llanto», pero no los que lo hacía durante más tiempo, experimentaban una «mayor liberación».

Rottenberg considera que es más adecuado incitar a fortalecer las redes sociales que animar a la gente a llorar para deshaogarse pues, «cuando lloramos el beneficio que ello supone está más relacionado con que llamamos la atención de nuestro entorno y recibimos apoyo social que con el hecho en si mismo de derramar lágrimas», explica Rottenberg.

Este ha sido el primer estudio que examina la relación entre el estado de ánimo y su variabilidad, por un lado, y las ganas de llorar, la frecuencia del llanto, el estado de ánimo después de llorar, y los patrones afectivos, por otro. Sin embargo, los autores advierten sobre las limitaciones de la investigación, pues «es cierto que los resultados de las consecuencias afectivas de llorar vienen determinadas por las condiciones afectivas de la propia persona, sus antecedentes y las reacciones sociales de los demás cuando se llora. Ahora bien, son datos iniciales y aunque hemos incluido múltiples variables, hay otras que no están contempladas».

Para acceder al texto completo, consulte las características de suscripción de la fuente original: www.elsevier.com/wps/find/journaldescription.cws_home/622897



ARTÍCULOS RELACIONADOS:


NOTICIAS

La depresión y la ansiedad durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de tener hijos con menor esperanza de vida.

Se pone en marcha una guía informática con el objetivo de facilitar el diagnóstico y el tratamiento en pacientes con depresión.

La depresión y la migraña pueden compartir componentes genéticos.

El régimen de luz ayuda a combatir la depresión por embarazo.

El índice de muerte tras someterse a cirugía es ligeramente superior en pacientes con depresión y ansiedad, según una investigación.

ARTÍCULOS

Evaluación de pesadillas en un hospital general.
García de Amusquibar, A. M. / de Simone, C. J.

Aumento de la prevalencia de sucesos vitales negativos en pacientes con depresión mayor.
Kohn Y, Zislin J, Agid O, Hanin B, Troudart T, Shapira B, Bloch M, Gur E, Ritsner M, Lerer B

 

Efectos secundarios de los fármacos y encontrar variantes genéticas que los generan

 






































Noticias
enfermedades mentales / Psicosis / Tratamiento
8/ago/2011 · Salamanca24horas. 2011 Ago

Fuente:






Vicente Molina dirige una investigación que busca prevenir los efectos secundarios de los fármacos para el tratamiento de la esquizofrenia y encontrar variantes genéticas que los generan.



Vicente Molina, experto en Neuropsiquiatría del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) y de la Universidad de Salamanca, dirige un proyecto de investigación para encontrar modos de de prevenir o de tratar los efectos secundarios que los fármacos utilizados en el tratamiento de la esquizofrenia y otras psicosis generan en los pacientes. Aunque estos medicamentos presentan una gran eficacia, pueden provocar efectos secundarios tales como la ganancia de peso, diabetes o hipertensión. Asimismo, la investigación consiste en buscar variaciones genéticas que hagan a los pacientes susceptibles de padecer los efectos secundarios, lo que posibilita utilizar otro fármaco.

Así, los expertos tratan de investigar si existe una relación entre los niveles circulantes en la sangre de fármacos y la aparición de estos efectos secundarios, o si existe una relación entre la variación genética a nivel del metabolismo de los fármacos o del riesgo para el síndrome metabólico en la población general. Vicente Molina indicó que “al mismo tiempo, tenemos un programa de intervención sobre estos efectos, intervención farmacológica, nutricional e higiénica, que normalmente no se utiliza y de la que creemos que los pacientes se pueden beneficiar”,

Una de las líneas más importantes en la investigación sobre esquizofrenia, trata de determinar qué factores cerebrales están implicados en esta enfermedad, relacionando con ello los factores genéticos, así como la interacción entre el entorno y esos factores genéticos para dar lugar a una enfermedad como la esquizofrenia. La mejora de los tratamientos es otra de las líneas más fuertes, en la que se incluye la investigación que se realiza en Salamanca. Molina comenta que “nuestros esfuerzos de investigación con otros proyectos que tenemos en la actualidad pretenden determinar el papel de una línea celular como es la neuroglía, o célula glial, en este problema (se trata de células nodriza del sistema nervioso que desempeñan, de forma principal, la función de soporte de las neuronas)”. Y añade: “una línea importante dentro de nuestra investigación consiste en determinar la importancia funcional de lo que nosotros llamamos ruido o hiperactivación desorganizada de la corteza. Al paciente no le falta actividad, sino que es menos capaz de centrar la actividad del cerebro en acciones concretas y esto da lugar a problemas cognitivos o a problemas de confusión, por ejemplo, entre lo que seria el mundo interno y el mundo externo de los pacientes”.



Contenidos relacionados:

Noticias

La risperidona inyectable de larga duración se presenta eficaz y segura en el tratamiento de pacientes ancianos con psicosis.

Alerta por la prescripción masiva de un antipsicótico contra las depresiones leves.

Los pacientes psicóticos sufren menos recaídas si son tratados con terapias psicosociales.

Santander acoge la IV Reunión Internacional sobre las Fases Tempranas de las Enfermedades Mentales.

El 50% de los delirios se pueden revertir si se tratan precozmente.



Artículos

Una evaluación de las interacciones farmacológicas de Risperidona
DeVane CL, Nemeroff CB.

Revisión y puesta al día de la acatisia
I. Gómez-Feria Prieto

La risperidona en el tratamiento de pacientes con el delirum.
Eduard Parellada; Inmaculada Baeza; Joan de Pablo; Guadalupe Martínez.

Neurofarmacología de la psicosis.
Carol A. Tamminga; John M. Davis.

Risperidona en el tratamiento de la agitación y la agresión asociada con trastornos psiquiátricos.
Peter Paul De Deyn; and Jan Buitelaar.

 

El ejercicio ayuda a mejorar a los pacientes con depresión

 
















































































































PSIQUIATRÍA

EL 30 POR CIENTO LOGRA LA REAMISIÓN
Fuente:






El ejercicio ayuda a mejorar a los pacientes con depresión

Practicar ejercicio puede convertirse en un tratamiento de segunda línea efectivo para casi la mitad de los pacientes con depresión que no han sido curados mediante fármacos. Así lo han descubierto científicos del departamento de Psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Texas en colaboración con el Instituto Cooper de Dallas, ambos en Estados Unidos, en una investigación llevada a cabo durante cuatro años y que aparece publicada en la revista Journal of Clinical Psychiatry.


Este análisis es uno de los primeros que sugiere que si se combina una rutina regular de ejercicio con medicamentos prescritos se pueden aliviar los síntomas del trastorno depresivo. "Muchas personas que empiezan a ingerir medicamentos antidepresivos se sienten mejor, pero sin llegar a alcanzar los niveles anteriores", afirma Madhukar Trivedi, autor de este estudio. "Esta investigación demuestra que el ejercicio puede resultar tan efectivo como la medicación".

Los participantes tenían edades comprendidas entre los 18 y los 70 años, un diagnóstico medio de siete años de depresión que no habían remitido la patología con una tratamiento basado en inhibidores slectivos de la recaptaciñon de serotina. Fueron divididos en dos grupos y sometidos a diferentes niveles de intensidad de ejercicio durante 12 semanas en cintas de correr, en cicloergómetros o en ambas cosas. Durante el estudio, los pacientes mantenían sesiones con el psquiatra.

Al final de la investigación, casi el 30 por ciento de los pacientes de ambos grupos alcanzaron una remisión completa de su depresión, a la vez que un 20 por ciento presentaba cierta mejoría. El ejercicio moderado resultó más eficaz en mujeres con antecedentes familiares de enfermedad mental; mientras que el ejercicio intenso era más eficiente en mujeres sin dicho historial. En el caso de los hombres, realizar ejercicio intenso fue más efectivo, independientemente de otras características.

"Estos resultados sugieren que el ejercicio está relacionado con las características del paciente, lo que demuestra que los tratamientos deben adaptarse a cada persona", concluye Trivedi, a la vez que apunta a una nueva dirección para tratar de determinar los factores que indican qué tratamiento es el más efectivo.



+NOTICIAS SOBRE PSIQUIATRÍA


+La hipermesis gravídica provoca trastornos de comportamiento en los niños


+Las náuseas y vómitos relacionados con el embarazo, conocido como hiperemesis gravídica (HG) afecta a miles de mujeres cada año, pero un nuevo estudio concluye que las mujeres embarazadas no son las únicas afectadas.


+Se requieren mayores investigaciones sobre el autismo infantil


+Descubren una variante genética vinculada al TDHA


+No todos los antipsicóticos son eficaces en el tratamiento de episodios maniacos agudo


+La depresión en mujeres aumenta el riesgo de ictus

Se necesitan mayores investigaciones sobre el autismo

 




Psiquiatría
Fuente:








AFECTA A UNO DE CADA 150 MENORES

Se necesitan mayores investigaciones sobre el autismo

Los nuevos avances científicos, los recursos técnicos y los testimonios de personas que viven de cerca los TEA (Trastornos del Espectro Autista) han hecho que la imagen difusa de estos trastornos se vuelva un poco más nítida en los últimos años. Sin embargo, sigue siendo necesaria una mayor investigación para responder a preguntas sin respuesta aún pendientes.


Paulino Castells

Paulino Castells, psiquiatra de Familia y profesor titular de la Universitat Oliba CEU, pide "un mayor respaldo de las instituciones sobre este tipo de personas debido a que los avances producidos se pueden medir con granos de arena". Los TEA incluyen una variedad de subtipos entre los que se encuentran el autismo clásico o autismo de Kanner, el autismo de Asperger, el trastorno desintegrativo de la infancia, etc.

Según los últimos datos del Centro de Control de Enfermedades de EEUU de 2009, existe una prevalencia de un caso de TEA por cada 150 niños escolares, cifra que sigue aumentando. Se suele presentar más frecuentemente en hombres que en mujeres, en una proporción de cuatro a uno. En España se han llevado a cabo cuatro estudios epidemológicos en Cataluña, Navarra y Murcia resultando una prevalencia de entre 2,5 y 5 por cada 10.000 menores de edad. Las razones de este aumento respecto a estudios anteriores que lo situaban entre 21 y 35 casos por cada 10.000 habitantes, van desde una mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico, pasando por una mejora del conocimiento y de la formación de los profesionales hasta un aumento real de la incidencia de este tipo de trastornos.

Esta alteración del desarrollo infantil comienza a manifestarse en los tres primeros años de vida del bebé, aunque las últimas investigaciones apuntan a que se puede establecer una valoración en torno a los seis meses. Castells concede gran importancia al diagnóstico precoz como pieza fundamental "para efectuar desde los primeros meses una actuación terapéutica a base de estimulaciones precoces múltiples". Sin embargo, al no existir pruebas médicas para el diagnóstico, éste se basa en la observación y la valoración de la conducta de los niños según criterios consensuadas internacionalmente. Las alteraciones se presentan en tres áreas de desarrollo diferentes: en primer lugar, aquellas que afectan a las habilidades de la comunicación y del lenguaje; en segundo lugar, aquellas otras habilidades relativas a la interacción social y, en tercer lugar, se produce un repertorio muy restringido de intereses y comportamientos que limitan las actividades y conductas cotidianas.

En cuanto al tratamiento, Castells distingue dos vías: por un lado están las posibilidades farmacológicas que bajo supervisión de un profesional tratan pero no curan los efectos secundarios como la irritabilidad, el déficit de atención o el insomnio, al no existir un tratamiento específico. Por otro lado, la eficacia de las terapias alternativas de tipo dietético, los tratamientos multivíitamínicos, el uso de animales... no está demostrada.

Otro aspecto a explorar son las contraenfermedades asociadas al autismo. De momento se habla de hipótesis que relacionan a estos desórdenes con una mayor frecuencia de padecer epilepsia o esclerosis tubersosa junto a trastornos psíquicos comórbidos como la ansiedad o la depresión. Como afirma Castells, "no existen conclusiones firmes sobre las contraenfermedades, sino que se trata de meras posibilidades". Respecto al retraso mental, que afecta a menos del 50 por ciento de los menores, sí existen mayores certezas de dicha correlación, aunque es difícil detectarlo antes de los dos años del bebé.

Respecto a los factores ambientales, Castells mantiene que "se trata de un tema complicado. Los contaminantes químicos y las redes de comunicación son una puerta abierta para investigar".

La Catatonia.Una revisión fotográfica

 

agosto 22, 2011

La Catatonia.Una revisión fotográfica

21/jul/2011 · Psiquiatria.com. 2011;15

La Catatonia. Una revisión fotográfica.

(Catatonia. A photographic review.)

 

Resumen

Se propone una revisión “visual” de la catatonia a través de las imágenes fotográficas en diferentes tratados y publicaciones psiquiátricas de finales del XIX a mediados del XX.

Para ello proponemos 9 capítulos bien diferenciados entre si: 1) La Catatonia. Prolegómenos. 2) La ambición fisonómica. 3) La faz catatónica. 4) En la “Demencia Precoz”. 5) En algunos atlas de psicopatología. 6) Varios signos catatónicos. 7) En otros cuadros psiquiátricos. 8) Provocación experimental. 9) Como fenómeno de comportamiento.

Cada uno de los apartados se acompañará de un importante número de imágenes fotográficas.

Acceso gratuito al texto completo.

Para poder visualizar el texto completo, necesita tener instalado el Adobe Reader, si usted no lo tiene puede bajárselo gratuitamente desde la dirección: get.adobe.com/es/reader/

Abstract

We propose a “visual” review of the catatonia syndrome through photographic images in various textbooks and psychiatric publications from the late nineteenth to mid twentieth century.

With this aim, the images will be grouped together in 9 distinct sections: 1) Introduction. 2) The physiognomic ambition. 3) The catatonic face. 4) In “Dementia praecox”. 5) In some atlas of psychopathology. 6) Various catatonic signs. 7) In other psychiatric disorders. 8) Experimental provocation. 9) As a behavioural phenomenon.

Each of these sections will be accompanied by a large number of photographic images.

No todos los antipsicóticos son eficaces en el tratamiento de episodios maniacos agudos

 



















Psiquiatría

Fuente:
http://psiquiatria.diariomedico.com/

NECESIDAD DE NUEVOS TRATAMIENTOS

No todos los antipsicóticos son eficaces en el tratamiento de episodios maniacos agudos


Los medicamentos antipsicóticos no son más efectivos que los estabilizadores del humor para hacer frente a episodios maniacos agudos, según un estudio publicado en The Lancet. Los investigadores clasificaron antipsicóticos según su efectividad, y mostraron que tres -haloperidol, risperidona y olanzapina- superaban a otros medicamentos. Ya que las directrices actuales no diferencian los medicamentos, estos datos podrían ofrecer guías clínicas útiles, afirman Andrea Cipriani, del Departamento de Psiquiatría y Psicología Clínica, de la Universidad de Verano, en Italia, y John Geddes, profesor de Psiquiatría Epidemiológica de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.


Los investigadores analizaron los resultados de 68 ensayos aleatorios, que compararon los medicamentos más comunes usados para el tratamiento de la manía aguda en adultos. De esta forma, encontraron que el haloperidol, la olanzapina y la risperidona fueron los medicamentos antimaniacos más efectivos, y que el haloperidol tenía el número más alto de diferencias significantes, siendo mejor que el aripiprazol, asenapina, carbamazepina y el valproato, entre otros. La risperidona, olanzapina y la quetiapina fueron mejores que los estabilizadores del humor, como el litio o la lamotrigina.

"El tratamiento de episodios maniacos o incluso la terapia aguda, no es la solución primordial en esta polifacética y caprichosa enfermedad. Los principales objetivos son la atención a la estabilidad del estado de ánimo y la profilasis a largo plazo. La promoción del haloperidol como un fármaco de primera línea para la manía aguda es problemático en este contexto, ya que carece de la eficacia de mantenimiento para la depresión", apuntan los investigadores, quienes concluyen que "estos resultados enfatizan la necesidad de nuevos tratamientos para mostrar mayor eficacia o aceptabilidad de los tratamientos estándar existentes y servir como un desincentivo para el desarrollo de medicamentos que no sean de mayor coste para los pacientes", concluyen los autores.



Otros temas sobre Psiquiatría

+La depresión en mujeres aumenta el riesgo de ictus


+Un estudio publicado en Stroke: Journal of the American Heart Association revela que las mujeres con depresión tienen más riesgo de sufrir un infarto cerebral.

+Las mutaciones no heredadas causan la mitad de las esquizofrenias

+Aumentan las recetas para antidepresivos
en sujetos sin diagnóstico psiquiátrico

+Cuando una costumbre se convierte en enfermedad
por Sandra Guijarro Hijosa

+Prevención para evitar caer en malos hábitos tras retirarse del deporte
por María Lázaro Santiago

 

Los antidepresivos aumentan en sujetos sin diagnóstico psiquiátrico

 

Esquizofrenia































El DIAGNÓSTICO debería estar CONFIRMADO

Las recetas para antidepresivos aumentan en sujetos sin diagnóstico psiquiátrico
Durante los últimos años ha aumentado de manera significativa el consumo de antidepresivos entre los estadounidenses, suponiendo un gran coste y la tercera clase de medicamentos más prescritos en Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, desde 2005 a 2009, casi un 8,9 por ciento de la población estadounidense tenía al menos una prescripción en este tipo de medicamentos. Un estudio, liderado por investigadores de la Escuela Pública de Salud de Johns Hopkins, examinó las tendencias nacionales en la prescripción de antidepresivos por los proveedores no psiquiatras sin ningún diagnóstico psiquiátrico.


"Hemos observado un incremento en el uso de antidepresivos sin diagnóstico psiquiátrico entre los individuos. Casi cuatro de cada cinco recetas de antidepresivos han sido escritas por proveedores no psiquiatras", ha declarado Ramin Mojtabai, autor principal del estudio y profesor asociado en el Departamento de Salud Mental de la Escuela Bloomberg. "Entre 1996 y 2007, el número de visitas donde se recetaron antidepresivos sin diagnóstico psiquiátrico se incrementó desde el 59,5 por ciento al 72,7 por ciento y el porcentaje de proveedores que les recetó antidepresivos sin un diagnóstico psiquiátrico simultáneo aumentó del 30 por ciento en 1996 a un 55,4 por ciento en 2007".

Basándose en los datos de las Encuestas Nacionales de Atención Médica Ambulatoria de 1996 a 2007, los investigadores analizaron una muestra nacional de las visitas médicas en consultorios de pacientes mayores de 18 años durante una semana. Llevaron a cabo dos series de análisis de regresión lógica, comparando las visitas antidepresivas sin diagnóstico psiquiátrico con las visitas que sí contaban con ese diagnóstico psiquiátrico. Además, los cientídicos se dieron cuenta de que las visitas antidepresivas sin diagnóstico se concentraban en personas con condiciones de salud mental menos graves y mal definidas.

En un estudio anterior del propio Mojtabi y publicado en Journal of Affective Disorders se examinó el impacto que producía la expansión del uso de antidepresivos en la prevalencia y las características de la depresión y las ideas suicidas. Esa investigación encontró que el uso de antidepresivos reducía significativamente la prevalencia de la depresión más severa y las ideas de suicidio entre las personas con episodios de depresión severa. A la vista de los resultados, los investigadores recomendaron que los antidepresivos se prescribieran principalmente a personas con depresión grave o con un diagnóstico psiquiátrico confirmado.

"Con los no especialistas jugando un papel creciente en el tratamiento farmacológico de los trastornos mentales comunes, los patrones de la práctica de estos proveedores son cada vez más relevantes para la política de salud mental", añade Mojtabai. "En la medida en que los antidepresivos se prescriben para usos no compatibles con la evidencia clínica, puede haber una necesidad de mejorar las prácticas de los proveedores de prescripción, renovar formularios de medicamentos o llevar a cabo amplias reformas del sistema de atención de salud que incrementará la comunicación entre los proveedores de atención primaria y especialistas en salud mental", sentencia Mojtabai.



***********************************************************************************



MÁS SOBRE PSIQUIATRÍA


PROCEDEN DE DIFERENTES GENES


Las mutaciones no heredadas causan la mitad de los casos de esquizofrenia


Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) han asegurado que la proteína que altera las mutaciones tiene más de un 50 por ciento de responsabilidad en los casos de esquizofrenia ho heredada. Los datos se publican en el número de agosto de Nature Genetics.


El equipo de trabajo ha examinado los genomas de pacientes con esquizofrenia y sus familias para compararlos con grupos control sanos. Los sujetos, de ascendencia europea Afrikaner del Sur de África, fueron aislados genéticamente.

No es el primer estudio que aborda este tema, ya que hace más de 15 años, Maria Karayiorgou, autora principal de este trabajo y profesora de psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Columbia, identificó una rara mutación de novo que se da en el uno ó dos por ciento de los casos esporádicos de esquizofrenia. Y hace tres años, el mismo grupo de investigación logró identificar el genoma completo en lesiones que introducen o eliminan partes de ADN en el 10 por ciento de los casos de esquizofrenia esporádica.

Con estos progresos como precedentes, ahora intentan averiguar si otras novo mutaciones que son indetectables previamente se dan en un gran porcentaje de casos de esta enfermedad. Utilizando una secuenciación profunda, han examinado las bases de los nucleótidos de la mayoría de los genes del genoma humano y han encontrado 40 mutaciones, todas ellas provienen de diferentes genes y la mayoría son alteraciones de las proteínas.

"El hecho de que las mutaciones procedan de diferentes genes es fascinante y sugiere que muchas más mutaciones de las que sospechamos pueden contribuir a la esquizofrenia. Esto es muy probable porque la complejidad de los circuitos neironales se ve afectada por la enfermedad y son necesarios muchos genes para su desarrollo y función", declara Karayiorgou.

El hallazgo ayuda a conocer la persistencia de la esquizofrenia y la alta incidencia de la enfermedad a pesar de las largas variaciones ambientales.


Cuando una costumbre se convierte en enfermedad

 



















PSIQUIATRÍA

Afecta al 2 por ciento de la población
 
Fuente:
 

CUANDO UNA COSTUMBRE SE CONVIERTE EN ENFERMEDAD

Pequeñas manías como obsesionarse con la limpieza de la casa o lavarse demasiado a menudo las manos, suelen aceptarse socialmente como parte de la personalidad, pero pueden ser el indicio de un trastorno obsesivo-compulsivo, capaz de dominar la vida del enfermo hasta el punto de afectar a su relación con el entorno que le rodea.


Lavarse demasiado a menudo las manos, colocar con regularidad las estanterías, obsesionarse con mantener la casa siempre limpia o conductas similares, suelen ser relativamente comunes. Este tipo de manías están socialmente acepadas, consideradas como un rasgo más de la personalidad que muchas veces puede ser molesto, pero desde luego no un problema.

Sin embargo, algunas de estas pequeñas obsesiones pueden ser el indicio de un problema mucho mayor. El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) consiste en una serie de tareas repetitivas que varían dependiendo del paciente, el cual siente una gran ansiedad que sólo se ve aplacada mediante determinadas maniobras como contar monedas, abrir y cerrar puertas u obsesionarse con la higiene. Los afectados mantienen a pesar de las compulsiones, sus capacidades intelectuales intactas, por lo que son totalmente conscientes de sus actos, lo que les lleva a una situación de incomprensión, tanto familiar como social, que en ocasiones puede derivar en depresión.

Enfermedad encubierta

En torno a un dos por ciento de la población española padece TOC, lo que la convierte en una enfermedad prevalente. Sin embargo, muchos de los enfermos no acuden a un especialista al considerar que no existe ningún problema, que todo forma parte de su personalidad, lo que implica un aumento de la sensación de incomprensión, la cual puede afectar negativamente en el entorno familiar y laboral. "Los enfermos de TOC pierden mucho tiempo realizando el acto compulsivo y por ello, puede considerarse como una discapacidad", señala Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica.

Según Bobes, por esta razón el diagnóstico puede llegar con un retraso de entre 8 y 10 años, lo que dificulta su tratamiento. "Hemos mejorado los dispositivos, el problema es que el sistema social no toma este trastorno como tal", indica. "Lo importante es que los médicos detecten el problema a tiempo y manden al paciente al psiquiatra para que el diagnóstico sea más rápido".

¿Cómo se trata el TOC?

Una vez diagnosticado, la forma más común de tratar el trastorno obsesivo-compulsivo es mediante el uso de fármacos, los cuales pueden ser recetados por el propio médico de familia. Desde los años sesenta, es común el uso de antidepresivos cíclicos para combatir este tipo de trastornos, en especial la clorimipramina, aunque en los últimos años, se está generalizando el uso de otros más efectivos que afectan a la serotonina, como la fluoxetina o la paroxetina, y que han permitido una evidente reducción de las compulsiones en la mayor parte de los pacientes.

En los casos más graves, cuando otros tratamientos no han surtido efecto, también suele recurrirse a la cirugía neurológica, que consiste básicamente en quitar las conexiones cerebrales y anular los núcleos de base causantes del trastorno, de forma que el paciente pueda volver a hacer vida normal.

Para Bobes, el tratamiento psicológico también puede ayudar, especialmente a la hora de tratar la ansiedad que padece el paciente, pero sin duda, el tratamiento más efectivo en los casos de TOC es el farmacológico.

Gracias a todos estos tratamientos, actualmente es posible la cura del trastorno obsesivo-compulsivo, aunque conseguirlo supone recorrer un camino muy largo. El primer paso para ello, es detectarlo y aceptarlo como una enfermedad, acabando así con el aislamiento al que se ven sometidos los pacientes, lo que permitiría un diagnóstico más rápido y como consecuencia, un mejor tratamiento.

LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL (TCC)

 


















LA TERAPIA COGNITIVO‐CONDUCTUAL (TCC)

Fuente:
http://www.sepsiq.org/


Producido por el Consejo Editorial de Educación Pública del Royal College of Psychiatrists. Editor: Dr Philip Timms. Actualizado: Marzo 2007. Traducido en febrero de 2008 por la Dra. Carmen Pinto.
© 2009 Royal College of Psychiatrists. Este folleto se puede descargar, imprimir, fotocopiar y se distribuye gratuitamente, siempre y cuando el Royal College of Psychiatrists esté debidamente nombrado y sin ánimo de lucro. Debe obtenerse permiso para reproducirlo de cualquier otra forma del Jefe de Publicaciones. El Royal College of Psychiatrists no permite que aparezcan de sus folletos en otros sitios web, pero permite que se hagan vínculos directos.
Para obtener un catálogo de materiales de educación pública o copias de nuestros folletos, póngase en contacto con: Leaflets Department, The Royal College of Psychiatrists, 17 Belgrave Square, London SW1X. Número de registro de la organización: 228636



¿Qué es la TCC?

Es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.
La TCC le puede ayudar a cambiar la forma cómo piensa ("cognitivo") y cómo actúa ("conductual") y estos cambios le pueden ayudar a sentirse mejor. A diferencia de algunas de las otras "terapias habladas", la TCC se centra en problemas y dificultades del "aquí y ahora". En lugar de centrarse en las causas de su angustia o síntomas en el pasado, busca maneras de mejorar su estado anímico ahora.

Se ha demostrado que es útil tratando:
Este sitio ha sido desarrollado usando N.nu, obtenga su propio sitio web.(info & kontakt)

View My Stats